📍QUÉ VER EN SAINT-MALO, Bretaña. 11 Lugares Imprescindibles y GUÍA COMPLETA.

qué ver en Bretaña Francia Saint-Malo

Bretaña es una de las regiones más impresionantes que ver en Francia, un lugar ideal para realizar una ruta en coche y descubrir sus grandes tesoros. Sin ninguna duda, uno de estos grandes tesoros es Saint-Malo, la bella ciudad corsaria de la región de Bretaña. Una ciudad repleta de monumentos, majestuosos edificios, increíbles murallas, monumentos, vestigios corsarios, preciosas calles empedradas en intramuros, coquetas placitas y un excepcional y auténtico ambiente.

En este post te contamos cuales son los 11 lugares imprescindibles que ver en Saint-Malo. Esperamos que esta guía te sea muy útil para organizar y visitar algunos de los lugares más espectaculares de este bonita ciudad bretona. Así que, anota y ¡a disfrutar de la aventura!

icono mapaItinerario.

Mejor época para viajar iconoMejor época para viajar.

divisa iconoDivisa.

icono infoMás Información.

Descubre nuestra ruta por Bretaña de 10 días.

  De abril a octubre es la mejor época para visitar Bretaña. La moneda de Bretaña es el    €.

Descubre aquí todos los post sobre Bretaña.

📍QUÉ VER EN SAINT-MALO. 11 LUGARES IMPRESCINDIBLES Y GUÍA COMPLETA.

📚​ Un poquito de Historia e información útil de Saint-Malo.

Para comprender el Saint-Malo actual, debemos remontarnos hasta la época gala, cuando los corosiolitas ocuparon el lugar. Bajo la influencia romana, la ciudad de Corseul se desarrolla, llegando a fortificar el importante y próximo puerto de Alet durante el s.III.

Con la retirada del ejército romano en el año 423, la zona sufre varios ataques de norteños. No es hasta el año 541 cuando se desarrollan los primeros asentamientos en la isla de Saint-Malo. Ya durante la Edad Media el asentamiento de Saint-Malo se convierte en el más importante tras continuados ataques a la ciudad vecina de Alet, donde sus ciudadanos incluso la Sede episcopal son trasladadas a Saint-Malo.

La ciudad de Saint-Malo se configuró a partir de mediados del s.XII, creando un importante puerto y las primeras estructuras de la ciudad que conocemos en la actualidad. Durante los siglos XIV y XV, Saint-Malo pasó varias veces del dominio bretón al francés, a pesar de declararse independiente durante varios periodos. De hecho, el lema de independencia de la ciudad sigue siendo; “Ni bretón, ni fránces; malvino soy”.

qué ver en Bretaña Francia Saint-Malo

Tras la anexión definitiva del Ducado de Bretaña a Francia, y con el descubrimiento de América y el desarrollo de los intercambios comerciales ultramarinos, Saint-Malo se convirtió en un emporio económico. Tuvo numerosos comerciantes y armadores que actuaron en Europa y las Indias, y con las fortunas que acumularon construyeron en los alrededores de la ciudad mansiones rurales denominadas malouinières.

De esta época datan personajes famosos como Jacques Cartier, descubridor de Canadá o corsarios como Duguay-Trouin, René Moreau de Maupertuis o Robert Surcouf.

Qué ver en Saint-Malo Bretaña Francia Intramuros

El desarrollo de Saint-Malo se vio mermado durante la Revolución Francesa, aunque poco después de los episodios revolucionarios continuó con su tradición marinera. La pesca de alta mar fue su principal actividad económica hasta bien entrado el s.XX, cuando la ciudad comenzó a convertirse en un los lugares balneario más preciados por la aristocracia e ilustres europeos. Toda esta riqueza volvió a ser impulso para la ciudad, con el surgimiento de numerosas mansiones y comercios.

Uno de los episodios más oscuros de la ciudad llegó con la Segunda Guerra Mundial, donde los bombardeos aliados destruyeron el 70% de las edificaciones de la ciudad. Tras una restauración de décadas, la vieja ciudad corsaria volvió a recuperar todo su esplendor y volver a brillar. En la actualidad encontramos un Saint-Malo repleto de preciosos rincones, bellos edificios y coquetas plazoletas, con un ambiente espectacular y uno de los destinos más turísticos del norte de Europa.


📍Qué ver en Saint-Malo.

