Los 10 Castillos más bonitos de Bretaña, Francia.

Los castillos más bonitos de Bretaña Francia Combourg

Bretaña es una de las regiones más impresionantes que ver en Francia, un lugar ideal para realizar una ruta un coche y descubrir sus grandes tesoros. Esta zona gala ofrece coquetos pueblecitos costeros, castillos y fuertes, ciudades medievales, deslumbrantes iglesias, acantilados y bosques, faros bañados por aguas atlánticas… Sin lugar a dudas, uno de los road trips más bonitos que hemos hecho.

En este post te contamos cuales son los 10 castillos más bonitos de Bretaña. Esperamos que esta guía te sea muy útil para organizar y visitar algunas de las fortalezas más espectaculares de esta zona francesa. Así que, anota y ¡a disfrutar de la aventura!

 

LOS 10 CASTILLOS MÁS BONITOS DE BRETAÑA.

1. Castillo de Fougères.

En esta pequeña y coqueta villa encontrarás una fortaleza que te dejará literalmente sin palabras. Y es que Fougères cuenta con el castillo más grande de toda Bretaña, un majestuoso complejo defensivo construido entre los siglos XII y XV que hacen del lugar una parada obligatoria en una ruta por la Bretaña francesa.

Su castillo medieval repleto de bastiones, 13 torres y murallas domina la silueta de un coqueto pueblo a base de coquetas casitas de entramado de madera. En tu visita al Castillo podrás pasear por la Barbacana, atravesar la torre de La Haya de St-Hilaire, ver el patio de armas o el Chatelet. Te recomendamos que entres en tu interior si te apetece conocer un poquito más sobre esta impresionante fortaleza.

qué ver en Fougéres Bretaña Francia Castillo de Fougeres


2. Castillo de Josselin.

El increíble y coqueto pueblo de Josselin es otra parada obligatoria en una ruta por la Bretaña francesa. Las torres apiñadas de su castillo presiden la ciudad, creando un precioso reflejo en el río Oust cada día. Un verdadero capricho arquitectónico que bien merece una visita de un día.

Para comprender la historia e importancia de esta fortaleza debemos remontarnos como poco al año 1370, cuando el  condestable de Francia construye aquí una impresionante fortaleza. Es en el s.XVI cuando Juan II de Rohan ordena que se levante una increíble vivienda renacentista en el conjunto. Durante las guerras de la religión y la Revolución francesa, el Castillo se degrada. Pero en 1850 es Josselin de Rohan y su hijo Alain quienes comienzan una colosal restauración para que esta vuelva a ser su residencia familiar.

En la actualidad la Familia Rohan sigue viviendo en el Castillo. Pero estás de suerte, puesto que se puede acceder a su interior y realizar una visita guiada a esta joya del patrimonio bretón. En tu recorrido podrás observar las salas de la planta baja, mobiliario del s.XVIII, objetos medievales, y por supuesto, los magníficos jardines.

los pueblos más bonitos de Bretaña, Francia. Josselin.


3. Château de Costaérès.

Situado en la isla de Costaérès, en la localidad de Trégastel y en la popular Costa de Granito Rosa, encontramos otro de los castillos más bonitos de Bretaña, el castillo de Costaérès. A pesar de llamarlo Château, se trata de una gran mansión de veraneo en el característico estilo de la zona (neo-medieval) levantada aquí durante el s.XIX para un matemático e inventor polaco.

La construcción fue realiza íntegramente en granito rosa y pizarra, decorada con torreones y entre frondosos árboles. Sin embargo, lo que más nos gustó fue su enclave. Esta vivienda privada está situada sobre un islote de rocas a ciertos metros de la costa, rodeada de otros tantos peñascos y rocas. ¿Te imaginas despertarte cada día en semejante paraje? Aunque nosotros lo primero que pensamos fue, ¿cómo recibirá esta gente los paquetes de mensajería? 😅

Castillos más bonitos de Bretaña Francesa Chateau de Costaeres


4. Chateau de Tredion.

Otro de los castillos más bonitos de Bretaña es el Castillo de Tredion. Se trata de una preciosa construcción erigida en el s.XIV en pleno corazón de la región de Morbihan. Originalmente fue propiedad de los duques de Bretaña, que solían utilizarlo como pabellón de caza, pero posteriormente pasó por diferentes manos, llegando incluso a acoger a Catalina de Médicis o Francisco I.

Tras unas profunda renovación, el Castillo es en la actualidad lugar de celebración de eventos y bodas. Merece la pena dar un paseo por sus alrededores, desde donde podrás observar sus torres y detalles entre la frondosa vegetación. Un lugar de ensueño.

Qué ver en Bretaña Francia Castillo de Tredion


5. Castillo de Combourg.

El Castillo de Combourg es otro de los castillos más bonitos de Bretaña que ver en un roadtrip. Esta increíble fortaleza construida entre los siglos XII y XV con la finalidad de defender la Catedral de Dol y la independencia de Bretaña, perteneció a varias familias nobles durante su historia.

