25 mejores cosas que ver y hacer en Toledo

Qué ver en Toledo

Toledo es historia, arte, patrimonio, cultura, gastronomía y artesanía. La ciudad de las tres culturas nos brinda la oportunidad de visitar iglesias, sinagogas y mezquitas, así como descubrir la huella de estas en infinidad de obras y construcciones. Bañada por el río Tajo, encontramos una ciudad amurallada empapada de El Greco, Cervantes, Garcilaso o acontecimientos históricos con los Reyes Católicos, Hernán Cortés o El Cid como protagonistas.

Toledo nos sorprendió tanto, que podríamos definirla como una de las ciudades más bonitas de España. Pasear por la ciudad es como estar en un museo al aire libre, donde encontrarás arte, leyenda e historia en cada esquina. Un patrimonio de valor incalculable al alcance de todos, que merece ser recorrido y disfrutado. En este post te contamos 25 mejores cosas que ver y hacer en Toledo, que tal te puedan servir de ayuda para preparar tu viaje a la ciudad. Anota, y ¡a explorar!

25 MEJORES COSAS QUE VER Y HACER EN TOLEDO.

 

1. Visitar el Alcazar de Toledo.

Dominando la colina más alta de la ciudad, se levanta majestuoso e imponente el Alcázar de Toledo, la construcción más emblemática de la ciudad. Debido a su localización, esta zona siempre ha sido de gran importancia estratégica. Existe constancia de construcciones defensivas romanas visigodas y árabes, aunque nada tenían que ver con el aspecto actual de lo que hoy encontramos.

Carlos I de España comienza la construcción del nuevo Al Qasar (fortaleza en árabe) en la década de 1540. Tras derribar el antiguo castillo medieval que aquí yacía, diseñó un compacto y cerrado edificio organizado en torno a un espléndido patio presidido por estatuas del rey. A pesar de su diseño original, el Alcazar de Toledo nunca llegó a ser residencia del monarca. 

💡Recomendación. entres a ver sus estancias, conocer un poquito más de cerca su historia, pasear por sus inmediaciones, y disfrutar de las magníficas vistas que ofrece del centro y alrededores de Toledo. 

El Edificio, sede del Museo del Ejército y de la Biblioteca de Castilla-La Mancha, ha sufrido cuantiosos desperfectos. Sus paredes han sido testigos de acontecimientos históricos como la recepción de Hernán Cortés tras la conquista del imperio Azteca o la visita del jefe de las SS nazi Heinrich Himmler.

Sin embarcgo, estas paredes también se han visto vueltas en llamas durante las guerras de Sucesión e Independencia. La devastación más absoluta llegó tras las contiendas acaecidas durante la Guerra Civil, por lo que el Alcázar tuvo que ser restaurado casi en su totalidad.


2. Cruzar el Puente de San Martín.

El puente de San Martín es junto con el cercano puente de Alcántara una de las entradas a la antigua ciudad medieval, y uno de los lugares imprescindibles que ver en Toledo. Este se levantó inicialmente en el s. XIII tomando el nombre de la cercana parroquia de San Martín. 

Destacan sus cinco arcos ligeramente apuntados siendo el central considerablemente más grande, y los dos torreones defensivos a cada lado. El torreón más cercano a la ciudad está decorado con el escudo imperial flanqueado por la estatuas de dos reyes sedentes,  elementos añadidos bajo el reinado de Carlos II, quien también mandó ensanchar los accesos.

Las intensas batallas que libraron los reyes de Castilla Pedro I el Cruel y su hermanastro Enrique II de Trastámara a mediados del s. XIV dañaron gravemente su estructura y, tras su reconstrucción, se añadieron elementos defensivos como puertas, almenas y matacanes propios de de la época bajo medieval.

Se trata de uno de los lugares más bonitos del centro histórico, ya que ofrece unas magníficas vistas de la ciudad amurallada de Toledo.  Un lugar perfecto en el que hacer un pequeño descanso en tu ruta.


