Visita al Barrio Judío de Praga.

Barrio Judio de Praga

Uno de los lugares imprescindibles que visitar en Praga es el antiguo Barrio Judío o Josefov. Se trata de una pequeña zona de la ciudad que anteriormente ocupó el gueto judío de la ciudad. En la actualidad todavía podrás visitar seis sinagogas y otros lugares de interés como el impactante cementerio judío.

Te recomendamos que des un paseo por esta zona para descubrir su historia y grandes atractivos relaciones con esta comunidad. En este post te contamos todo lo que necesitas saber para realizar una visita al Barrio Judío de Praga.

VISITA AL BARRIO JUDÍO DE PRAGA.

 

Historia del Barrio Judío de Praga.

Existen indicios de que los judíos comenzaron a establecerse en Praga durante el s.X, y ya desde la Primera Cruzada hay constancia de la persecución a esta comunidad. En el s.XII es cuando se les obliga a concentrarse en un barrio amurallado en la ubicación que hoy conocemos, comenzando a construir sus primeros templos, como la Sinagoga Vieja-Nueva.

En el s.XVI Josefov comenzó a prosperar debido a ayudas para el desarrollo de la judería por parte del Ministro de Hacienda, el judío Mordecai Maisel. Aunque la verdadera prosperidad para esta comunidad vino de la mano de José II, quien logró emancipar a los judíos mediante un Edicto de Tolerancia, recibiendo permisos y derechos. En 1893 Josefov se vio envuelto en una iniciativa de renovación del barrio que duró más de 20 años, y que provocó la demolición de gran parte del barrio.

Al finalizar estas obras los únicos edificios que quedaron en pie fueron las seis sinagogas, el cementerio y el antiguo ayuntamiento. Las sinagogas fueron sorprendentemente conservadas bajo el Tercer Reich, puesto que pretendían crear museos sobre “la exótica raza extinta”en ellas. Por el bien de la humanidad, sus ideas no se llevaron a cabo.

Barrio Judio de Praga

 

Qué ver en el Barrio Judío de Praga.

Poco queda del antiguo gueto judío, pocos edificios persisten a la remodelación de la zona de 1893. En la actualidad todavía podemos comprender la historia de esta comunidad a través de seis sinagogas, el antiguo cementerio y el antiguo ayuntamiento. El Museo Judío de Praga se encarga de a gestión y conservación de varios de ellos, convirtiéndolas en todo un legado.

 

1. Sinagoga Española.

La Sinagoga Española es la más reciente, ya que su construcción comenzó en 1868. Erigida sobre la Escuela Vieja, es la sede principal de los sefardíes expulsados de España en la época de los Reyes Católicos. Vojtěch Ignác Ullmann y Josef Niklas estuvieron al frente de este proyecto influenciado por el arte mudéjar de la Alhambra.

La Sinagoga Española tuvo que ser considerablemente reparada en el s.XX tras la ocupación nazi durante la Segunda Guerra Mundial, en la cual el templo fue utilizado como almacén para bienes confiscados a judíos. A pesar de ello, su esplendor sigue intacto. Se trata de una de las sinagogas más bellas y visitadas del barrio, y alberga una exposición del Museo Judío que presenta la historia de los Judíos en Bohemia y Moravia.


2. Escultura Franz Kafka.

En el exterior de la Sinagoga Española encontraras la escultura de Franz Kafka, otro de los lugares imprescindibles en una visita al Barrio Judío de Praga. Se trata de una pieza de casi 4m y 800kg realizada por el escultor checo Jarsolav Rona, en memoria a uno de los vecinos más ilustres del barrio.

La escultura nos muestra el cuerpo vació de un hombre que porta chaqueta y pantalones. Sobre sus hombros aparece sentada la figura de Franz Kafka, queriendo representar la división espiritual que el escritor muestra en sus obras. La estatua se encuentra en uno de los lugares en los que residió el escritor, justo en el límite entre Josefov y la Ciudad Vieja. Es uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad, ya que aquí convergen tres religiones; judía, católica y protestante.

Barrio Judio de Praga


3. Viejo Cementerio Judío.

Uno de los lugares más sobrecogedores de Josefov es el viejo cementerio judio. Este surge en principios del s.XV y estuvo en uso hasta 1787. Se estima que hay alrededor de 12.000 lápidas y más de 100.000 restos mortales. Debido a su reducido espacio, los cuerpos se enterraban unos sobre otros, llegando a superponer hasta 12 capas de tierra. Su huésped más célebre es el rabino Loew, a quien se relaciona con la creación del mítico Golem.

Resulta verdaderamente impactante ver tal cantidad de tumbas apiladas en un lugar tan pequeño, como si unas yacieran sobre otras. Te recomendamos absolutamente que visites este lugar, pero que lo hagas con total respeto, sin olvidarte que es un lugar de paz para muchas familias.

Barrio Judio de Praga


4. Sinagoga Pinkas.

La sinagoga Pinkas fue fundada en el s.XIV como lugar de oración para la familia Horowitz, situada en la entrada del viejo cementerio judío. Tras la Segunda Guerra Mundial, esta sinagoga se ha convertido en un sobrecogedor memorial.

Sus paredes recogen los nombres escritos a mano de los 77.287 judíos checoslovacos asesinados a manos de los nazis, y una conmovedora exposición de dibujos realizados por los niños de campo de concentración de Terezín. Un verdadero monumento en memoria de lo judíos de Bohemia y Moravia víctimas de la Shoá.