1. Murallas de Saint-Malo.

Una de los mejores cosas que hacer en Saint-Malo es recorrer sus impresionantes murallas. Esta increíble ciudad de la costa bretona está completamente flanqueada por un increíble sistema defensivo que comenzó a construirse en el s.XII y que fue ampliándose en los siglos posteriores.

Entre bastiones, torres defensivas y gaviotas revoloteando, encontrarás un bonito paseo de casi 2 kilómetros que te hará revivir los tiempos de los corsarios. De hecho, tal es así, que próximo a la Torre Bidouane encontrarás estatuas de grandes corsarios como Robert Surcouf o René Duguay-Trouin, así como del descubridor Jacques Cartier.

Merece la pena recorrer este camino de ronda de las murallas casi en su totalidad, puesto que encontrarás preciosas vistas de Saint-Malo, de sus playas y del Faro Mole des Noires. Desde aquí también podrás avistar la Isla de Cézembre, donde está asentado un fuerte alemán construido durante la Segunda Guerra Mundial. Sin lugar a dudas, es un lugar ideal en el que descansar un ratito, contemplar la vida de la ciudad o realizar unas fotografías.

Qué ver en Saint-Malo Murallas Bretaña

2. Grand Porte y Porte Saint Vicent.

Otros de los lugares imprescindibles que ver en Saint-Malo son las seis puertas de acceso a la muralla de la ciudad, de las cuales destacan la Grand Porte y la Porte Saint Vicent. Como dato curioso es que a pesar de los bombardeos perpetrados durante la Segunda Guerra Mundial, ambas puertas lograron mantenerse en pie.

La Grand Port del s.XV, fue la entrada principal de la ciudad y la más antigua que se conserva a día de hoy. En su fachada podrás observar una reproducción de una estatua de la virgen del s.XV, ya que la original la podrás encontrar en el interior de la Catedral de San Vicente.

La Porte Saint Vicent es otra de las puertas más llamativas y mejor conservadas que ver en Saint-Malo. Ubicada frente al puerto deportivo de la ciudad y decorada con dos enormes escudos de Bretaña y de la Ciudad de Saint-Malo, suele ser la entrada principal al casco histórico de la ciudad en la actualidad.

Te recomendamos detenerte un ratito en el bonito Jardin des Douves, y observar la bonita imagen de las murallas, la puerta, el carrousel y el ir y venir de turistas y locales.

Qué ver en Saint-Malo Grand Porte Porte Saint Vincent


3. Faro Mole des Noires.

Otro de los lugares más icónicos que ver en Saint-Malo es el Faro de Mole des Noires, situado al final del rompeolas que protege el puerto de la ciudad. Se trata de un muelle emblemático de medio kilómetro de largo y 180 años de antigüedad, que fue fuertemente dañado durante la Segunda Guerra Mundial.

Merece la pena recorrer el paseo hasta el Faro y disfrutar de las espléndidas vistas que ofrece del Casco Histórico de Saint-Malo. De igual manera, desde las murallas de la ciudad corsaria podrás obtener una preciosa vista del Faro Mole des Noires con el pueblecito de Dinard como telón de fondo. En los días de mar embravecido, podrás disfrutar de un increíble espectáculo cuando las olas impactan contra el rompeolas.

Qué ver en Saint-Malo Phare Faroare


4. Playas de Saint-Malo.

El casco histórico de Saint-Malo, además de estar flanqueado por murallas, también lo está por playas, lo que convierten esta ciudad en un lugar todavía mucho más mágico. En tu visita puedes dar un paseo por playas como la Grande Plage du Sillon o la Plage de Bon Secours, que aumentan o disminuyen su tamaño de manera muy drástica debido a las fuertes mareas.

De hecho, desde el paseo marítimo podrás observar los rompeolas realizados con troncos de roble durante el s.XIX para proteger el dique que flanquea Saint-Malo de la impresionante fuerza de estos mares del norte. Desde todas estas playas, obtendrás unas preciosas vistas del Casco Histórico de la ciudad corsaria, además de poder disfrutar de sus finas arenas y frías aguas.

playas de Saint Malo Bretaña Francia


 

5. Catedral de San Vicente.

En tu visita a Saint-Malo tampoco puedes perderte la Catedral de San Vicente. Se trata de un templo gótico erigido en el corazón del casco antiguo de Saint-Malo desde el s.XII, visible desde un montón de puntos de la ciudad. La Catedral ha sufrido numerosos cambios, reformas y ampliaciones con el paso de los siglos, de hecho, este lugar sagrado no fue finalizado hasta el s.XVII.

