Qué ver en Pamplona, 15 Lugares Imprescindibles

que ver en Pamplona

En muchas ocasiones, Pamplona parece una de las grandes olvidadas del turismo nacional. Puede que la única imagen que tengas de nuestra ciudad sea la de plazas llenas de gente de blanco y rojo. Pero Pamplona es mucho más que San Fermin o ir de pintxos, que también.

Pamplona, fundada por los romanos y atravesada por el Camino de Santiago, es un lugar estupendo en el que realizar una visita de uno o dos días. Sus murallas centenarias, su infinidad de zonas verdes, su historia, su folklore, sus edificios y monumentos, su casco antiguo de calles estrechas y coloridas casas… y si, su recorrido del encierro y su increíble gastronomía. Pamplona es una ciudad llena de ambiente y vitalidad, a pesar de que el clima no siempre acompañe. Queremos que recorras la ciudad con ojos de un local, por ello te dejamos este post con los 15 lugares imprescindibles que ver en Pamplona.

 

QUE VER EN PAMPLONA. 15 LUGARES IMPRESCINDIBLES.

 

1. Plaza del Ayuntamiento.

Probablemente esta sea la imagen que todos conocen de Pamplona, y probablemente también, en cuanto la visites pensarás lo grande que parecía en la tele. La plaza del Ayuntamiento es uno de los iconos de la ciudad, donde cada 6 de julio el chupinazo es lanzado desde el balcón de su segundo piso, dando inicio a las fiestas de San Fermín.

La plaza del ayuntamiento, en pleno casco antiguo, es uno de los lugares imprescindibles que ver en Pamplona. Su ubicación no es casual. El rey Carlos III el Noble promulgó en 1423 el Privilegio de la Unión y ordenó el levantamiento de este edificio en la confluencia de los tres burgos medievales como símbolo de la consolidación de una única ciudad. Tras un derribo y varias remodelaciones, en la actualidad podemos observar una fachada que combina estilos barroco y neoclásico. Los forjados de los balcones con el león, símbolo de la ciudad, ponen la nota de color a la fachada. También cabe destacar las esculturas que representan la Prudencia, la Justicia, Hércules y la Fama.

El edificio del ayuntamiento se encuentra rodeado por casitas de colores, cantidad de bares y terrazas, y pequeños comercios de toda la vida. En uno de sus extremos, se mantiene de manera permanente parte del vallado del encierro. Es un lugar ideal para sentarse a tomar algo y ver la vida local más auténtica de la ciudad.

que ver en Pamplona


2. Catedral de Pamplona.

La Catedral de Santa María la Real, se encuentra situada en la parte más alta del casco antiguo de Pamplona. Se trata de un conjunto eclesiástico único, por tratarse del complejo catedralicio más completo que se conserva en España. Presenta las edificaciones habituales en otras catedrales como iglesia, claustro y sacristías, pero además conserva la cillería, refectorio, sala capitular y dormitorio, que son más propias de la vida común a la que estaba sujeto su cabildo y que a lo largo de los siglos se han ido derribando en otras catedrales españolas.

Las estancias que lo configuran, fueron construidas en distintas épocas y estilos, por lo que todavía se pueden observar dependencias románicas, aunque predominan las edificadas en estilo gótico y la fachada de estilo neoclásico. El claustro, es considerado una maravilla del arte gótico europeo, mientras su fachadas es una de las obras más puras y representativas del neoclasicismo de la península. Además de las altas naves y su enorme claustro, otro de los puntos de más interés es el mausoleo de alabastro del siglo XV donde te encontrarás “cara a cara” con Carlos III el Noble y su esposa doña Leonor.

Además de todo esto, diariamente a las 11.15h es posible subir a la torre de la Campana María, desde la cual se obtienen unas preciosas vistas de Pamplona. Es posible realizar visitas por libre, tanto guiadas. En la página web oficial de la Catedral, podrás encontrar toda la información que necesites.

que ver en Pamplona


3. Caballo Blanco.

Uno de nuestro lugares favoritos que ver en Pamplona, es el de Caballo Blanco. Resulta uno de los lugares más pintorescos de la ciudad, por un momento, parece que nos hubiéramos trasladado a otra época.