3. Alucinar con el Monasterio de San Juan de los Reyes.

El monasterio de San Juan de los Reyes, máximo exponente del gótico hispano-flamenco, es uno de los edificios más bonitos que ver en Toledo. Ordenado construir por los Reyes Católicos para conmemorar la victoria de Toro y el nacimiento del príncipe Don Juan, fue también diseñado como panteón real aunque no llegó a ser el lugar de enterramiento de los monarcas. 

La iglesia, decorada con esmero, se diseñó como homenaje a Reyes Católicos. Un imponente y espectacular exterior nos sorprende a nuestra llegada. En su fachada principal destaca la escultura de unas cadenas que representan a los cristianos cautivos que fueron liberados por Fernando el Católico en la toma de Málaga y Baeza. La joya del recinto la encontramos en el claustro, dos pisos llenos de grandes ventanales bordeados con frisos decorados con motivos animales y vegetales.

qué ver en Toledo


4. Pasear frente al Palacio de la Cava.

El Palacio de los Duques de Maqueda, popularmente conocido como La Cava, es otro de los grandes imprescindibles que ver en Toledo. Situado frente al Monasterio de San Juan de los Reyes, el palacio destaca por los restos de estilo mudejar conservados desde el s.XIV. Estas paredes han sido testigo del paso de los siglos y de numerosas leyendas, pero al tratarse de una propiedad privada, tan sólo podemos disfrutar de su exterior.


5. Entrar en la Sinagoga de Santa María la Blanca.

La sinagoga de Santa María la Blanca es el reflejo del esplendor pasado de la cultura sefardí en la ciudad. De hecho, la sinagoga llegó a ser la mayor de entre las diez que había en la ciudad, y en la actualidad sigue siendo uno de los lugares más alucinantes que ver en Toledo.

Este templo del año 1180 construido creada por canteros musulmanes, destaca por su estilo mudéjar y la riqueza de los elementos decorativos de su interior. Su “bosque” de arcos de herradura sobre columnas blancas coronadas por capiteles y ornamentación de tallos de piñas y volutas, se ha convertido en toda una delicia para los amantes de la historia y el arte.

La visita al interior es súper recomendable. Perderse entre sus columnas y admirar cada detalle, nos hizo viajar a épocas pasadas durante la visita. Si accedes a su interior, ¡cuéntanos si a ti también te recuerda ligeramente a la Mezquita Catedral de Córdoba!

Qué ver en Toledo sinagoga
Foto vía Toledo Monumental.

6. Descubrir a El Greco en la Iglesia de Santo Tomé.

Visitar la Iglesia de Santo Tomé es otra de las mejores cosas que hacer en Toledo. La iglesia fue construida en el s.XII sobre un solar que ocupó una antigua mezquita, aunque con el paso de los siglos su estado se fue dañando tanto, que decidieron reedificarla por completo. En el s.XIV se levanta la Iglesia de Santo Tomé que hoy conocemos, a cargo de Gonzalo Ruiz de Toledo, Señor de Orgaz.

Hemos de admitir que su exterior no nos impresionó mucho, a excepción de su campanario cristiano añadido al antiguo alminar musulmán, que supone una de las mejores muestras del arte mudéjar toledano. Sin embargo, adentrarse en su interior, es adentrarse en un auténtico museo.

Dentro de la iglesia destacan la Capilla de la Concepción, donde yacen los restos del propio Señor de Orgaz. De igual manera, la pila bautismal del s.XVI o la talla de mármol de la virgen del s.XII. Por encima de todo, el protagonismo se lo lleva la obra más famosa y representativa de El Greco, El entierro del Conde de Orgaz. Poder admirar en persona esta espectacular pintura de 1588 es una de las grandes oportunidades que brinda la ciudad de Toledo.

qué ver en Toledo


7. Visitar el Museo de El Greco.

Si te gusta el arte y la historia, visitar el museo de El Greco es otra de las mejores cosas que ver y hacer en Toledo. Se trata de una casa-museo dedicada a conocer la obra del pintor Doménikos Theotokópoulos, el Greco, único lugar de estas características en nuestro país.

