Qué ver en Lisboa por barrios. 27 Lugares Imprescindibles.

qué ver en Lisboa Torre de Belem

Tras varias visitas a la capital lusa, podemos afirmar que es una de las ciudades más bonitas de Europa. Tradición y modernidad, plazas emblemáticas, majestuosos edificios, cultura, empinadas calles, ambiente en sus calles, azulejos por todas partes, monumentos, historia, miradores, iglesias, arte, empedradas avenidas, museos, tranvías que chirrían…

La ciudad de las Siete Colinas, la ciudad del fado o la ciudad de los Pasteles de Belém, es una experiencia que hay que degustar con calma. Piérdete por los barrios de Chiado, Alfama, Belém, La Baixa y El Barrio Alto para comprender la verdadera esencia de la ciudad. La ciudad portuguesa es un lugar ideal para recorrer en dos o tres días, por lo que en este post te contamos cuales son los 27 Lugares Imprescindibles que ver en Lisboa barrio por barrio. Anota y ¡a explorar!

QÚE VER EN LISBOA POR BARRIOS. 27 LUGARES IMPRESCINDIBLES.

 

BARRIO DE BELEM.

Junto a la desembocadura del río Tajo se extiende el pintoresco barrio de Belem, uno de los lugares imprescindibles que ver en Lisboa. Esta bohemia zona es un recuerdo permanente de la época más dorada del país, desde donde partían naves portuguesas en busca del nuevo mundo.

En esta zona podrás visitar grandes puntos de interés como la Torre de Belem, el Monumento a los Descubrimientos, el Museo Nacional de Arqueología, el Monasterio de los Jerónimos o el Museo da Marinha. Además, desde 1837 se hornean los famosos y deliciosos Pasteles de Belém. Antes o después de recorrer el barrio, te recomendamos que visites la Pastelería o Pastéis de Belém.

El Barrio de Belem se encuentra alejado del centro de la ciudad de Lisboa. La manera más sencilla de llegar a Belem es tomando el tranvía 15E desde la Plaza del Comercio. También puede tomar los autobuses  28, 727, 729, 751 y 201 desde diferentes puntos del centro de Lisboa. Puedes consultar la red de autobuses y tranvías aquí.

 

1. Torre de Belem.

La torre de Belém es uno de los emblemas del barrio de Belem y de la ciudad de Lisboa. Esta se levanta imponente en la desembocadura del río Tajo, desde donde las carabelas partían en sus expediciones al nuevo mundo. La torre de Belem fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1983.

Esta torre y baluarte defensivo fue edificado en 1515 en pleno auge de los descubrimientos con finalidad defensiva, aunque a lo largo de su historia también ha cumplido las funciones de faro, prisión y centro administrativo de recaudación de impuestos. La torre, esculpida completamente en piedra, todavía conserva 16 cañones, almenas en forma de escudos, elementos alusivos a las nuevas colonias y curiosas gárgolas como la del rinoceronte.

La pasarela de madera conecta con uno de los lugares más fotografiados de la ciudad, donde desde su terraza-mirador podemos obtener una de las mejores vistas de Lisboa.

qué ver en Lisboa Torre de Belem


2. Monasterio de los Jerónimos.

Otro de los lugares más bellos que ver en Lisboa es el Monasterio de los Jerónimos. Su construcción simboliza el auge del imperio portugués, tiempos de bonanza y grandes descubrimientos. El Rey Manuel I ordenó su construcción para conmemorar el regreso de Vasco da Gama de las Indias. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983.

Situado en frente de la Torre de Belem, encontramos un edificio de estilo manuelino, fusionando motivos arquitectónicos y decorativos del gótico tardío y del renacimiento. Una majestuosa fachada de más de 300 metros nos recibe para dejar paso a la iglesia monasterio, donde destaca la Portada del Mediodía, así como la Entrada Principal.

qué ver en Lisboa Monasterio de los Jerónimos

Sin embargo, el claustro es uno de los lugares más maravillosos del complejo y uno de los que acaparó nuestra atención por completo.  Este es un claro ejemplo de estilo manuelino, donde además está decorado con elementos marítimos y de navegación como símbolo del motivo de su construcción. El patio central alberga las tumbas del propio Vasco de Gama y del poeta Luis de Camões. 