A espaldas de la catedral, y pasando por la coqueta plaza de San José, llegamos a la Calle del Redín, una de las más bonitas de la ciudad. Tras cruzar su paso a nivel, llegamos a esta preciosa ubicación, al rincón de Caballo Blanco. El Baluarte del Redín fue construído alrededor de 1540, y es uno de los más antiguos del recinto amurallado. Ocupa aproximadamente el emplazamiento que tuvo la antigua Torre Medieval de Tesorería desde donde protegía el ángulo que une el frente de la Magdalena y el de Francia.

El mesón es uno de los puntos más interesantes del rincón de Caballo Blanco, que a pesar de su aspecto medieval, este fue erigido durante el s.XX. Aquí encontrarás también la cruz del Mentidero que fue utilizada como picota. Otro de los grandes atractivos de este rincón son las espectaculares vistas que ofrece de Pamplona, además de que podrás observar gran parte de las murallas de la ciudad. En verano es un lugar repleto de ambiente, donde se ofrecen conciertos y la gente disfruta tomando algo en las zonas verdes colindantes.

que ver en Pamplona


4. Las murallas.

A lo largo de más de 5 kilómetros de recorrido, el Monumento Nacional de las Murallas de Pamplona constituyen uno de los complejos bélicos más interesantes y mejor conservados de España. El gran tamaño de su complejo que va desde el Parque de la Media Luna, siguiendo por el Paseo del Obispo Barbazán hasta la Taconera, te permiten un insólito paseo bordeando toda la ciudad y disfrutando de las mejores panorámicas de Pamplona.

Pamplona, ciudad medieval, se rodeó de un anillo amurallado para evitar ataques enemigos. Sin embargo, en 1515 el Reino de Navarra se incorpora a la Corona de Castilla convirtiéndola en un lugar estratégico para la defensa de la Corona Española ante Francia. Es entonces cuando la ciudad de Pamplona se blinda mediante una magna y formidable fortaleza. Bastiones, baluartes, portales, medias lunas, revellines, fuertes… a lo largo de kilómetros para proteger a la ciudad. La Ciudadela es uno de los ejemplos mejor conservados de toda esta etapa histórica de Pamplona.

Si estás interesado en realizar un recorrido por todo este complejo, deberás saber que está perfectamente señalizado y con carteles informativos. Si quieres entender la construcción, evolución y la vida de estas murallas, te aconsejamos que comiences tu visita en el Centro de Interpretación de las Fortificaciones de Pamplona.

que ver en Pamplona


5. Paseo Sarasate.

 El Paseo Sarasate, es uno de los grandes emblemas de la ciudad y uno de los lugares imprescindibles que ver en Pamplona. Esta recta que antiguamente también fue conocida como Paseo Valencia, es uno de los tramos más recorridos y visitados por locales y turistas. En las fiestas de San Fermín, aquí se celebran bailes regionales, jotas y conciertos, así como se puede encontrar la mítica tómbola de Caritas. No te vayas del paseo sin tomar el típico helado de “la Nalia”.

Durante la Edad Media, a lo largo de las casitas de este paseo discurría la muralla de Pamplona, dejando a al propio paseo completamente fuera de la ciudad. Esto fue así hasta el s.XVI, tras la conquista de Navarra. Lo que hoy es el propio Paseo de Sarasate se encontraba en el lado exterior de la muralla,  es decir, fuera de la ciudad. No fue hasta el s.XIX que esta zona se convirtió en paseo, tal y como lo verás actualmente. En este tramo encontrarás el Palacio de Navarra, el Parlamento de Navarra, el Antiguo Edificio del Banco de España, la Iglesia de San Nicolás, seis estatuas de reyes repartidas por el paseo y el imponente Monumento a los Fueros.

El monumento a los fueros es la verdadera insignia del paseo, que yergue aquí desde 1903. Fue construido por suscripción popular después de que el ministro de haciendo Germán Gamazo intentase suprimir el régimen fiscal de Navarra, y en la comunidad se desatatara una gigantesca reacción popular en contra de dicha supresión y en defensa de los fueros. En lo alto del monumento se encuentra un matrona que simboliza a Navarra sosteniendo los Fueros en su mano, y bajo ella cinco figuras que representan; La Paz, el trabajo, la justicia, la autonomía y la historia. Por ello, el monumento a los Fueros es símbolo de las libertades de Navarra.

que ver en Pamplona


6. La Ciudadela y la Vuelta del Castillo.

Junto con la circundante Vuelta del Castillo constituye el gran pulmón verde de Pamplona. Un espacio de 280.000 metros cuadrados cuyos pabellones, fosos, baluartes, revellines, fortificaciones, edificios menores y glacis son hoy lugares públicos de ocio, deporte y cultura.