El artista griego, pasó parte de su vida en Italia estudiando el estilo de Tiziano y el manierismo de Miguel Ángel, hasta establecerse definitivamente en 1577 en Toledo hasta el día de su muerte. En el interior el museo podemos descubrir obras de este artista irrepetible, y comprender de primera mano la influencia de la cultura y sociedad toledana en sus pinturas. La visita es súper recomendable.


8. Cruzar la Puerta del Cambrón.

Cruzar la espectacular Puerta del Cambrón es otra de las mejores cosas que ver y hacer en Toledo. Esta construcción renacentista de origen musulmán servía de entrada a la antigua ciudad de Toledo. Conocida también como la Puerta de lo Judíos, por marcar el inicio de la judería toledana, estos muros han sido testigos mudos de algunos de los acontecimientos históricos más importantes de Toledo.

Esta espléndida fortaleza data del año 1576 y cuenta con un amplio patio de armas, cuatro torres y dos arcos que te harán viajar en el tiempo irremediablemente. En sus fachadas podrás avistar el escudo de la ciudad, el de Felipe II, y una escultura de Santa Leocadia, patrona de la ciudad.

qué ver en Toledo


9. Estilo mudéjar en la Iglesia de San Bartolomé.

Existiendo documentación que sitúa su construcción en torno al año 1145,  la Iglesia de San Bartolomé es una de las iglesias de estilo mudéjar más importantes que ver en Toledo. Como ocurre con muchos de los edificios toledanos, el templo tiene pasado musulmán, y posteriormente se reedificó sobre este.

Durante los siglos, la Iglesia de San Bartolomé ha sido objeto de numerosas modificaciones, entre la que destaca la total reconstrucción de la nave de la torre que se desplomó en 1870. Siete años más tarde volverían las obras para integrar la iglesia dentro del convento de Jerónimas de la Reina.

Sin lugar a dudas nos quedamos con su exterior, donde los detalles moriscos son una auténtica delicia artística. En su interior destacan las capillas dedicadas a Santa Catalina y a Nuestra Señora de Loreto.

Qué ver en Toledo


10. Restos visigodos en la Iglesia de San Sebastián.

La Iglesia de San Sebastián es una de las más antiguas de la ciudad, y otro de las mejores cosas que ver y hacer en Toledo. Se trata de otra de las iglesias de estilo mudéjar más importantes que ver en la ciudad, aunque menos conocida debido a que está algo más alejada del casco histórico de Toledo.

Situada en el antiguo barrio medieval de curtidores, la Iglesia de San Sebastián parece haber sido erigida sobre una antigua mezquita del s.X, ya que en su interior se han encontrado trazas de un edificio islámico además de materiales romanos y visigodos. En 1168 ya aparece citada como iglesia mozárabe, por lo que estamos frente a unos muros con más de 900 años de historia. ¡Espectacular!

Tras varias reformas y restauraciones, en la actualidad podemos disfrutar de un templo con arco de herradura, pila y puerta de la época islámica, así como capiteles visigodos. Este espacio dejó de ser de culto para ofrecer un lugar de cultura para los toledanos. En la actualidad, la Iglesia de San Sebastián es una sala de exposiciones que además ofrece conciertos.

Qué ver en Toledo


11. Descubrir la leyenda de Pozo Amargo.

El pozo amargo se ha convertido en uno de los lugares más visitado de Toledo, debido a su peculiar leyenda. Situado en el centro de una pequeña plazoleta encontramos un pozo con brocal de piedra y estructura superior de metal. Hay constancia de que en este mismo lugar existía un por ya en el año 1093.

La leyenda de este enigmático lugar cuenta que Raquel, hija de un poderoso rabino de Toledo, y Fernando, cristiano y de clase noble, se enamoraron perdidamente. Estos, siendo conscientes de su amor imposible, se citaban por la noche junto al pozo que se encontraba en el jardín de la casa de Raquel. Leví, el padre de Raquel, asestó una puñalada mortal a Fernando tras descubrir el amorío entre ambos. Raquel, desconsolada, lloró día y noche hasta llenar el pozo de amargas lágrimas. La historia cuenta que Raquel finalmente se lanzó al fondo Del Pozo para reunirse con su amado.