Pasear por el interior y exterior del Monasterio de los Jerónimos es algo espectacular. La belleza de cada rincón, lo convierten en uno de nuestros lugares favoritos de Lisboa.


3. Monumento a los Descubrimientos.

Otro de los lugares que no te puedes perder en Belem y Lisboa es el Monumento a los Descubrimientos. Esta impresionante obra de 52 metros de altura fue erigida en 1960 para conmemorar los 500 años desde la muerte de Enrique el Navegante, descubridor de Las Azores, Madeira y Cabo Verde.

El monumento es muy característico por su forma de Carabela, con Enrique el Navegante en la proa y rodeado de personalidades portuguesas, navegantes, reyes, cartógrafos… Todo un homenaje a la Era de los descubrimientos que puedes admirar desde fuera y desde su interior. La última planta ofrece un mirador con una espectacular vista al Tajo, el Puente 25 de Abril y el barrio de Belem.

Fíjate también en el suelo que da entrada al monumento. Encontrarás una gran rosa de los vientos dibujada en un mapamundi adornado con sirenas y navíos que describe las rutas descubiertas y los años en que fueron realizadas. El enorme tamaño del mosaico hace que se aprecie mucho mejor desde lo alto del Monumento a los Descubrimientos, así que ¡anímate a subir!

qué ver en Lisboa


BARRIO ALFAMA.

En las laderas del Castillo de San Jorge surgió este viejo barrio de pescadores en pleno corazón de Lisboa. Sus calles empinadas entre fachadas desconchadas, se abren paso entre espectaculares miradores que nos dejan avistar gran parte de la ciuad. El barrio de Alfama, cuna del Fado, es el verdadero alma de la vida lisboeta.

Esta zona es un lugar imprescindible que ver en Lisboa, bien recorriendo sus callejas a pie o en su famoso Tranvía 28. Sea como sea, es un lugar que no te puedes perder si quieres empaparte de la verdadera esencia de la capital portuguesa y visitar muchos de los grandes atractivos de la ciudad.

 

4. Castillo de San Jorge.

El Castillo de San Jorge es un imprescindible absoluto del barrio de Alfama y de Lisboa. Lo podrás admirar desde diferentes puntos de la ciudad, desde casi todos los ángulos y perspectivas posibles, ya que se encuentra elevado sobre la colina más alta de la ciudad.

El castillo fue conocido como Castelo dos Mouros, puesto que se trataba de una fortificación musulmana, pero a lo largo de la historia esta fortificación también pasó por manos fenicias, griegas, cartaginesas, romanas y bárbaras. El castillo fue reconquistado a mediados del s.XII por Alfonso Henríquez, primer rey de Portugal, tras un asedio de tres meses.

qué ver en Lisboa

En el s.XIII, una vez constituida Lisboa como capital del reino, el castillo vivió su época más dorada tras reconvertirlo en Palacio Real. Estos muros fueron testigos de acontecimientos históricos como la recepción de Vasco da Gama tras su regreso de las Indias. Sin embargo, el terremoto de Lisboa de 1755 devastó la ciudad y dejó el Castillo de San Jorge en ruinas. En el s.XX comienza su restauración, y en la actualidad es uno de los grandes atractivos turísticos de la ciudad.

Tras pasar por el Arco de San Jorge, accederás a un impresionante recinto entre torres, calabozos, patios de armas y barbacanas. Te recomendamos que subas a la Torre de Ulises desde donde podrás obtener una magnífica panorámica de 360º gracias al periscopio de Da Vinci que se encuentra instalado en ella. No dejes de pasear por sus jardines, entre vegetación, patos y pavos reales que campan a sus anchas. Desde sus murallas encontrarás una de las mejores vistas de la ciudad.

qué ver en Lisboa


5. Mirador de Santa Lucía.

El mirador de Santa Lucía es uno de los más populares de Lisboa. Se trata de un encantador y bohemio rincón del barrio de Alfama, que nos brinda una espectacular panorámica de este colorido barrio, del Río Tajo y del Puerto de Lisboa.

Junto a este mirador decorado con azulejos desconchados y pérgolas repletas de buganvillas, encontrarás la Iglesia de Santa Lucía, un coqueto templo decorado a base de azulejos frente a una plazoleta con jardines y bancos. Se trata de uno de los lugares más animados de la ciudad, siempre repleto de lugareños y turistas, músicos y pintores que nos regalan sus obras frente a una estampa perfecta.

