7 Templos en Egipto que no te puedes perder.

En plenos preparativos de tu viaje a Egipto, seguramente te preguntarás qué templos debes visitar. Nosotros en este post hemos recogido los 7 Templos en Egipto que no te puedes perder y que debes incluir en una ruta por el país, si o si. Si tu viaje es en crucero, no te preocupes por nada, ya que estos 7 Templos suelen estar incluidos en casi todos los itinerarios. Pero si lo haces por libre, como nosotros, ¡comienza a leer y anota!

 

7 TEMPLOS EN EGIPTO QUE NO TE PUEDES PERDER.

 

1. Templo de Lúxor.

Situado en el corazón de la antigua Tebas, el templo de Luxor es uno de los grandes imprescindibles en una ruta por Egipto. El templo es generoso, puesto que puedes verlo casi en su totalidad desde el exterior del recinto.

Esta antigua edificación declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es una de las grandes joyas del país. Está compuesto por diferentes elementos que pertenecen a diferentes periodos y reinados de faraones. A pesar de que el templo fue ordenado construir por Amenofis III, principalmente se erigió durante las dinastías de Amenhotep III y Ramsés II, y fue dedicado al dios Amón-Ra, considerado el dios del cielo, del sol y del origen de la vida.

En su interior podrás encontrar grandes colosos, una columnata, inscripciones y grabados en sus paredes. Especialmente nos llamó la atención observar la huella romana que había dejado esta civilización a modo de pinturas sobre jeroglíficos egipcios, así como la mezquita que se levantó en el interior del templo. En la entrada tan sólo encontramos un obelisco, puesto que el otro preside la Plaza de la Concordia en París.

Templos en Egipto


2. Templo de Karnak.

Karnak probablemente sea uno de los templos en Egipto que más tardamos en recorrer, puesto que el complejo es gigantesco. Este templo dedicado principalmente al dios Amón, fue durante siglos también uno de los centro religiosos más importantes del país. En el interior del recinto, podemos encontrar edificaciones dedicadas a otros dioses como Open, Ptah, Montu, Mut…

Hasta 30 faraones llegaron a edificar nuevas secciones en este inmenso complejo religioso, convirtiéndolo en el más grande de Egipto. Colosos, inscripciones, grabados, jeroglíficos, relieves, obeliscos… Karnak es impresionante. Pero si algo nos dejó sin aliento, esta fue sin duda la Sala hipóstila, compuesta por 134 columnas de más de 20 metros de altura. Perderse por el complejo de Karnak es un verdadero lujo y una experiencia para todos los sentidos.

Consejo. Si vas un par de horas antes del atardecer, podrás disfrutar del templo prácticamente a solas.

Templos en Egipto


3. Templo Funerario de Hatshepsut.

A diferencia del resto de templos en Egipto, el de Hatshepsut es un templo funerario. Por ello, se encuentra en el “lado de los muertos”. En Egipto, el río Nilo separa dos mundos, el de los vivos y el de los muertos. El primero, solía estar en la orilla del río Nilo por la que el sol sale, y se construían templos dedicados a dioses, casas y comercios. En el segundo, en el de los muertos (aquí se encuentra el Templo Funerario de Hatshepsut), está en la orilla del río Nilo por la que el sol se pone, y encontramos tumbas, templos funerarios y las pirámides. 

Si tenemos que hablar de templos funerarios, el de Hatshepsut es uno de los imprescindibles en cualquier ruta por Egipto. Situado al otro lado del río en la ciudad de Lúxor y próximo al Valle de los Reyes, constituye una de las construcciones más especiales e increíbles del país. Dividido en tres plantas, el monumento egipcio con un estilo más similar a la arquitectura clásica que otra cosa, conserva unas espectaculares pinturas a color en sus paredes, que hacen las delicias de cualquier viajero.

Pero, ¿quién es Hatshepsut? Hatshepsut fue la única reina faraona. Después del fallecimiento de su marido, ella reinó durante 21 años, a pesar de la disconformidad de su hijastro. Por ello, cuando esta murió y él heredó el trono, se comenzó a destruir todas las edificaciones levantadas bajo el mandato de Hatshepsut. Que una mujer gobernara no era algo habitual, ni tampoco bien visto por todos los habitantes, por lo que en todas sus representaciones, Hatshepsut es vestida con un atuendo masculino y la típica barba de faraón.

