14 escenarios de la Segunda Guerra Mundial en París.

Segunda Guerra Mundial París

París ha sufrido y mucho a lo largo de toda la historia de la humanidad, y sin embargo parece ser eterna. París tiene mil rincones con encanto que sólo sus ciudadanos deben saber la fórmula exacta para no perder la esencia y su alto valor artístico, histórico y cultural. Pero París es mucho más que los monumentos más turísticos que encontramos en las agencias de viajes y guías de bolsillo. París es historia viva, historia en sus calles, historia en sus exposiciones y en sus bares. Por ello, os proponemos hacer un tour diferente por la ciudad de París, un tour delicado y enriquecedor, un tour que te llega al alma. Os contamos los 14 escenarios que están ligados a la Segunda Guerra Mundial en París. 

El régimen nazi tomó la ciudad de París sin grandes dificultades el 17 de junio de 1940. Tomaron edificios emblemáticos, hacinaron judios, hicieron preso y asesinaron a todo aquel que no comulgase con sus valores y principios, quemaron y expoliaron propiedades, izaron sus banderas con la esvástica por demasiados rincones, deportaron a miles de personas a campos de concentración, fotografiaron sus “hazañas” y pasearon por sus calles como si la ciudad estuviese a sus pies, que lo estaba.

Hitler estaba fascinado con la belleza y el carácter noble de la ciudad parisina. Según se dice, pisar París era todo un sueño cumplido para el Führer. Hitler sólo paseó una vez por París, el 28 de junio de 1940, en el cual hizo una ruta turística de algo más de tres horas. Estas tres horas le sirvieron para comunicarle a su arquitecto de cabecera que debía acelerar los trabajos para el Nuevo Berlín, cuya grandiosidad y belleza debía superar a la de París, y dejar a la ciudad francesa en un segundo plano.

Sin embargo, los sueños del alemán se truncaron cuando la Wehrmacht comenzó a perder territorios, y París comenzó a peligrar. Ante este miedo de perder el poder sobre París, Hitler ordenó quemar los monumentos más emblemáticos de la ciudad y arrasarla, para evitar que cayera en manos aliadas. Es aquí donde surge la famosa pregunta de; “¿Arde París?” A lo que afortunadamente para la especie humana, se le respondió que “no”.

14 ESCENARIOS DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL EN PARÍS.

1. Trocadero.

11 días mas tarde la toma de París, Hitler paseaba por las calles parisinas extasiado. El Führer fue acompañado por su séquito, militares del régimen nazi de su máxima confianza. La ruta comenzó hacia las 05.30h de la madrugada, puesto que el alemán no quería causar revuelo ni ser visto por muchos habitantes de la capital francesa.

Una de las paradas más significativas de la ruta que realizaron los nazis para mostrarle a Hitler la grandiosidad de París, fue Trocadero. Aquí se tomó una de las fotos más famosas de la visita, y que posteriormente, pasaría a la historia. La bandera nazi ya ondeaba en lo alto de la Torre Eiffel, y desde esta especie de balconcillo que se encuentra en Trocadero, Hitler admiró la belleza de la ciudad que ya poseía entre sus manos.

En la foto (superior) observamos al nazi acompañado de varios militares, con la Torre Eiffel a sus espaldas. Mucho se ha hablado sobre este momento y sobre la pensativa cara del alemán. ¿Qué estaría tramando? Nunca lo sabremos con exactitud, pero el resto de la historia nos da varias pistas.

Segunda Guerra Mundial París


2. Campos Elíseos.

Los campos elíseos fueron escenario de tres momentos históricos de vital importancia durante la Segunda Guerra Mundial.

  1. La ocupación. El 17 de junio de 1940, cuando los nazis habían tomado París, la Wehrmacht desfiló por esta imponente avenida con sus blindados y mejores acorazados, ondeando sus banderas e ideales vestidos con esos escalofriantes uniformes firmados por Hugo Boss. Finalmente, varios militares colocaron una bandera con la esvástica ondeando en lo alto del Arco del Triunfo. París ya estaba bajo el control nazi.
  2. La visita. El 28 de junio de 1940, en la visita de Hitler a París, hubo una parada en el arco del Triunfo, en la que el Führer bajó de su coche para admirar la majestuosa obra encargada por Napoleón y pasear frente al monumento al soldado desconocido.
  3. La liberación. Los peores temores de las tropas alemanas afincadas en la capital se hicieron palpables cuando la unidad acorazada del general Philippe Leclerc desfiló por la misma avenida que cuatro años atrás lo habrían hecho los nazis. Es imposible hablar sobre la liberación de París y no hablar de “la Nueve”. La 9ª Compañía de la 2ª División Blindada de la Francia Libre, estuvo liderada por Amado Granell y compuesta por republicanos españoles que tras el exilio y el maltrato del gobierno francés, acabaron en las unidades de la resistencia comandadas por Charles de Gaulle. Es por ello que en el paseo que realizó el ejercito francés el 24 de agosto de 1944 por avenidas de París como la de los Campos Elíseos, hubiese soldados españoles y blindados con nombres como “Toledo”, “Guadalajara”, “Guernica”, “Belchite”, “Madrid”, “Jarana”, “Santander”, “Ebro”…