12. Fotografiar el Ayuntamiento de Toledo.

El Ayuntamiento de Toledo es un imponente edificio que alberga la sede institucional, y se trata de otra de las mejores cosas que ver y hacer en Toledo. Situado frente a la Catedral, encontramos un majestuoso edificio diseñado entre otros por el hijo de El Greco, que se construyó durante 128 años.

El Ayuntamiento, con dos torres flanqueando la fachada principal, es uno de los grandes atractivos del edificio. Su interior alberga interesantes detalles y estancias como una sala capitular decorada con pinturas y azulejos del s.XVIII, así como un pequeño oratorio barroco y una antigua puerta de estilo múdejar.

Sin lugar a dudas, la Plaza del Ayuntamiento es una de las estampas más bonitas de la ciudad. El arzobispado, la catedral y el ayuntamiento forman un triángulo dorado que hace de la plazoleta un auténtico museo al aire libre. Pasear por aquí es una absoluta maravilla.


13. Alucinar con la Santa Iglesia Catedral Primada de Toledo.

Otro de los lugares más alucinantes que ver en Toledo es la Santa Iglesia Catedral Primada de Toledo. Este templo católico de estilo gótico e influencias francesas,  comenzó a ser erigido 1226, pero no sería finalizado hasta 1493 bajo el mando de los Reyes Católicos.

Situada frente al Ayuntamiento de Toledo, su exterior nos recibe con una espectacular torre de influencia mudéjar que alcanza los 92m de altura. En su fachada podemos observar tres portadas; la del perdón, la del reloj y la de los leones. Su cúpula, así como cada uno de sus ricos detalles, hacen de la Catedral el templo más bonito y espectacular de Toledo.

Su interior nos recibe con un majestuoso espacio de más de 120m de largo y 60m de ancho, repartidos en 5 naves y 72 bóvedas. Este lugar de enterramiento de reyes, nos deja sorprendidos con su capilla mayor, el retablo, la capilla mozárabe, las vidrieras, la sala capitular y la obra el transparente. La visita a la Catedral Primada de Toledo es una verdadera pasada desde su inicio a su fin, un verdadero museo en cada rincón.


14. Cuevas de Hércules.

Las Cuevas de Hércules es un otra de las mejores cosas que ver y hacer en Toledo. Se trata de un valioso espacio arqueológico envuelto en misterios y leyendas. Este lugar tuvo la función de depósito subterráneo de abastecimiento hidráulico en época de dominio romano, y posteriormente se realizaron modificaciones visigodas, musulmanas y cristianas.

La tradición popular cuenta que el lugar fue labrado inicialmente por Hércules el Egipcio e impartía aquí sus conocimientos sobre las ciencias ocultas. También sirvió de refugio para cristianos perseguidos por los árabes y, después, para árabes y judíos perseguidos por cristianos. Las cuevas se utilizaron como templo pagano una vez el cristianismo se había hecho con el control de Toledo. 

Otra leyenda popular sitúa en este punto el inicio de la caída de la península en favor de los árabes. El último rey godo, Don Rodrigo, se adentró en las cuevas pese a que estaba prohibido a los mortales y su divulgación acarrearía grandes males. A partir de aquí la historia es de sobra conocida. El miedo a este lugar se fue acrecentando y finalmente en 1546 se tapiaron hasta bien entrado el siglo XIX. 

QUÉ VER EN TOLEDO


15. Cruzar la Puerta del Sol.

La puerta del Sol es una imponente fortificación que se ha convertido en uno de los lugares más fotografiados de Toledo. En su origen, alrededor del s.X, fue una torre que defendía la entrada de la ciudad. Así lo atestiguan los arcos de herradura interiores que han perdurado.

Con el paso del tiempo se fueron realizando diversas modificaciones en estilo mudéjar toledano y utilizando materiales típicos como mampostería, sillares y ladrillo. Pese a contar con matacanes, buhardas, almenas y otros elementos militares su función cambió, y pasó a ser más un arco triunfal que defensivo.