Además de todas esas ampliaciones y reformas, la Catedral de San Vicente que vemos en la actualidad es una reconstrucción bastante amplia debido a que durante la Segunda Guerra Mundial el templo quedó muy dañado por los bombardeos nazis.

Si te apetece realizar una pequeña visita al interior, merece la pena que observes el mosaico del suelo que indica el lugar donde el obispo de Saint-Malo bendijo al descubridor Jacques Cartier antes de su viaje. Tampoco puedes perderte la tumba de Cartier o la del corsario Duguay-Trouin, las vidrieras contemporáneas o los restos del claustro medieval.


6. Fuerte Nacional.

Frente a la ciudad fortificada de Saint-Malo, encontramos un pequeño islote dominado por el Fuerte Nacional desde 1689, que fue ordenado construir por Luis XIV para reforzar la defensa de la ciudad corsaria. Además, este Monumento Histórico tuvo función de prisión durante la ocupación alemana en la Segunda Guerra Mundial.

El Fuerte Nacional abre en los periodos vacacionales y verano, pero deberás tener en cuenta las mareas, puesto que sólo es accesible a pie y con la marea baja. Necesitarás alrededor de 3 horas para poder ir y volver del islote a través de la pasarela de hormigón.

Fortaleza Nacional Saint-Malo Bretaña Francia Fotos


7. Saint Servan y la Torre Solidor.

Si tienes algo de tiempo en tu visita a Saint-Malo, llegar hasta Saint Servan a pie puede ser una actividad estupenda. Ubicado a 1,5 kilómetros del casco histórico de Saint-Malo, Saint Servan es el típico pueblo bretón repleto de encanto que cuenta con unas preciosas vistas de la costa.

Además, Saint-Servan alberga lugares de interés como las ruinas de un antiguo asentamiento romano, así como el Fuerte de Alet del s.XVIII, la Torre Solidor que protege la bahía de Saint-Malo desde el s.XIV y el Memorial 39-45 decidado a la Segunda Guerra Mundial.

8. Étoile du Roy.

En el puerto deportivo de Saint-Malo, frente a la Puerta de Saint Vicent y próximo a la oficina de turismo, observarás el Étoile du Roy o Estrella del Rey, una fiel reproducción de un barco corsario de la época. Se trata de una copia de una fragata británica del s.XVIII, el HMS Blandford, de 47 metros de eslora y una capacidad para 240 personas.

Esta fragata corsaria atracada en el puerto es en la actualidad un museo. Nosotros decidimos no subir, pero si viajas a Saint-Malo con niños o te interesa mucho la temática, nos parece una actividad muy interesante y divertida. Podrás observar con todo detalle como eran estos buques corsarios.

Qué ver en Saint-Malo Bretaña


9. Castillo de Saint-Malo.

El Castillo de Saint-Malo es otro de los mejores lugares que ver en Saint-Malo. Se trata de una espectacular fortaleza erigida en intramuros entre los s.XV y s.XVIII por los Duques de Bretaña, con la finalidad de protegerse de las continuas revueltas y turbas que había en la ciudad.

En la Place Chateaubriand se levanta esta increíble construcción defensiva de cuatro torres que en la actualidad alberga el Ayuntamiento de Saint-Malo y el Museo de Historia de la ciudad. Una de las torres es conocida como Quic-en-Groggne, puesto que la Duquesa Ana de Bretaña se dirigió a los ciudadanos con la frase de;”Qui qu’en groigne, ainsi sera, car tel est mon bon plaisir”, esto es “el que gruñe, que así sea, pues tal es mi placer”.

Qué ver en Saint-Malo Castillo Bretaña Francia


10. Paseo por el Casco Antiguo.

Otra de las mejores cosas que hacer en Saint-Malo es dar un paseo por su bello y maravilloso Casco Antiguo. Cruzando la Grand Porte o la Porte Saint Vicent, puedes iniciar un recorrido a través de intramuros, flanqueado por bonitas casas medievales, coquetas tiendecitas de artesanía y souvenirs, y calles empedradas.