Segunda Guerra Mundial París


3. Jardines de Luxemburgo.

Los Jardines de Luxemburgo fueron otro de los escenarios más relevantes durante la WWII en París. María de Médicis, reina consorte de Francia en 1612, mandó construir este palacete con jardines, ya que echaba de menos los espacios típicos de su país, Italia.

Este espacio no sólo lo vieron atractivo reyes, senadores, nobles y el pueblo francés, también le conquistó al régimen nazi. Por ello, el palacio de los Jardines de Luxemburgo fue el cuartel general de la Wehrmacht durante la toma y posesión de París. Es más, los nazis decidieron hacer su propia urbanización al más puro estilo Haussmann, y excavar en sus jardines para construir un búnker.

Segunda Guerra Mundial París


4. Las catacumbas de París.

Tras la rendición de París durante la Segunda Guerra Mundial, los complejos pasadizos subterráneos que se extienden por todo París y llamados Catacumbas, fueron el escondite perfecto para ubicar el cuartel general de la resistencia. Los alemanes, tras saber de la existencia de esta compleja red subterránea, decidieron ocupar parte de esta y formar sus propios búnkers, lo que desencadenó en fuertes enfrentamientos entre ambos bandos.

Dichos enfrentamientos clandestinos se mantuvieron en las Catacumbas desde la ocupación de París, hasta su liberación cuatro años más tarde. Tras el final de la guerra, el acceso a esta red subterránea quedó prohibido, siendo únicamente legal desde 1955 visitarlas acompañados.

Segunda Guerra Mundial París


5. Estación de Tren d’Orsay.

El Museo de Orsay fue inaugurado en 1986 por el presidente Mitterrand, aprovechando la estructura de la que había sido la antigua estación de Orsay. La estación fue construida durante la Exposición Universal de 1900 junto con la Torre Eiffel, para recibir a los visitantes y delegaciones extranjeras.

Sin embargo, su actividad cotidiana se vio interrumpida durante la Segunda Guerra Mundial. La estación fue utilizada durante cuatro eternos años como centro de expedición para los paquetes destinados a los soldados que se encontraban en el frente, así como también sirvió como centro de repatriación de prisioneros franceses que regresaban de Alemania al término de la guerra.

En la década de los 50, la estación acabó siendo desmantelada. Por fortuna, se le dio una segunda oportunidad hasta convertirse en uno de los museos mejor valorados a nivel global.

 Segunda Guerra Mundial París


6. Memorial de la Shoah.

En el célebre barrio de Le Marais, en pleno corazón de París, se encuentra el Memorial de la Shoah. Justo en este lugar exacto se encuentra el memorial del Mártir Judio Desconocido, debido a que en esta zona de París había un gran número de habitantes judíos. Este emotivo y conmovedor memorial de la Shoah abrió sus puertas 60 años después de la liberación del campo de Auschwitz, en el año 2005.

El lugar de memoria alberga un museo dedicado a la historia judía durante la WWII, así como un centro de documentación judía contemporánea. En el interior, observamos el Muro de los nombres, en el que están grabados los nombres de los 76.000 judíos deportados de Francia. La cripta, símbolo de seis millones de judíos muertos sin sepultura, alberga la tumba del Mártir Judío Desconocido con su llama eterna, invitando al recogimiento. Por último, en la parte exterior del memorial se encuentra el Muro de los Justos, que rinde homenaje a los 2693 franceses que tuvieron el valor de proteger a los judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

El Memorial presenta regularmente exposiciones temporales, además de organizar actividades pedagógicas, proyecciones, coloquios y conferencias sobre la historia de la Shoah. Sin lugar a dudas, uno de esas visitas que te arrugan el alma y emocionalmente agotadoras, pero que consideramos totalmente necesaria.

Segunda Guerra Mundial París


7. Esculturas de Churchill y de Gaulle.

Frente a los terrenos del Petit Palais y en la avenida homónima, se encuentra una estatua de bronce de Sir Winston Churchill, primer ministro británico aliado con el pueblo francés durante la Segunda Guerra Mundial.

La estatua, obra del escultor Jean Cardot, fue modelada sobre una foto que se había tomado del inglés mientras caminaba por la Avenida de los Campos Elíseos en la marcha de la Victoria con el líder de la Segunda Guerra Mundial, el general Charles de Gaulle. La estatua se encuentra sobre una gran base que incluye su famosa frase pronunciada el 4 de junio de 1940, que decía; “We Will Never Surrender”.