La Ciudadela nació para proteger a Pamplona del ataque enemigo, por órdenes del rey Felipe II, quien la mandó construir en 1571 para hacer frente a las continuas incursiones de los franceses. Su estructura original tenía forma de pentágono regular con cinco baluartes, uno en cada punta, pero la construcción del Primer Ensanche hizo derruir dos de estos. A día de hoy sigue siendo considerada además como el mejor ejemplo de arquitectura militar del Renacimiento Español y uno de los más destacados conjuntos defensivos de Europa.

que ver en Pamplona

Es posible adentrarse en ella y pasear por sus jardines, sus fosos, incluso muchos Pamploneses practican la escalada en sus murallas. Las entradas más comunes son la Puerta del Socorro, atravesando un puente que en su día fue levadizo, y la entrada principal de la Avenida del Ejército.

En la actualidad la Ciudadela de Pamplona combina su uso recreativo con el de recinto cultural, ya que el edifico del Polvorín, el Pabellón de Mixtos, la Sala de Armas, y el Horno han sido remodelados como sedes de exposiciones y muestras culturales, sobre todo de arte contemporáneo. Este parque público sólo abierto a peatones podrás observar famosas esculturas como las de Jorge Oteiza, entre otros.

Desde su interior, uno no es capaz dimensional la magnitud del complejo, y esto sólo sería posible a vista de pájaro. Sin embargo, salir a la Vuelta del Castillo y ver la Ciudadela desde su exterior, podría acercarnos un poco a esta imagen. Esta zona comprende la zona verde más grande de la ciudad, una de las más transitadas y por supuesto, una de las más bellas de la ciudad.

7. Plaza del Castillo.

Esta plaza es el centro neurálgico de la ciudad y de la vida social pamplonesa, convirtiéndose en uno de los iconos de la ciudad. Su denominación actual alude a que en su solar existieron antiguamente dos fortificaciones de este tipo. En la actualidad, la plaza resulta un lugar ideal para tomar algo en alguna de sus infinitas terrazas.

La plaza del Castillo se encuentra entre los burgos medievales de San Nicolás y La Navarrería y sirve de nexo de unión entre la zona antigua y la parte nueva de la ciudad. Se trata de una plaza muy amplia, porticada en sus lados,  y rodeada de edificios de colores entre los que destacan; el Antiguo Casino, el Palacio de Navarra y el Palacio Goienetxe. Por supuesto, en corazón de la plaza es su famoso quiosco, que termina de dotar de personalidad y esencia propia a este lugar.

Sin embargo, no podemos pasar por alto la relevancia de ciertos negocios de la zona, como el Café Windsor, el Café Iruña, el Bar Txoko, el Antiguo Hotel Quintana o el Hotel la Perla. Todos ellos cobraron una notoria importancia en la ciudad tras las innumerables visitas de Ernest Hemingway y su estancia en estos establecimientos. Tanto es así, que se han convertido en verdaderos emblemas de Pamplona.

que ver en Pamplona


8. Monumento al Encierro.

El encierro es el acto central de las fiestas de San Fermín, convirtiéndolas en un espectáculo conocido en muchísimos lugares del planeta. Ni siquiera Hemingway puedo resistirse a estas fiestas. El encierro surge de la necesidad de trasladar a los toros desde los extramuros de la ciudad a la Plaza de Toros. Y lo que en su momento fue el acto espontáneo de cientos de mozos salir al recorrido y correr delante los astados, ahora es el emblema de las fiestas y de la ciudad.