Nos quedamos con este mirador debido al ambiente tan espectacular que encontramos y lo idílico del rincón, aunque consideramos que no son las mejores vistas que nos puede ofrecer de la ciudad.

qué ver en Lisboa


6. Mirador Portas do Sol.

Justo al lado de la Iglesia de Santa Lucía y el mirador homónimo, darás con el Mirador Portas do Sol. En nuestra humilde opinión, uno de los mejores miradores de Lisboa, y encima ¡es gratuito!

Debido a la posición de ambos miradores, las vistas que nos ofrecen distan mucho, por lo que te recomendamos que visites ambos. Cada uno tiene su encanto particular. Desde el Mirador Portas do Sol podrás disfrutar de una vista más general y panorámica del barrio de Alfama, y observar el Panteón y la Iglesia de San Vicente de Fora en todo su esplendor.

Este rincón es bastante amplio, así que a pesar de ser muy frecuentado por turistas y lugareños, podrás encontrar tu huequito para disfrutar de las vistas. Si te apetece, hay varias cafeterías donde tomar algo con esta espectacular estampa.

qué ver en lisboa


7. Catedral de Lisboa.

Otra parada obligatoria en el barrio de Alfama es la Catedral de Lisboa o Catedral de Sé. Se trata de uno de los edificios más antiguos de la ciudad, erigido en el s.XII. sobre una antigua mezquita tras la reconquista de la ciudad. Es además uno de los pocos monumentos que sobrevivieron a los terremotos e incendios de 1755.

Debido a los diferentes usos y fases arquitectónicas, encontramos una fusión de estilos. En el exterior predomina el estilo románico, mientras que el interior tiene rasgos góticos. En su fachada destacan dos torres y un enorme rosetón en un espléndido estado debido a una profunda restauración realizada a principios del s.XX.

Si decides entrar en su interior, no puedes perderte el claustro de pasado romano y árabe, así como los restos de San Vicente, patrón de la ciudad. La entrada a la Catedral es gratuita, entrar al claustro cuesta 2,5 €.

💡Recomendación. Frente a la Catedral de Sé encontrarás una pequeña plazoleta. Te recomendamos tomar algo en su quiosco y esperar a que un tranvía pase frente al templo, ¡la fotografía es de postal!

qué ver en Lisboa


8. Panteón Nacional.

Otro de los lugares más emblemáticos del barrio de Alfama y de Lisboa es el Panteón Nacional. El panteón comenzó a construirse en al año 1682 sobre la devastada iglesia de Santa Engrácia.  A pesar de que fue erigida como iglesia, el monumento comenzó a funcionar como panteón y lugar de homenaje para distintas personalidades portuguesas en 1916. Aquí yacen los restos de personajes ilustres como escritores, presidentes del país o fadistas. También alberga los cenotafios de Vasco de Gama o Luis de Camôes.

Realizada a base de mármol coloreado y con una enorme cúpula, el Panteón decora la silueta de Lisboa. Es posible avistar el Panteón desde muchísimos puntos de la ciudad, como desde el mirador de Santa Lucía o del de Portas do Sol. El propio panteón en sí es un mirador también, ya puedes subir a la planta superior y disfrutar de una espectacular vista de 360º de la ciudad. Sin ninguna duda, uno de los mejores miradores de la ciudad.

Qué ver en Lisboa


9. Iglesia de San Vicente de Fora.

Próximo al Panteón Nacional encontramos la espectacular Iglesia San Vicente de Fora, reconocible por su esbelta silueta desde innumerables puntos de la ciudad. El templo fue erigido en el s.XII en honor a San Vicente, patrón de Lisboa, por órdenes del rey de Portugal Alfonso Enrique.

Si algo destaca sobre todo lo demás es su monumental fachada de carácter sobrio y simétrico, junto a sus dos torres repartidas en ambos lados. En su entrada descansan tres estatuas dedicadas a Los Santos Agustín, Sebastián y Vicente. En la parte trasera de la Iglesia encontrarás el Panteón de los Braganza, donde se encuentran varios sarcófagos de la ultima dinastía que gobernó el país. En tu visita, tampoco puedes perderte el precioso claustro adornado con paneles de azulejos con escenas de la conquista de Portugal.

qué ver en lisboa


10. Casa dos Bicos, Fundación José Saramago.

La Casa dos Bicos se encuentra situada en la parte baja del barrio Alfama, cerca de la popular Plaza del Comercio y frente al río Tajo. Su nombre viene dado por su característica y peculiar fachada de piedra tallada en forma de punta o pico. Aunque tampoco pueden pasar por alto sus curiosas ventanas, de diferentes estilos y tamaños, que lo convierten en uno de los edificios más singulares de Lisboa.