Algunos de los lugares más bonitos que visitar en tu paseo son la Capilla Saint-Aaron del s.XVII, las casitas de entramado de madera de la Rue du Pelicot, el Hôtel André Desilles que alberga la biblioteca municipal, la Place Chateaubriand, la casa natal de Chateaubriand, la Rue de la Vieille Boucherie, Maison Houssaye, la Rue Porcon de las Barbinais o la Maison Internationale des Poètes et des Ecrivains.

El 60% de los edificios del casco histórico de Saint-Malo quedaron arrasados durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, y el 20% de sus edificaciones muy dañadas. Esto es, tan sólo 182 casas de las 865 son originales y no reconstrucciones posteriores al fuego aliado. Sin embargo, la reconstrucción fue realizada tan fielmente y con tanto mimo, que la ciudad luce increíble.

Qué ver en Saint-Malo Bretaña Casco Antiguo


11. Casas Corsarias en el Bastión de Hollande.

Por último, te recomendamos dar un paseo por el Bastión de Hollande, entre la Porte Saint-Pierre y la Poterne d’Estrées y frente a la Plage de Bon-Secours. En esta zona, la muralla está flanqueada por casitas corsarias y el mar del norte, es un lugar ideal donde descansar un ratito en tu ruta por Saint-Malo o tomar algunas fotografías.

En el Bastión de Hollande encontrarás un precioso mirador con unas espectaculares vistas, un paseo entre una amplia zona verde y cañones junto a la muralla. Sin lugar a dudas, otro de los mejores lugares que ver en Saint-Malo.

Qué ver en Saint-Malo Bretaña Bastión Hollande


🗺️ Cómo llegar a Saint-Malo. 

✈️​En avión. Puedes llegar a Saint-Malo a través de los Aeropuerto de Rennes-Saint-Jacques, Aeropuerto de Charles de Gaulle o del Aeropuerto de Nantes, los más cercanos a Saint-Malo. El aeropuerto de Rennes está conectado con ciudades como París, Niza, Marsella, Toulouse o Burdeos, así como con destinos como Roma, Ámsterdam, Madrid, Barcelona, Dublín, Londres

Desde París podrás llegar en tren, coche o autobús en unas 02.00h-04.00h (dependiendo del tipo de transporte) hasta Rennes, mientras que desde Nantes también podrás llegar en tren, coche o autobús en cuestión de 01.00h-02.ooh. Ambas ciudades están conectadas con Saint-Malo.

🚂​ En tren. Si estás visitando otra ciudad francesa como Nantes, Rennes o París, debes saber que puedes llegar a Saint-Malo en tren. Podrás hacerlo en diferentes trenes y a diferentes precios. Puedes encontrar trayecto directo entre Rennes y Saint-Malo y entre París y Saint-Malo, y con transbordo entre Nantes y Saint-Malo. Puedes consultar toda la información aquí.

qué ver en Bretaña Francia Saint-Malo

🚌​ En Autobús. Si estás visitando París o Rennes, también puedes llegar a Saint-Malo en Autobús, aunque sean trayectos un poco más pesados, te permitirán ahorrar algo de dinero en tu viaje por Francia. En Flixbus puedes encontrar todos estos trayectos, por lo que te recomendamos que accedas a su web oficial para consultar más información.

En este caso, debido a las buenas conexiones de tren que existen para llegar a Saint-Malo, consideramos que no compensa mucho tomar un autobús, entre la diferencia de precio, tiempo y comodidad que existe.

🚗​ En Coche. Llegar en coche propio o alquilado a Saint-Malo es otra gran opción. Podrás hacerlo mediante autopista con peajes o por autovía, ambas en perfecto estado. Te recomendamos que consultes la Guía Michelín para comprobar el coste exacto del trayecto entre tu ciudad de origen y Saint-Malo, para escoger la opción que más se ajuste a tus necesidades y presupuesto.

Piensa que por ejemplo desde París podrás llegar a Saint-Malo en 05.00h o desde Rennes a Saint-Malo en 55 minutos. ¡No hay nada imposible! Nosotros llegamos a Saint-Malo con nuestra furgo desde Pamplona, en una ruta por Bretaña que organizamos por libre. Las carreteras en Francia están en un estado óptimo y son muy fáciles de recorrer.

Nea Badson

🛏️ Dónde dormir en Saint-Malo. 