Por ello, el monumento de bronce firmado por el escultor Rafael Huerta, transforma un momento fugaz en imperecedero, creando un conjunto dedicado a dicho momento de tensión y adrenalina. El monumento está situado en la avenida Roncesvalles, mirando hacia la Plaza de Toros, y con la única intención de ensalzar el Encierro. Verás 11 mozos que tratan de conducir a la manada compuesta por 6 toros y 3 cabestros. Es uno de los lugares más fotografiados por el turista que llega a la ciudad, y a pesar de la prohibición, muchos deciden subirse a los astados.

que ver en Pamplona


9. Plaza de Toros y monumento a Hemingway.

La plaza de toros de Pamplona, fue inaugurada en el año 1922 y es internacionalmente conocida por los encierros de San Fermín. La Plaza de Toros es el alma de la ciudad durante las fiestas de San Fermín, con una capacidad de 20.000 personas, convirtiéndola en la cuarta más grande del mundo.

Si no puedes visitarla entre el 6 y 14 de julio para conocer los entresijos de la fiesta, o porque no estás dispuesto a ver el aceptado asesinato de 6 animales cada tarde, podrás conocerla el resto del año tanto de forma individual como en visita guiada. Desde luego, si eres antitaurino, es mejor que sigas leyendo el próximo lugar de interés, puesto que la visita combina un recorrido por el ruedo, el patio de caballos, la capilla, el callejón y un documental proyectado con imágenes del Encierro.

En las inmediaciones del recinto, junto a la Cuesta de Labrit, podrás observar una pequeña estatua dedicada al escritor Ernest Hemingway, cuyo paso por Pamplona y por las fiestas de San Fermín provocó un antes y un después en la ciudad.

que ver en Pamplona


10. Parque de la Media Luna.

Bordeando el centro de la ciudad, en el Segundo Ensanche, y en un extremo de las murallas, el Parque de la Media Luna, es uno de los más bellos y antiguos de Pamplona. Este parque debe su nombre a su diseño en forma de luna menguante y se trata de un lugar bucólico que ofrece unas espectaculares vistas del río Arga, el puente medieval de la Magdalena y parte de la ciudad.

Cuenta con un estanque de peces, un coqueto café, jardines, una estatua dedicada al violinista Pablo Sarasate, así como infinidad de vegetación de 43 especies diferentes. Este fue construído en 1935 en uno de los extremos del antiguo recinto amurallado de la ciudad. Resulta un verdadero oasis en pleno corazón de la ciudad, un lugar ideal al que ir a pasear y poder obtener el perfil más hermoso de la Catedral. Aquí está situado también el Chalet de Izu, un elegante palacete que alberga en su interior un precioso restaurante.

que ver en Pamplona


11. Baluarte.

Situado en pleno corazón de Pamplona, entre la Ciudadela y el Parlamento de Navarra, se levanta el Palacio de Congresos y Auditorio de Navarra Baluarte. Es un claro ejemplo de la arquitectura moderna de la ciudad, así como referente cultural y congresal de la Comunidad.

Se trata de una imponente construcción de tres plantas revestida en granito gris oscuro, que alberga en su interior un gran auditorio con capacidad para 1.560 personas, una Sala de Cámara, además de salas de exposiciones, congresos y conferencias. Aquí se programan desde obras de teatro, conciertos, exposiciones, musicales, danzas, conferencias, desfiles de moda…  Fue inaugurado en 2003 bajo constantes polémicas por su tamaño y apariencia exterior. En nuestra opinión personal, existen preciosas salas en su interior, pero visto desde fuera, no presenta ninguna armonía con el entorno que lo rodea. Eso si, es el gran centro cultural de la ciudad, y es de agradecer.

que ver en Pamplona


12. La Taconera.

Otro de los lugares más bonitos que ver en Pamplona, es la Taconera. Los Jardines de la Taconera, que datan de 1830, constituyen el parque más antiguo, hermoso y emblemático de Pamplona. Asentado en torno a las murallas, al lado del Casco Antiguo, nos ofrece un paseo entre jardines de estilo francés y fortificaciones.

Si algo caracteriza este parque es que alberga un pequeño zoo en sus fosos, en el que conviven ciervos, patos, pavos reales, cisnes, faisanes, gamos, conejos… en estado de semilibertad. La inmensidad de la Taconera te permite realizar infinidad de recorridos, donde podrás observar portales a modo de arcos de triunfo, un monumento al tenor Julián Gayarre y músico Hilarión Eslava, una escultura dedicada a Mariblanca, los arcos ojivales de Teobaldo II, el coqueto café vienés, infinidad de jardines y arboles de diferentes especies, así como pequeños quioscos para comprar un helado.