Barrio Judio de Praga


5. Sinagoga Maisel. 

La sinagoga original fue construida en 1592 en estilo renacentista por el alcalde de la aljama judía de Praga y Ministro de Hacienda, Mordecai Maisel. Sin embargo, el templo fue víctima del incendio de 1689 y posteriormente reconstruído en estilo barroco. Tras esto ha sufrido remodelaciones en estilo neogótico.

En la actualidad alberga una exposición sobre la historia de los judíos de Bohemia y Moravia desde el s.X hasta el s.XVIII, donde podrás observar una colección de objetos como libros, telas, plata, ornamentos decorativos… Nos parece que es una visita de lo más interesante si te apetece comprender un poquito más de cerca la historia y tradiciones de esta comunidad.

Barrio Judio de Praga


6. Sinagoga Vieja-Nueva.

La Sinagoga Vieja-Nueva o la Altneuschul es otro de los lugares que no te puedes perder en una visita al Barrio Judío de Praga. Suele considerarse la sinagoga más antigua del mundo entre aquellas que han tenido uso religioso desde su fundación hasta la actualidad. La Nueva sinagoga fue erigida en 1270, y se cree que el nombre de Vieja-Nueva se le adjudicó en el s.XVI, cuando probablemente ya era la más longeva de toda la zona.

Se trata de una construcción gótica, con una rica decoración en piedra y un antiguo equipamiento interior a base de reja forjada gótica y lámparas forjadas. Según la leyenda, en el ático se esconden los restos del mítico Golem de Praga, creado a finales del s.XVI por el rabino Leow. En la actualidad es la sinagoga principal de la comunidad judía de la ciudad. Desde su construcción, siempre ha sido un importante lugar de oración, que tan sólo se mantuvo inactivo durante la ocupación nazi.

Barrio Judio de Praga


7. Sinagoga Klaus y Sala Ceremonial. 

En las inmediaciones del viejo cementerio judio encontrarás la Sinagoga de Klaus. Tras las destrucción por un incendio de una anterior sinagoga situada en este mismo enclave, en 1694 se erige este nuevo edificio barroco para albergar el templo judío. Se trata de la sinagoga más grande de todo el barrio judío, y fue incluso la segunda más grande de toda la ciudad de Praga.

En sus salas alberga una exposición permanente del Museo Judío, dedicada a tradiciones y costumbres judías, que tiene su continuación en la Sala Ceremonial, ubicada a escasos 20 metros de la sinagoga.


8. Antiguo Ayuntamiento Judío y Sinagoga Alta. 

El edificio del Antiguo Ayuntamiento Judío de Praga fue levantado en 1577 en estilo renacentista bajo el mandato de Mordecai Maisel. La fachada principal, donde destacan dos enormes relojes, pertenece al estilo rococó del s.XIX. Tras la anexión del Barrio judío a la ciudad de Praga, el ayuntamiento perdió su funcional original, por lo que en la actualidad este edificio es la sede del Consejo de Comunidades Religiosas Judías de la República Checa.

Anexo al antiguo ayuntamiento y comunicado por su interior, encontramos la Sinagoga Alta, construida al mismo tiempo como lugar de oración para el tribunal rabínico. Esta sinagoga cuenta con dos plantas; en la planta baja hay una pequeña tienda de recuerdos, y en la plata superior una colección de telas, objetos de plata… a modo de exposición. Por desgracia, la sinagoga no es accesible a visitas turísticas.

Barrio Judio de Praga


9. Dar un paseo por el Barrio Judío.

Una de las mejores cosas que hacer en Praga es la de perderse por el Barrio Judío. Debido a la remodelación que se llevó a partir de 1893, la zona se ha vuelto algo realmente exquisito. Calles empedradas repletas de majestuosos y nobles edificios, de diferentes colores pastel y con todo lujo de detalles y ornamentos en sus fachadas. Creemos que Wes Anderson hubiese sido muy feliz viviendo por aquí una temporada 😬.

Coquetos restaurantes y cafeterías, y una cantidad asombrosa de tiendas de lujo y firmas muy reconocidas inundan estas preciosas calles, mientras lo moderno se entremezcla con los edificios más históricos de la zona. Se trata de una de la zonas más exclusivas de la ciudad, y también una de las más visitadas. Te recomendamos que madrugues y evites al máximo las aglomeraciones turísticas, ya que sin lugar a dudas, el Barrio Judío de Praga es una de las zonas más bellas de toda la ciudad.

Barrio Judio de Praga


Cómo llegar al Barrio Judío. 

🚇 Metro. Parada Staroměstská (línea A).

🚌Bus. Líneas 194 y 207. Varias paradas.

🚋 Tranvía. Líneas 17 y 93. Parada «Právnická fakulta».

 

Dónde dormir en Praga. 

Al ser una ciudad súper turística, ¡dormir en Praga de forma barata es pan comido! La cantidad de oferta hotelera que encontrarás en Praga esa abrumadora, por lo que la relación calidad-precio es excelente. A esto debemos añadirle, que la República Checa tiene un nivel de vida más bajo que el español, por lo que al cambio, alojamiento y otros productos no pueden salir un poquito más baratos. Te dejamos aquí nuestro alojamiento en la ciudad y otras recomendaciones de algunos de los mejores alojamientos de Praga.

Praga Hotel Barato
Nuestra alojamiento en Majestic Plaza Hotel Prague.

✈️Ahorra en tu próximo viaje

Esperamos que este artículo sobre visita al Barrio Judío de Praga te haya sido muy útil para organizar tu próximo viaje por la capital checa. Si tienes alguna recomendación o sugerencia, no dudes en contactar con nosotros para que podamos seguir mejorando nuestro contenido. ¡Buen viaje!

Si no te quieres perder mis últimos viajes, sígueme en Instagram@nereabados

Sígueme