La fachada principal la forma un cuerpo central con un gran arco túmido que enmarca otro de herradura islámico. En el siglo XVI se decide añadir sobre el arco un altorrelieve que representa la Catedral bajo la Luna y el Sol y por este motivo recibe su nombre actual. Sin lugar a dudas, una de las puertas más bonitas de la Toledo, que bien podría parecer el set de alguna superproducción histórica. 

QUÉ VER EN TOLEDO


16. Mezquita del Cristo de la Luz, el monumento más antiguo de Toledo.

Visitar la Mezquita del Cristo de La Luz es otra de las mejores cosas que ver y hacer en Toledo. Se trata de una espectacular construcción del año 999, en plena época de esplendor del Califato de Córdoba. Esta Antigua Mezquita, conodida en la actualidad como Ermita del Cristo de La Luz, es el monumento en pie más antiguo de Toledo.

Se trata de una de las construcciones más relevantes de la arquitectura hispano-musulmana y mudéjar en España, y el elemento más importante de arte islámico de Toledo. Los arcos de herradura árabes fueron coronados con capiteles reutilizados de la época visigoda y la cabecera románico-mudéjar del siglo XII,  suponen la representación gráfica de cómo las diferentes culturas se han influenciado mutuamente en la ciudad. 

qué ver en Toledo


17. Pasear por Zocodover.

Dar un paseo por Zocodover es otra de las mejores cosas que ver y hacer en Toledo. Zocodover, a pies del Alcázar, ha sido el centro neurálgico de la vida social y comercial de Toledo durante siglos. Nosotros accedimos a esta coqueta plazoleta flanqueada por coloridos edificios porticados por el Arco de la Sangre.

Zocodover no siempre tuvo el aspecto que hoy en día conocemos. Tras varios proyectos de reforma, no fue hasta 1854 cuando se modificó su trazado y se reorganizó para generar la plaza rectangular porticada que vemos en la actualidad. Este emplazamiento es uno de los lugares históricos más relevantes de la ciudad de Toledo, puesto que ha acogido eventos como recepciones de reyes y altos mandos, y autos de fe.

Zocodover, es un lugar idóneo en el que dar un paseo, disfrutar de la vida más auténtica de los toledanos, realizar algunas compras, tomar un café en alguna de sus cafeterías o degustar productos típicos de la zona. Sin lugar a dudas, una visita súper recomendable.


18. Disfrutar de las vistas del Mirador del Río Tajo.

Toledo es famosa también por la cantidad de miradores desde los que obtener una espectacular panorámica de la ciudad. Disfrutar de las vistas del Mirador del Río Tajo es otra de las mejores cosas que ver y hacer en Toledo.

Este mirador en concreto es una delicia. Nos ofrece una de las mejores vistas del Alcázar, del Puente de Alcántara y el conjunto amurallado. Al haberse conservado tan bien muchas de las estructuras medievales, no pudimos evitar imaginarnos la vida aquí unos siglos atrás. Desde luego, la postal que nos regala el Mirador del Río Tajo es para degustar con calma y a fuego lento.


19. Cruzar el Puente de Alcántara.

Uno de los puentes que conectan la ciudad y que tienes que ver en Toledo es el de Alcántara. Este popular e histórico puente se encuentra situado bajo el castillo de San Servando. Construido por los romanos, era el acceso frecuentado por peregrinos y caballeros a la antigua ciudad de Toledo.

Con 58m de altura y casi 200m de largo, el Puente de Alcántara descansa sobre dos arcos, uno de estilo barroco. Pero el Puente de Alcántara no siempre lució así. En época de dominio árabe, fue reconstruido y le fue otorgado el nombre de Al-qantara (traducido como puente). Posteriormente, Alfonso X le añadió un torreón, y los Reyes Católicos mandaron esculpir su propio escudo de armas.

Todo esto evidencia en cada uno de los detalles del Puente de Alcántara su importante valor histórico, artístico y cultural. Toledo nos ofrece un patrimonio sin igual en cada rincón, un verdadero museo al aire libre, en el que podemos disfrutar de auténticas obras de manera totalmente gratuita.