La otra estatua, la de Charles de Gaulle, obra también del escultor Jean Cardot, la encontramos situada en la avenida de los Campos Elíseos, justo frente al Grand Palais. Usando la misma técnica que para la escultura anterior, fue modelada sobre una foto que se había tomado del primer presidente francés mientras caminaba en la marcha de la Victoria con Churchill. Sin lugar a dudas, dos de las figuras más relevantes en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, la victoria de los aliados y la liberación de terrenos Europeos en manos nazis.

Segunda Guerra Mundial París


8. Memorial de los Mártires de la Deportación.

¿Cuantas veces habéis estado en París caminando por las inmediaciones de Notre Dame y admirando la perfección arquitectónica de la Catedral? Pues probadamente coincida con la cantidad de veces que habéis pasado por alto que justo a vuestras espaldas, estaba el Memorial de los Mártires de la Deportación.

El memorial de los Mártires de la Deportación es un monumento dedicado a la memoria del conjunto más de 200.000 deportados de la Francia de Vichy a los campos de concentración Nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Este fue construido a iniciativa de la asociación de supervivientes franceses “Réseau du Souvenir” que lo donó al estado el 29 febrero de 1964. Su arquitectura contribuye a evocar el sufrimiento de aquellos que fueron deportados y a incitar al visitante a la reflexión y a la meditación.

Segunda Guerra Mundial París

No sólo la crueldad de lo que vamos a presenciar dentro del memorial nos arrugará el alma. Nada más bajar una estrecha escalera, el monumento recuerda rápidamente a un búnker de piedra natural en bruto, por lo que las sensaciones y emociones se magnifican por segundos. El interior cuenta con salas a baja luz, estrechos pasillos de piedra, ventanas con rejas de barras angulares, una pared con 200.000 cilindros de vidrio que simbolizan las innumerables víctimas de la deportación a campos nazis, así como una tumba con los restos mortales de un deportado desconocido perecido en el campo de concentración de Struthof-Natzweiler.

A lo largo del recorrido por diferentes salas con paneles explicativos y proyecciones de video, así como con inscripciones en la pared con todos los campos de concentración extendidos a lo largo y ancho de toda Europa, no podemos evitar tener una sensación extraña. Por un momento, parece que estamos en otro mundo, y como si todo lo que hay ahí fuera se hubiese detenido. La visita concluye con una sala que alberga varios nichos y urnas que contienen tierra proveniente de los diferentes campos y cenizas recogidas en los hornos crematorios. Sobre los muros se encuentran inscritos extractos de poemas y citas de reconocidos autores como Antoine de Saint-Exupéry o Jean-Paul Sartre.

Segunda Guerra Mundial París


9. Cementerio Père-Lachaise.

Situado en el barrio de Le Marais, se encuentra el el cementerio más visitado del mundo, el cementerio de Père-Lachaise. Entre sus más de 800.000 inquilinos que yacen en paz, podemos dar con personajes célebres como Edith Piaf, Jim Morrison, Delacroix, Pissarro, Chopin, Molière, Balzac, Oscar Wilde…

En este lugar de sepultura yacen también los restos de víctimas de diferentes conflictos bélicos. Aquí se encuentran diferentes monumentos en homenaje a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial y las víctimas del Genocidio. También existe un pequeño memorial a las víctimas españolas caídas durante este conflicto, y los restos de una de las más mayores representaciones españolas de esta lucha yace aquí, Francisco Boix.

Aunque la visita pueda parecer algo tétrica, consideramos que es parte de nuestra historia. Por doloroso, infame y truculunto que sea nuestro pasado, siempre es buena idea acercanos a comprender de donde venimos. Por ello, recomendamos absolutamente hacer una parada en Père-Lachaise.

Segunda Guerra Mundial París


10. Velódromo de Invierno en París.

La décima parada se encuentra entre el fotografiado puente de Bir Hakeim y la Estatua de la Libertad en el Sena. Justo aquí encontramos esta escultura que muchos visitantes pasan por alto. La estatua es un homenaje a todas aquellas víctimas de la persecución racista y antisemita y contra los crímenes de la humanidad durante la Segunda Guerra Mundial.

La ubicación no es casual. En este enclave se encontraba en antiguo velódromo de invierno de París. Durante la noche del 16 al 17 de julio de 1942, los nazis hicieron una macro redada en el barrio judío, haciendo a estas familias abandonar sus casas con las pocas pertenencias que podían entrar en una maleta. Miles de judíos pasaron esa fatídica noche hacinados en el antiguo velódromo de París, desconociendo que cuando el sol comenzase a salir sus vidas se verían truncadas para siempre. Adultos, bebes, señoras mayores, niñas… todos comenzaron a ser deportados en aquellos famosos trenes de la muerte que acabarían en campos de concentración como Auschwitz-Birkenau.