Se trata de un antiguo palacete de aire renacentista del s.XVI que perteneció al virrey de la India Alfonso de Albuquerque. Junto al edificio reposan bajo un olivo las cenizas del escritor José Saramago, por lo que el edificio es en la actualidad la sede de la Fundación José Saramago. Su interior alberga espacios para exposiciones temporales y eventos culturales.

qué ver en lisboa


11. Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción Vieja.

Entre la Casa dos Bicos y la Plaza del Comercio, encontrarás la Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción Vieja. En todas nuestras visitas a la ciudad, esta curiosa portada llamaba nuestra atención, así que finalmente nos decidimos por entrar.

Este templo católico fue construído en 1520 bajo el reinado de Don Manuel sobre una antigua sinagoga. El majestuoso pórtico manuelino y sus detalladas puertas, fueron junto con una de las capillas las únicas zonas de la iglesia que no se vieron destruidas o dañadas durante el terremoto de 1755. Por ello, tanto el interior como el frontón del pórtico son obras y restauraciones del s.XX.

El interior no llamó nuestra atención, pero no queríamos dejar de recomendarte que pases por la Rua da Alfândega y aprecies la espectacular fachada que nos ofrece esta iglesia.

qué ver en Lisboa


12. Mirador de Gracia.

Otro de los mejores miradores de Lisboa lo encontramos en lo alto del barrio Alfama. El Mirador de Gracia o mirador Sophia de Mello Breyner Andresen nos ofrece una vista completamente diferente de la ciudad. Desde aquí podremos observar el Castillo de San Jorge, La Baixa, Chiado, parte de Alfama, el Barrio Alto e incluso el puente 25 de Abril.

Se trata de un mirador muy concurrido por gente joven, que a nosotros nos conquistó completamente por sus vistas y su ambiente. Puedes tomar algo en alguna de sus cafeterías, siempre ambientadas por músicos callejeros, sin arruinarte en el intento. Si lo prefieres, puedes sentarte en alguno de sus bancos corridos y disfrutar de la panorámica.

qué ver en lisboa


BARRIO ALTO.

El Barrio Alto es por excelencia la cara nocturna, vanguardista, bohemia y moderna de la ciudad. Entre La Baixa y Chiado, se extiende un entramado de calles empinadas repletas de coquetos edificios de colores. Restaurantes de estilo alternativo, pequeños comercios de moda, productos artesanos, bares de copas… Barrio Alto tiene todo lo que necesitas tanto si quieres vivir la noche lisboeta o buscas algo más tranquilo.

Por su posición elevada, esta zona de la ciudad ofrece algunos de los mejores miradores de Lisboa. Desde ellos podrás avistar la Alfama, el Castillo de San Jorge o incluso el Puente 25 de Abril. Te recomendamos que te empapes de su ambiente juvenil perdiéndote por las calles, jardines y coquetas plazas.

 

13. Elevador da Bica.

El elevador da Bica es uno de nuestros rincones favoritos que ver en Lisboa. Junto con el Elevador de Santa Justa, constituye uno de  elevadores más populares, elegantes y tradicionales de la ciudad. Se trata de un funicular amarillo que conecta la zona de La Baixa con el Barrio Alto mediante un corto recorrido que nos hará disfrutar de la pintoresca vida de la zona.

Las empinadas calles que flanquean a la del Elevador da Bica, están repletas de tabernas y pequeños comercios que le dan un aire único al barrio. Tal es el encanto de este coqueto funicular y las calles que lo rodean, que fue declarado Monumento Nacional en el año 2002.

Te recomendamos que tomes un helado en uno de los pequeños comercios que encontrarás en la calle mientras esperas sentado en las escaleras a que el elevador haga su recorrido. Es una de las mejores cosas que hacer en la ciudad, y ¡te quedará una bonita foto!

qué ver en lisboa


14. Mirador Jardín de San Pedro de Alcántara.

En pleno corazón del bullicioso Barrio Alto darás con el Jardín San Pedro de Alcántara, que nos ofrece una vista panorámica espectacular. Se trata de uno de los miradores más populares de la ciudad debido a su ambiente y sus vistas, por lo que es uno de los lugares imprescindibles que ver en Lisboa.