El parque es una inmensa zona verde que ofrece preciosas vistas de la ciudad, y que el público siempre puede disfrutar de el sin horarios para dar un paseo, hacer un picnic o deporte. La entrada más señorial es por el Portal de San Nicolás, que es una recreación barroca de un arco del triunfo que data de 1666. El parque está rodeado por parte de las murallas que circundaban la ciudad, por lo que la experiencia es simplemente preciosa.

que ver en Pamplona


13. Iglesia de San Lorenzo.

Al lado de la Plaza de Recoletos y el Rincón de la Aduana, encontrarás la Iglesia de San Lorenzo. Se trata de una de las iglesias más visitadas y queridas por la ciudad de Pamplona.

Aunque  del conjunto medieval del siglo XIV no hay apenas restos y la antigua portada barroca fue desmontada, la Iglesia de San Lorenzo sigue siendo un lugar de muchísimo interés entre los pamploneses y los turistas por contener en su interior la capilla de San Fermín. Son muchos los fieles y curiosos que se acercan hasta aquí para fotografiar o rezarle al santo.  Si estás interesado en hacer una visita al interior y ver la famosa capilla de San Fermín, puedes encontrar toda la información aquí.

que ver en Pamplona


14. Calle Estafeta.

La Calle Estafeta, debe su nombre a que en ella se instaló la primera estafeta de correos de Navarra en el s.XVIII. Probablemente una de las insignias e iconos de la ciudad, sea esta calle, además de por sus toros corriendo cada encierro, por la cantidad de bares y restaurantes que se encuentran en ella.

Es muy típico en esta estrecha calle de casitas de colores, encontrar a cientos de personas tomando pintxos de pie en la calle o sentados en la acera, nieve, llueva o haga 40º. Además de poder encontrar buenos pintxos y mucha vida, aquí encontrarás algunos establecimientos que venden algunos de los productos más típicos de la ciudad. Pero ojo, recuerda que es una de las calles más turísticas y puede que los precios sean algo más altos que en otros lugares. Es en esta calle es donde la famosa pastelería Beatriz crea sus“garrotitos”, los que no podrás marcharte sin probar. Eso si, tendrás que hacer fila para hacerte con ellos.

Al final de Estafeta encontrarás el reloj que marca los días que faltan para el inicio de las próximas fiestas de San Fermín, y que de un tiempo a esta parte, se ha convertido en un reclamo para tomarse una foto con el descuento de los días.

que ver en Pamplona


15. Plaza San Francisco.

Tras caminar por la Calle Nueva, te encontrarás con la Plaza San Francisco. Esta amplia plaza fue creada en el s.XX tras la destrucción de varios edificios como la sede del Consejo Real, las Cárceles Reales y el Convento de San Francisco. En la actualidad, el edificio La Agrícola construido en 1912 destaca por su elegancia y arquitectura burguesa de principios del s.XX. En su día fue la sede de la sociedad “La Agrícola”, del Grand Hotel, y actualmente es la Biblioteca General de Navarra.

Por otro lado, en la plaza encontrarás el Monumento a San Francisco de Asís. Esta escultura de bronce fue construída para agradecer al santo la labor que llevó a cabo en Pamplona cuando, según la tradición, estuvo en esta ciudad y logró pacificarla allá por 1213.

Además, durante las obras de construcción del aparcamiento subterráneo de la plaza, se encontraron en el subsuelo una gran cantidad de restos arqueológicos de tres etapas históricas; época romana, Edad Media y Edad Moderna. De todos estos restos, tan sólo podrás observar un pequeño fragmento de muralla medieval del Burro de San Cernin que se ha conservado junto a la rampa al aparcamiento.

que ver en Pamplona


✈️Ahorra en tu próximo viaje

Esperamos que este artículo sobre 15 lugares imprescindibles que ver en Pamplona te haya sido muy útil para organizar tu próximo viaje por la ciudad. Si tienes alguna recomendación o sugerencia, no dudes en contactar con nosotros para que podamos seguir mejorando nuestro contenido. ¡Buen viaje!

Si no te quieres perder mis últimos viajes, sígueme en Instagram@nereabados

Sígueme