Al ser una ciudad bastante turística, dormir en Saint-Malo es una tarea bastante sencilla. Además, aunque el nivel de vida en Saint-Malo es más alto que en España, encontramos alojamientos a muy buen precio y una calidad excepcional.

Existe bastante oferta hotelera en la ciudad, aunque te recomendamos hacer la reserva con un poquito antelación y si puede ser fuera de la temporada alta, para que te permita ahorrar algo de dinero sin perder una buena relación calidad-precio. Te dejamos aquí nuestras recomendaciones de algunos de los mejores alojamientos de Saint-Malo.

Mejores Hoteles Baratos en Saint-Malo donde dormir Bretaña Francia
L’Hôtel Particulier Ascott en Saint-Malo.

 

🍽️​ Dónde comer y qué comer en Saint-Malo.

Saint-Malo goza de una deliciosa gastronomía basada en gran parte en los “fruits de mer”, esto es, el marisco. Y es que esto no es casual, su ubicación costera tiene mucho que ver en su oferta de pescados y mariscos frescos. Si viajas a Saint-Malo, no puedes perderte sus mejillones al vapor con patatas o las ostras.

Algunos de los mejores restaurantes donde comer en Saint-Malo son; Le Grand Bé, Le Chalut, Le Comptoir de la Licorne, Le Bistrot d’Henry, Le P’tit Baigneur, Bergamote, Les Charmettes o A Contre Courant.

Si eres más de dulce que de salado, tampoco puedes dejar de probar sus dulces. Más allá de los deliciosos crepes, en Saint-Malo puedes degustar otros dulces como los Craquelins, el Kouign Amann o los bombones de Pascal Poschon.

Algunas de las mejores creperías y pastelerías donde comer en Saint-Malo son; Crêperie Le Tournesol, Crêperie des Bés, Biscuiterie La Maison Guella, Kouign Amman de Saint-Malo, Sanchez Artisan Glacier o Les Craquelins de Saint Malo.

Si tu presupuesto es ajustado, otra opción donde comer en Saint-Malo son las boulangeries donde venden sandwich, paninis o quiches entre otras muchas cosas. Nosotros muchas veces optamos por este plan, comprar un bocadillo para llevar y tomarlo en alguna placita o frente al mar. Puedes encontrar bocadillos y otros productos para llevar en L’oguste o Le Palais Viennois.

qué comer en Saint-Malo Bretaña Francia Ostras Mariscos


🅿️​ Dónde aparcar en Saint-Malo.

Si quieres aparcar gratis en Saint-Malo, vete olvidándote de la idea… ¡Eso sí! Los precios de los parkings en Saint-Malo son bastante baratos. Justo frente a las murallas de la ciudad podrás encontrar varios Parkings exteriores donde pagas en parquímetro con una tasa bastante asequible, bastante menos de 1€ la hora.

Estos parkings suelen llenarse bastante conforme avanza el día, y eso que son muy grandes. Por ello te recomendamos llegar a Saint-Malo pronto por la mañana para no encontrar problemas de aparcamiento. Estos parkings son; Parking Louis Martin, Parking Dugay Trouin, Parking Saint-Malo Esplanade Bourse y Parking Saint-Malo Quai Saint-Vincent.


📍Qué ver cerca de Saint-Malo, las mejores excursiones de 1 día.

Además de recorrer esta bonita ciudad de la costa bretona, en menos de 01.30h podrás descubrir increíbles lugares como palacios, castillos, espacios naturales, coquetos pueblecitos, ciudades históricas… Algunos de los lugares más interesantes que ver cerca de Saint-Malo son los siguientes;

  • Mont Saint-Michel.
  • Château Le Rocher Portail.
  • Malouinière de la Chipaudière.
  • Château de Hac.
  • Dinard.
  • Saint-Servan.
  • Menhir du Champ Dolent.
  • Saint-Suliac.
  • Dinan.
  • Cap Frehél.
  • Cancale.


✈️ Ahorra en tu próximo viaje

Esperamos que este artículo sobre los 11 lugares imprescindibles que ver en Saint-Malo te haya sido muy útil para organizar tu próximo viaje por esta bonita ciudad bretona. Si tienes alguna recomendación o sugerencia, no dudes en contactar con nosotros para que podamos seguir mejorando nuestro contenido. ¡Buen viaje!

Si no te quieres perder mis últimos viajes, sígueme en Instagram@nereabados

Sígueme
0