Frente a nosotros encontramos unos jardines decorados con estatuas que representan héroes y dioses de la mitología greco-romana, además de una estatua a Eduardo Coelho, fundador del Diario de Noticias. Un precioso panel de azulejos con el mapa de Lisboa nos permite divisar muchos de los monumentos más famosos que posteriormente veremos en el horizonte.

El ambiente en estos jardines es estupendo. Volvemos a encontrar músicos callejeros, turistas realizando fotos, lugareños descansando en sus jardines… Un lugar de postal que nos permite avistar el Castillo de San Jorge y el barrio Alfama como ningún otro. Te recomendamos que disfrutes aquí de un atardecer.

qué ver en lisboa


 

15. Plaza Luis de Camoes.

En el límite del Barrio Alto con Chiado, encontrarás otro de los mejores lugares que ver en Lisboa. La Plaza Luis de Camoes, rodeada de coquetos y elegantes edificios decorados con azulejos, es una de las más bonitas de la ciudad.

Como si de un decorado de Wes Anderson se tratase, encontramos una plaza repleta de majestuosas edificicaciones, quioscos de prensa, pequeños cafés con encanto y un diseño geométrico de adoquines, que termina por convertir esta plaza en todo un imprescindible que visitar en el Barrio Alto. En pleno corazón de la plaza encontrarás un monumento a Luis de Camoes, artista fundamental para comprender la historia de la literatura portuguesa.

Te recomendamos que tomes algo en uno de sus locales, te sientes en la terraza y simplemente contemples en incesante ir y venir de los lisboetas. También puedes degustar algunos de los mejores pasteles de Belém en sus pastelerías.

qué ver en lisboa


BARRIO LA BAIXA.

En la parte baja de la ciudad junto al río tajo y entre el Barrio Alto y Alfama se encuentra La Baixa Pombalina. La zona fue denominada así en honor al Marqués de Pombal, que reconstruyó su trazado siguiendo las pautas arquitectónicas racionalistas tras el terremoto sufrido en Lisboa en 1755.

Se trata del punto de encuentro principal entre lisboetas y turistas, con sus preciosas y amplias plazas repletas de bares y terrazas. Entre edificios de estilo clásico, fachadas cubiertas de azulejos y bares de moda, este barrio tradicionalmente comercial (como podemos ver en los nombres de sus calles) alberga grandes atractivos y muchos de los lugares más turísticos de la ciudad.

16. Plaza del Comercio.

Uno de los lugares más populares de La Baixa y Lisboa es la Plaza del Comercio. Abierta al río Tajo, encontramos este lugar de reunión de lisboetas y turistas, todo un emblema de la ciudad. La Plaza del Comercio ha sido testigo de acontecimientos históricos como el atentado contra el rey Carlos y su hijo Luis Felipe a comienzos del siglo XX o la sublevación militar de 1974 durante la pacífica Revolución de los Claveles, que acabó derrocando el régimen salazarista.

En este impresionante lugar estuvo emplazado el Palacio Real hasta el brutal terremoto de 1755. Este fatal acontecimiento se llevó consigo la mayor parte de los edificios de la plaza y de la ciudad, y con ello obras de Tiziano o Rubens, así como archivos reales y documentos referentes a la exploración de las Indias que se hallaban en el interior del Palacio.

qué ver en Lisboa Plaza del Comercio

Tras este desastre el Marqués de Pombal se encargó de la reconstrucción de este lugar, iniciando un proyecto que hoy alberga tres enormes edificios porticados ocupados por instituciones y organismos gubernamentales. Si algo destaca sobre todo lo demás, es el arco de la Rua Augusta, que hace de entrada monumental a este emplazamiento como símbolo de la reconstrucción. Desde su última planta puedes tener una espectacular panorámica de la Plaza presidida por la estatua de ecuestre José I, rey portugués que estuvo al frente de la ciudad durante el gran terremoto.

En la actualidad, encontrarás una extensa plaza que da entrada marítima a la ciudad en Cais das colunas, rodeada de majestuosos edificios, repleta de turistas y lugareños que buscan su particular remanso de paz entre la ajetreada vida de la capital portuguesa.