Recomendación. Si queréis conocer más sobre este trágico episodio de la Segunda Guerra Mundial en París, podéis ver la desgarradora película francesa “La llave de Sarah”

Segunda Guerra Mundial París


11. Ópera Garnier.

Otra de las famosas paradas del recorrido que hizo Hitler al visitar París, fue la ópera. De hecho, este enclave fue el primero de su tour personalizado por la capital francesa, a eso de las 06.00h del 28 de junio de 1940. Hitler decidió pasear por las salas de este espléndido edificio neobarroco del arquitecto Garnier que tanto entusiasmaba al alemán, ya que se consideraba un apasionado de la ópera y de los teatros.

Cuenta la leyenda que el líder nazi, al contemplar el edificio exclamó; “¡Mi ópera, desde mi primera juventud he deseado ver este símbolo del genio arquitectónico francés!”. Luego, en plena visita, afirmó que faltaba una sala. Cuando se le explicó que había sido tapiada tras una renovación, el Führer se regocijó diciendo; “¿Veis qué bien conozco este edificio?”.

Segunda Guerra Mundial París


12. Los inválidos.

Otra de las paradas que recomendamos realizar si estáis interesados en saber algo más sobre la Segunda Guerra Mundial y su relación con París, es el edificio de los Inválidos. El complejo de Los Inválidos cuenta con el impresionante sarcófago de Napoleón Bonaparte, que por supuesto, Hitler tampoco se quiso perder en su famoso paseo por París y posteriormente afirmó a su fotógrafo Hoffmann que ““Ha sido el momento más bello de mi vida”.

Además de los restos del francés, el complejo de los Inválidos cuenta con un museo de armas. Dentro de este museo, podemos encontrar una sección completa dedicada al conflicto de la Segunda Guerra Mundial. Proyecciones, armas, uniformes, fotografías, documentos, blindados, cartelería… una visita que nos adentra en lo más profundo de este gran conflicto bélico y que merece absolutamente la pena recorrer.

Segunda Guerra Mundial París


13. Pletzl, el barrio Judío.

El barrio de Le Marais se incluye también este colorido barrio judío que comienza en la Rue des Rosiers. En su corazón se halla la sinagoga de estilo art nouveau diseñada por Guimard en 1913. Para ahondar en el corazón de la arraigada comunidad judía de Le Marais, hay que visitar el Museo de Arte e Historia del Judaísmo, que ilustra la evolución de las comunidades judías y la historia de los judíos franceses. No es casual por tanto que en este barrio encontremos el memorial al Mártir Judio Desconocido dentro del Memorial de la Shoah. Antes de abandonar el barrio, no podemos dejar de pasear por sus calles y probar algún producto típico de la gastronomía en alguno de sus establecimientos.

Segunda Guerra Mundial París


14. La catedral de Notre Dame.

Todo visitante que acude a París, queda prendado ante la belleza de la icónica catedral de París, incluso aun viéndola como en la foto, tras el grave incendio que la dañó. Sin embargo, Notre Dame es mucho más que arquitectura, la coronación de Napoleón Bonaparte o historias de Victor Hugo, Notre Dame ha sido testigo inerte de cientos de momentos históricos cruciales, además de salir intacta de ambas guerras mundiales.

El 25 de agosto de 1944, las campanas de Notre Dame sonaron para anunciar la liberación de París de manos del nazismo. Sin embargo, no todo fue alegría en los cuatro años anteriores. La Catedral de Notre Dame peligró frente a los elocuentes planes del líder Nazi, que ordenó arrasarla y darle fuego. 

Otro de los sucesos más importantes de la Segunda Guerra Mundial, es el atentado fallido de milicianos partidarios del nazismo que perpetraron contra el General Charles de Gaulle en el interior de la Catedral tras la liberación de París. Poco después de la gran fiesta de liberación y del desfile de los aliados por las calles de París, la celebración casi se convirtió en masacre por el empeño del nazismo de eliminar a los líderes franceses.

Por último, añadir que durante el mes de agosto de 1944, en la plaza frente a Notre Dame, se dieron encarnecidos combates entre los estudiantes de la Resistencia francesa y alemanes. En la actualidad, en esta plaza también podemos encontrar memorial de homenaje a todas las personas que fueron deportadas desde Francia. 

Segunda Guerra Mundial París


✈️Ahorra en tu próximo viaje

Esperamos que este artículo sobre los los escenarios de la Segunda Guerra Mundial en París te haya sido muy útil para organizar tu próximo viaje por la capital francesa. Si tienes alguna recomendación o sugerencia, no dudes en contactar con nosotros para que podamos seguir mejorando nuestro contenido. ¡Buen viaje!

Si no te quieres perder mis últimos viajes, sígueme en Instagram: @nereabados

Sígueme