20. Visitar el Castillo de San Servando.

El Castillo de San Servando es una de las mejores obras de arquitectura militar mudéjar de España, y por supuesto, otra de las mejores cosas que ver y hacer en Toledo. Este Castillo fue inicialmente levantado como monasterio en 1024,  pero su posición estratégica hizo que pronto se convirtiera en un baluarte defensivo de la ciudad frente a las incursiones árabes.

Con el paso del tiempo, el Castillo de San Servando fue perdiendo importancia, hasta caer casi en el olvido. No fue hasta que en 1874 fue declarado Monumento Artístico Nacional, y a partir de entonces, sometido a varias restauraciones. En la actualidad funciona como albergue y lugar de celebración de cursos y conferencias.

La leyenda cuenta que el propio Cid se alojó en sus dependencias antes de reconciliarse con el rey. También una historia popular asegura que un fantasma lo habita y que por las noches se le puede ver recorriendo las almenas. Sea como fuere, lo que tenemos claro es que desde el Castillo de San Servando se obtienen unas espectacular vistas de la ciudad del río Tajo a su paso por la impresionante ciudad de Toledo

qué ver en toledo


21. Atardecer en el Mirador del Valle.

Como te decíamos, Toledo dispone de varios espectaculares miradores en sus alrededores. El Mirador del Valle es uno de los más populares, debido a que ofrece la panorámica más completa de Toledo. Tomar una foto desde el Mirador del Valle se ha convertido en una de la mejores cosas que ver y hacer en Toledo.

Desde aquí podrás vislumbrar con claridad todo el centro histórico,  destacando el Alcázar de Toledo en lo alto de la colina y la Catedral Primada de Toledo. También se puede ver fácilmente el Monasterio de San Juan de los Reyes, así como la Mezquita del Cristo de la Luz o la Iglesia Santo Tomé. El río Tajo completa una imagen de postal en tonos tierra.  

Al encontrarse en una carretera de circunvalación algo mas alejado, la mejor opción para llegar hasta el mirador es en coche o a través del autobús turístico que recorre los principales monumentos de la ciudad. Venir a ver el atardecer al Mirador del Valle, es de las mejores actividades que hacer en Toledo. 


22. Perderte por la Judería.

Perderte por la Judería de la ciudad es otra de las mejores cosas que ver y hacer en Toledo. La judería  supone un conjunto monumental de gran importancia en la ciudad, compuesto de estrechas callejuelas que fueron testigos mudos de la ciudad de las tres culturas; la convivencia de judíos, cristianos y musulamanes.

Convivencia es un término un poco optimista e ídilico, puesto que durante siglos la comunidad sefardí fue perseguida en numerosas ocasiones pese a contar con importantes puestos en la administración real. En 1492, Reyes Católicos terminaron por expulsarlos de Toledo, aunque en la actualidad todavía podemos intuir su paso por la ciudad a través de restos artísticos y arquitectónicos.

Todavía puedes perderte por estas callejuelas, visitar dos de las diez sinagogas que todavía quedan en pie, Sinagoga del tránsito y Sinagoga de Santa María la Blanca, o vislumbrar puertas. En los últimos años se ha creado el Museo Sefardí, además de señalizar mediante azulejos los límites de la Judería de Toledo, para poder acercarnos este periodo histórico a turistas y toledanos.

que ver y hacer en Toledo


23. Visitar el Museo de Santa Cruz.

Levantado en el antiguo Hospital de Santa Cruz del Cardenal Mendoza, el Museo de Santa Cruz es otro de los lugares imprescindibles que visitar en Toledo. Este edificio de estilo plateresco renacentista, alberga importantes colecciones sobre arqueología romana, visigoda, árabe y mudéjar.

Ofrece también una valiosa e interesante colección de pintura toledana del periodo de s.XVI-XVII, entre las que destacan las maravillosas pinturas de El Greco La Inmaculada Concepción y La Verónica con la Santa Faz. La visita merece totalmente la pena ya sólo por poder tener la oportunidad de ver en persona estas de joyas de El Greco. Aquí podrás encontrar toda la información sobre tarifas y horarios. 