17. Elevador de Santa Justa.

Lisboa, repleta de desniveles, cuestas y empinadas y retorcidas calles, puede resultar una ciudad ligeramente agotadora de recorrer para sus lugareños. Por ello, el tranvía y los elevadores ayudan a los locales a salvar estas pendientes y hacerles la vida más cómoda. Nosotros como turistas, disfrutamos haciendo uso de estos medios de transporte como experiencia única y atracción turística.

Uno de los elevadores más populares de la ciudad es el de Santa Justa, que ya se ha convertido en un enorme reclamo turístico. Esta joya neogótica del principios del s.XX conecta el barrio de Chiado con La Baixa forma parte de la red de transporte público de Lisboa, siendo una de las vías más utilizadas para llegar de un barrio a otro.

qué ver en Lisboa Elevador de Santa Justa

Sus 45 metros de altura lo convierten en uno de los mejores miradores de la ciudad, desde donde podrás avistar el río Tajo, la Plaza del Comercio, la Plaza de Rossio o el Castillo de San Jorge. El elevador de Santa Justa llama también la atención por su espléndido diseño metálico adornado con arcos neogóticos y diseños geométricos. Inevitablemente, a muchos de nosotros nos recuerda a técnicas utilizadas por Eiffel, sin embargo no está probada la relación del ingeniero con el elevador.

Si te animas a tomar este medio de transporte, te diremos que es una de las experiencias más bonitas que vivir en Lisboa. Por un momento parece que el tiempo se haya detenido a tu alrededor. Te recomendamos que lo tomes a primera o última hora del día para evitar aglomeraciones.


18. Pink Street.

Otro de los lugares que ver en La Baixa es la Rua Nova do Carvalho, o popularmente conocida como Rua Cor de Rosa o Pink Street. En el año 2013 comenzó un proyecto que pretendía regenerar algunas de las zonas más degradadas de la ciudad como la del Barrio Rojo de Lisboa.

Es entonces cuando en esta calle la calzada es pintada de rosa, dándole una segunda vida. Los graffitis que adornan sus paredes contrastan con los colores de las casitas y la particular calzada, acabando por convertirla en un completo reclamo turístico. Se trata de uno de los lugares de más ambiente de restaurantes y bares de la ciudad, donde los lisboetas más jóvenes frecuentan la Pink Street a cualquier hora del día. Es ideal para tomar algo, comer o sacarte alguna foto para tus redes sociales.

qué ver en lisboa


19. Mercado da Ribeira, Time Out Market Lisboa.

El Mercado da Ribeira es otro de los lugares imprescindibles que ver en el barrio de La Baixa. Se trata de un antiguo mercado mayorista reconvertido en minorista, y que tras una gran reforma, hoy en día lo conocemos como Time Out Market Lisboa.

Inaugurado en 1882, en la actualidad ofrece decenas de stand de algunos de los restaurantes más valorados de la ciudad. Podrás encontrar todo tipo de productos, oferta de menús locales y extranjeros. No es la forma más asequible de comer en Lisboa, pero te diremos que los platos son deliciosos. Además, el ambiente juvenil del local y su amplia oferta gastronómica hacen que no podamos parar de recomendártelo.

qué ver en lisboa


20. Plaza do Municipio.

Nuestra última parada en este post sobre que ver en el barrio La Baixa es la Plaza do Municipio. Situada próxima a la Plaza del Comercio y la Rua Augusta, encontrarás este coqueto emplazamiento que alberga grandes lugares de interés. El edificio neoclásico del Ayuntamiento de Lisboa o el Pelourinho de Lisboa, que es una picota erigida tras el terremoto en 1755.

Merece muchísimo la pena dar un paseo por esta zona, entre abuhardillados edificios y una espléndida vista de parte del Barrio Alto. Sus comercios, quioscos de prensa, restaurantes y el ir y venir incesante de locales y turistas, lo convierten en otro de los lugares de reunión más interesantes de la ciudad. Párate también a contemplar la elegante construcción del ayuntamiento, que se lleva gran parte de las miradas en la plaza.

qué ver en Lisboa


21. Plaza Pedro IV o Plaza Rossio.

Situada en el barrio de La Baixa, encontramos otro de los lugares más populares de la ciudad de Lisboa, la Plaza Rossio. La plaza, cubierta por sus características baldosas blancas y negras que forman un asombroso mosaico, ha sido el centro neurálgico de la vida cotidiana lisboeta durante décadas. También ha sido testigo de fiestas populares y actos religiosos, y por desgracia, de juicios y ejecuciones de la Inquisición.