Templos en Egipto


4. Templo de Edfú.

El Templo de Edfú es otro de los claros ejemplos sobre los templos en Egipto que debes visitar en tu recorrido por el país. Edfú es un templo del Antiguo Egipto ubicado en la ribera occidental del Nilo, dedicado al dios Horus-Apolo y construido entre entre el año 237 y el 57 a.C. Se trata del segundo templo más grande de Egipto después del de Karnak, y uno de los mejores conservados.

A pesar de no ser tan transitado como otros templos del país, el de Edfú resulta obligatorio en una ruta por Egipto, debido al alto valor histórico que proporcionan sus paredes sobre el lenguaje, mitología y religión durante el mundo grecorromano en Antiguo Egipto.

Si algo diferencia a Edfú del resto de templos egipcios, es que se construyó sobre plano, siguiendo una planificación previa y no permitiendo añadir más elementos en el futuro. Esto hace que el templo resulte homogéneo y armonioso. Sin lugar a dudas, uno de los mejores templos que visitar en Egipto.

Templos en Egipto


5. Templo de Kom Ombo.

El Templo de Kom Ombo es un inusual templo doble construido durante el reinado de la Dinastía Ptolemaica, en la ciudad egipcia homónima. En el período de dominación romana se realizaron algunas ampliaciones, por lo que podemos apreciar una mezcla de estilos arquitectónicos.

El templo está dedicado a los dioses Sobek y Haroeris, por lo que todos los espacios están duplicados en este templo, para que cada uno de los dioses tuviese su espacio de culto. Hay dos patios, dos accesos, dos capillas, salas y santuarios duplicados.

Resulta uno de los templos más interesantes debido a que las inscripciones y grabados de sus paredes son unos de los mejor conservados de todo el país, a pesar de que muchas partes del templo han sido destruidas por las acciones del Nilo o por las del ser humano. En sus paredes podréis  encontrar el calendario egipcio en diferentes inscripciones y relieves, que refleja las tres estaciones de esta civilización; la siembra, la recolecta y la crecida del Nilo.

Templos en Egipto


6. Templo de Philae.

 Situado en una pequeña isla próxima a la ciudad de Asuán, se encuentra el templo de Philae, otro de las paradas obligatorias en una ruta por los templos en Egipto que no te puedes perder. Este templo declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, está dedicado a la diosa Isis y su puerta podrá recordarnos a la del templo de Edfú, aunque de menor tamaño.

Este obra faraónica situada en un enclave de ensueño, no siempre estuvo para el disfrute de sus fieles o de los turistas. Durante el s.XX, debido a la presa de Asuán, el templo quedó sumergido bajo las aguas del río Nilo por más de 70 años, y la Unesco decidió desmontarlo y trasladarlo a la isla de Agilkia, donde se encuentra actualmente, para poder conservarlo.

Templos en Egipto


7. Templo de Abu Simbel.

En medio de un increíble desierto con uno de los atardeceres más bonitos que hemos presenciado, encontramos Abu Simbel. Este enclave de alto valor histórico y arqueológico ubicado en Nubia y a escasos kilómetros de la frontera de Sudán, se compone de varios templos egipcios declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Este museo al aire libre fue excavado en roca durante el reinado del faraón Ramses II en el s.XIII a.c, como un monumento dedicado a dicho faraón y a su esposa Nefertari, con la intención de conmemorar su supuesta victoria ante la batalla de Kadesh y mostrar su poder a sus vecinos nubios. El templo está dedicado al culto del propio Ramsés, que era considerado un dios, y de las grandes deidades del Antiguo Egipto; Amón, Ra y Ptah.

Templos en Egipto


✈️Ahorra en tu próximo viaje

Esperamos que este artículo sobre los 7 Templos en Egipto que no te puedes perder  te haya sido muy útil para organizar tu próximo viaje por la tierra de los faraones. Si tienes alguna recomendación o sugerencia, no dudes en contactar con nosotros para que podamos seguir mejorando nuestro contenido. ¡Buen viaje!

Si no te quieres perder mis últimos viajes, sígueme en Instagram: @nereabados

Sígueme