Tras sus muros y sus torres almenadas pasó su infancia el escritor y político François-René de Châteaubriand, autor de la obra “Memorias de ultratumba”. De hecho, en la actualidad el precioso castillo medieval de Combourg sigue estando habitado por los descendientes del autor, aunque se pueden realizar visitas guiadas al complejo. Merece la pena perderse por sus jardines o disfrutar de las vistas del castillo desde la otra orilla del río. Simplemente espectacular.

Los castillos más bonitos de Bretaña Francia Combourg


6. Castillo Fort la Latte.

El Fort la Latte, bañado por la bahía de Saint-Brieuc y situado en un alto dominando el mar, es otro de los castillos más bonitos de Bretaña. Este castillo-fuerte fue construido en el s.XIV con fines defensivos, y remodelado y restaurado durante los s.XVII y XX.

A través de sus puentes levadizos podrás encontrar unos muros repletos de historia y que también sirvieron como set de rodaje para películas como “Los Vikingos”. Su espectacular entorno terminan de completar una visita imprescindible que hacer en Bretaña, donde el mar atlántico rompe con fuerza en las rocas del acantilado del cabo, formando una imagen difícil de olvidar.

Qué ver en Bretaña Francia Fort la Latte


7. Castillo de Suscinio.

El castillo de Suscinio, residencia de los duques de Bretaña, es otro de los castillos más bonitos que ver en Bretaña. Esta colosal fortaleza se encuentra al borde del Océano Atlántico, en la ciudad de Sarzeau. El fortín fue erigido en la península de Rhuys, entre marismas y prados a finales de la Edad Media.

Después de servir como residencia de los duques, el castillo cayó en el abandono. Fue en 1860 cuando fue declarado Monumento Histórico y adquirido por el Estado. Tras esto, espectaculares reformas y trabajos de protección nos dan la oportunidad de ver la fortaleza en la actualidad en todo su esplendor.

El castillo está conformado por seis torres, dos cortinas, varias viviendas, un patio interior, un palomar y un camino de ronda. Al castillo se puede acceder a hacer una visita atravesando la pasarela de madera que salva el foso, para poder disfrutar de sus salas, capilla y mobiliario de la época.

Castillo de Suscinio Castillos más bonitos de Bretaña
Foto vía Wikipedia

8. Castillo de Vitré.

Vitré es el fiel reflejo de los increíbles pueblos medievales que podrás encontrar en la Bretaña francesa. Su imponente fortificación del s.XII que defendía la entrada al Ducado de Bretaña se deja entrever entre plazas y callejas creando una espectacular imagen digna de postal.

En 1872 fue declarado Monumento Histórico, dejando de tener carácter defensivo y función de prisión, para convertirse en el ayuntamiento de Vitré y el museo de la ciudad. Merece la pena realizar una visita y alucinar con sus torres semicirculares, sus muros y las obras de arte de los s.XVI-s.XX como esculturas, retablos u orfebrería. Nos parece una visita muy interesante si te apetece conocer un poquito más sobre la historia actual y pasada de la ciudad de Vitré.

Castillos más bonitos de Bretaña Francesa Vitré


9. Château de Keriolet.

Otro de los castillos más bonitos de Bretaña es el Castillo de Keriolet. Esta majestuosa construcción fue originariamente una mansión bretona del s.XIII, y que posteriormente fue transformada en un magnífico castillo en el s.XIX por la princesa imperial rusa Zénaïde Narischkine Youssoupoff para su marido.

Esta construcción neogótica y romántica está situada en la localidad de Concarneau. Si estás interesado en visitar su interior, estás de suerte. Existen visitas a su interior, donde podrás observar sus salas, capillas, decoración y fornituras, así como los frondosos jardines. Una visita ideal si te gustan los Castillos.

Château de Keriolet que ver en Bretaña
Foto vía www.abcsalles.com

10. Château de Turpault.

Otro de los mejores castillos que puedes visitar en Bretaña es el Château de Turpault, ubicado en Quiberon. Nuevamente, no es un castillo como tal, sino una mansión de principios del s.XII en estilo anglo-medieval llamada “El Castillo del Mar”. Su construcción se llevó a cabo entre los años 1904 y 1910 en una península rocosa junto acariciada por el mar.

Durante la Segunda Guerra Mundial el Château fue ocupado por los nazis, que construyeron aquí dos fortines. Tras la degradación de la mansión a causa de la guerra, la familia Turpault la puso en venta. Varías restauraciones y trabajos de rehabilitación después, el Castillo luce espectacular. La propiedad privada no se puede visitar por dentro, pero es que ya su figura dibujada en el horizonte de semejante paisaje, bien merecen la pena.

Chateau de Turpault Castillos más bonitos de Bretaña
Foto vía Pinterest

✈️Ahorra en tu próximo viaje

Esperamos que este artículo sobre los 10 castillos más bonitos de Bretaña te haya sido muy útil para organizar tu próximo viaje por esta preciosa región francesa. Si tienes alguna recomendación o sugerencia, no dudes en contactar con nosotros para que podamos seguir mejorando nuestro contenido. ¡Buen viaje!

Si no te quieres perder mis últimos viajes, sígueme en Instagram: @nereabados

Sígueme
0