También es conocida como Plaza Pedro IV, monarca portugués que proclamó la independencia de Brasil y que podrás encontrar su estatua sobre la columna central de la plaza. Bajo la columna se erigen cuatro figuras femeninas que simbolizan la Justicia,  la Templanza,  la Sabiduría y  la Fuerza.

Si das un paseo por la plaza verás el Teatro Nacional Doña María II y la Estación Ferroviaria de Rossio, dos de los edificios más emblemáticos y bellos de este lugar. La Plaza de Rossio es un lugar ideal en el que tomar algo, puesto que está repleta de bares y restaurantes… Algunos de los más típicos son el Café Nicola o la La Pastelaria Suiça.

qué ver en lisboa


22. Plaza de los Restauradores.

Otra de las plazas más transitadas de La Baixa es la Plaza de los Restauradores. Entre majestuosos edificios, coquetos hoteles, restaurantes y diversos comercios, destaca el Monumentos de los Restauradores. Se trata de un lugar perfecto desde donde comenzar la ruta por el barrio, entre el Barrio Alto y la Plaza Rossio.

Se trata de un obelisco situado en el centro de la plaza que conmemora la liberación del país del dominio español en 1640. Las figuras de bronce y oro del pedestal representan la Victoria y la Libertad, y los nombres y fechas que están grabados  a los lados del obelisco, pertenecen a personas que participaron o cayeron en la Guerra de Restauración.

qué ver en lisboa


 

23. Mundo Fantástico Da Sardinha Portuguesa.

Situada en la Plaza de los Restauradores, nos encontramos con esta fantástica tienda. Puede que resulte un lugar muy turístico, pero te recomendamos que le dediques algo de tiempo a entrar en su interior y sorprenderte por completo. Se trata de un comercio local donde la sardina es la reina. Una casa que vende sardinas desde hace 74 años, y que decidieron hacerle un pequeño y feliz homenaje a este producto con esta idea de negocio. Cada lata, eso si, tiene un precio de 7€.

Cientos de latas de colores y preciosos diseños representan un siglo de historia de Portugal y del mundo. La tienda tiene un aspecto un tanto circense, como si se tratara de una feria del siglo pasado, llena de colores, una noria, un carrousel… incluso los dependientes también llevan uniformes a corde. Resulta un tanto extravagante, pero te aseguramos que ¡no vas a encontrar nada igual en toda la ciudad! Es típico comprar una lata de sardinas decorada con grandes acontecimientos que ocurrieron en tu año de nacimiento.

qué ver en Lisboa


CHIADO.

El Barrio de Chiado destaca por su fuerte conexión con la vida cultural de Lisboa. A principios del s.XX, poetas y escritores eligieron este enclave para celebrar sus encuentros y tertulias. Desde entonces, Chiado son librerías, cines, teatros, museos… son patrimonio fundamental de la ciudad de Lisboa.

Además de todo esto, Chiado se ha convertido en el centro neurálgico de tiendas. Centros comerciales, tiendas de fast fashion, firmas exclusivas y pequeños comercios tradicionales conviven en esta zona para deleite de turistas y lisboetas. Dejarse llevar por este barrio comercial e intelectual es una de las mejores cosas que hacer en Lisboa.

 

24. Convento do Carmo.

El Convento do Carmo, ubicado en el corazón del barrio de Chiado, refleja a la perfección las consecuencias del terrible terremoto que azotó Lisboa en 1755. Tras el Elevador de Santa Justa, se levanta un impresionante esqueleto a base de altos arcos que nos hacen comprender el estado en el que quedó la antigua iglesia del convento tras el desastre del s.XVI.

Estas ruinas al aire libre se han convertido en todo un símbolo de la ciudad del fado. Además de poder contemplar los restos de la que fue la iglesia gótica más importante del momento, podrás visitar el Museo Arqueológico de la ciudad. El museo ofrece exposiciones que recorren la historia portuguesa, desde la Prehistoria hasta la Edad Media, incluyendo sus descubrimientos. Destacan las tumbas del rey Fernando I y de Nuno Alvares de Pereira, fundador del convento.

qué ver en Lisboa
Foto vía Wikipedia.