24. Iglesia de Santiago el Mayor.

Junto a la puerta de Bisagra, en el barrio llamado del Arrabal, se encuentra la iglesia de Santiago el Mayor. Construido en ladrillo y mampostería en el s.XIII, estamos frente al conjunto mudéjar más imponente de Toledo.

Catalogado como Bien de Interés Cultural, nos sorprende por sus puras líneas y sus espectaculares dimensiones. Arcos de herradura, ábsides semicirculares y símbolos como la Mano de Fátima conviven con naves y bóvedas góticas, y un retablo renacentista. Sin lugar a dudas, una clara evidencia gráfica del pasado de la ciudad. Merece la pena entrar en su interior, pero merece especialmente la pena rodearla y alucinar con todos y cada uno de los detalles.

qué ver en Toledo


25. Probar comida local.

Por supuesto, no puedes marcharte de Toledo sin probar su típica y tradicional comida. Uno de los platos más típicos y deliciosos es La Carcamusa, carne guisada con tomate y guisantes. Se dice que el Bar Ludeña, exponente de la gastronomía toledana desde 1954 y uno de esos locales de toda la vida, fue el creador de este espectacular manjar.

Sea como fuere, tienes que probar La Carcamusa. Si prefieres otros platos típicos, el casco histórico está repleto de coquetos locales que ofrecen los platos estrella de la gastronomía toledana como; el Cocido “Tres vuelcos”, Cochifrito, Arroz a la Toledana, Perdíz a la Toledana, Venado o Truchas a la Toledana. Como postre, un buen Mazapán y Las Toledanas.


 

🗺️  Cómo llegar a Toledo. 

✈️ Avión.  Toledo no cuenta con aeropuerto propio, pero a menos de 1h se encuentra el Aeropuerto Internacional de Madrid.  Llegar a Madrid en avión, y posteriormente tomar otro medio de transporte de Madrid a Toledo, es la forma más sencilla de visitar la ciudad manchega.

🚂 Tren. Una de las mejores opciones para llegar a Toledo es el tren. Existen directos en tren desde Madrid a Toledo, así como desde otras ciudades españolas como Barcelona, Córdoba o Valencia… Una forma económica y más sostenible de llegar a la ciudad.

🚌 También puedes encontrar autobús a Toledo desde Madrid. La terminal de autobuses de Toledo se encuentra en la Avda. de Castilla. Un trayecto algo más largo que el tren, pero también más económico.

🚗 Debido a su excepcional situación geográfica, Toledo se encuentra muy bien comunicada también por carretera. Toledo se encuentra a 72kms de Madrid, y podrás llegar desde la capital a Toledo tomando la autopista A-42 o la autovía de Toledo. Existen varios parkings gratuitos a las afueras de Toledo, y poder llegar a pie hasta el centro histórico.


🛏️ Dónde dormir en Toledo. 

A pesar de no ser una ciudad muy extensa, dormir en Toledo es súper factible. Su  espectacular patrimonio histórico  y cultural, han convertido a Toledo en una de las ciudades más turísticas de España.  Debido a ello, encontramos muchísima oferta y variedad de precios, con una excelente relación calidad-precio. Te dejamos aquí nuestro alojamiento en Toledo y otras recomendaciones  de algunos de los mejores alojamientos la ciudad.

Hoteles en Toledo
Nuestro alojamiento en Abad Toledo. Foto vía Booking.

✈️Ahorra en tu próximo viaje

Esperamos que este artículo sobre los que ver y hacer en Toledo, 25 Lugares Imprescindibles te haya sido muy útil para organizar tu próximo viaje por la ciudad manchega. Si tienes alguna recomendación o sugerencia, no dudes en contactar con nosotros para que podamos seguir mejorando nuestro contenido. ¡Buen viaje!

Si no te quieres perder mis últimos viajes, sígueme en Instagram@nereabados

Sígueme