 

26. Teatro Nacional de Sao Carlos.

Otro de los lugares que ver en Lisboa y en el barrio de Chiado es el Teatro Nacional de Sao Carlos. Este gran teatro erigido en el año 1793 en estilo neoclásico de inspiración italiana, alberga la ópera y la presentación de música coral y sinfónica desde el momento de su constitución.

El espacio interior es un auténtico lujo que nos transporta a épocas pasadas a través de sus sofisticados espacios. Si te interesa este tipo de obras, no dudes en comprar una entrada y asistir a una experiencia inolvidable en un lugar sin igual.

qué ver en Lisboa


 

27. Puente 25 de Abril.

El Puente 25 de Abril, sobre el río Tajo y situado en el área metropolitana de Lisboa, se ha convertido en todo un símbolo de la capital portuguesa. Con algo más de 2 kilómetros, esta megaestructura tan emblemática fue levantada en 1966 bajo el nombre de Puente Salazar. Tras la Revolución de los Claveles que restauró la democracia en Portugal adquirió el nombre de Puente 25 de Abril.

Su acero de color rojo y su icónica silueta, hacen casi imposible no compararlo con el Golden Gate de San Francisco. Y es que estás en lo cierto, el parecido es más que razonable. La ciudad lusa y la americana tiene un índice sísmico elevado, por lo que Portugal contó con la empresa que ya había levantado el Golden Gate, para construir en Lisboa el primer puente que cruzara el Tajo con unas características similares.

Célebre por sus atascos y sus peajes, cruzar este puente y disfrutar de unas magníficas vistas de la ciudad, se ha convertido en todo un imprescindible que hacer en Lisboa. Si no tienes la oportunidad de atravesar el río por aquí, podrás obtener una panorámica estupenda desde el barrio de Belém o diferentes miradores de la ciudad.

qué ver en Lisboa


✈️ Cómo llegar a Lisboa. 

✈️ Avión. La forma más sencilla de llegar a Lisboa es mediante avión. Existen vuelos de bajo coste desde Madrid y Barcelona, así como desde otras ciudades españolas como Santander, Bilbao, Málaga, Valencia…

🚂 Tren. Otra de las mejores opciones para llegar a Lisboa es el tren. Existen trayectos nocturnos y diurnos directos en tren de Alta Velocidad (AVE) desde Madrid, Sevilla, Barcelona, Vigo, Salamanca, Vitoria… Una forma económica y más sostenible de llegar a la ciudad.

🚌 También puedes encontrar autobús a Lisboa desde Madrid, Sevilla, Huelva, Badajoz, Cáceres, Vigo… Existen varias terminales de autobuses en Lisboa, todas relativamente cerca del centro de la ciudad.

🚗 Debido a su excepcional situación geográfica, Lisboa se encuentra muy bien comunicada también por carretera. Las entradas más comunes a Lisboa son con la frontera por Badajoz, por Vigo o por Zamora si se va a realizar una ruta más extensa por el país.  Existen diversas conexiones, autovías y nacionales en muy buen estado que nos permiten ahorrar en peajes.

🛏️ Dónde dormir en Lisboa. 

Al ser una ciudad tan turística, dormir en Lisboa a un precio razonable es muy posible. Existe muchísima oferta hotelera en la ciudad, por lo que la relación calidad-precio es excelente. Además, Portugal tiene unos precios un pelín mas asequibles, por lo que alojarte en un lugar perfecto sin dejarte la cartera, es algo bastante sencillo. Te dejamos aquí nuestro alojamiento en Lisboa y otras recomendaciones de algunos de los mejores alojamientos de la capital portuguesa.

hotel barato lisboa
Nuestro alojamiento en 54 Santa Catarina Apartments. Foto vía Booking.

✈️Ahorra en tu próximo viaje

Esperamos que este artículo sobre los 10 mejores miradores de Lisboa gratuitos te haya sido muy útil para organizar tu próximo viaje por la capital portuguesa. Si tienes alguna recomendación o sugerencia, no dudes en contactar con nosotros para que podamos seguir mejorando nuestro contenido. ¡Buen viaje!

Si no te quieres perder mis últimos viajes, sígueme en Instagram@nereabados

Sígueme