Los 10 pueblos más bonitos de Cádiz.

Los 10 pueblos más bonitos de Cádiz.

Que Cádiz es una de las provincias más bellas y con mejor clima de nuestro país, a nadie le cabe la menor duda. Cádiz es playa, buena comida, gente acogedora y amable, música en las calles, tradición, monumentos históricos. Por ello, con este post queremos contarte cuales son los 10 pueblos más bonitos de Cádiz, para que descubras el lado más mágico de la provincia gaditana y explores algunos de sus rincones más increíbles.

LOS 10 PUEBLOS MÁS BONITOS DE CÁDIZ.

1. Vejer de la Frontera.

Vejer de la Frontera se nos descubre como un típico pueblo blanco, de una belleza monumental y paisajística sin precedentes, que hizo que fuera declarado Conjunto Histórico Artístico en 1976. Su estratégica situación sobre un alto de una esbelta colina a 190 metros sobre el nivel del mar, hizo que este fuese enclave de las más antiguas civilizaciones.

Podemos observar huellas de antiguas civilizaciones y diferentes corrientes en su recinto amurallado medieval, la arquitectura de sus calles y preciosas casitas, así como en la Iglesia parroquial del Divino Salvador, la Plaza de España, la Cobijada y su mirador, la judería y el arco de las monjas, el castillo de Vejer, el convento de las Concepcionistas, el mercado de San Francisco, Iglesia de la Merced de Santa Catalina, la corredera o los molinos de viento.

La posibilidad de pasar un día en Vejer, de pasear y perderse por sus callejas, explorar sus rincones y mejores miradores, conocer la amabilidad de sus gentes y deleitarse con su magnífica gastronomía, hacen de este uno de los mejores lugares que visitar en Cádiz.

pueblos más bonitos de Cádiz

2. Grazalema.

Grazalema, en el punto más alto de la Sierra que lleva su mismo nombre, es un pintoresco pueblo enclavado en piedra caliza, bajo el ‘Peñón Grande’, de estrechas y empinadas calles, blancas casitas y tejas rojizas, rodeado de bosques y naturaleza. Grazalema es una delicia, uno de los pueblos más bonitos de Cádiz sin ninguna duda. 

Grazalema esconde siglos de historia, desde los romanos y musulmanes, que podemos ver reflejados en su riqueza monumental y arquitectónica, como el Dolmen de la Giganta, la Calzada Medieval, la iglesia de Nuestra Señora de la Aurora o la de nuestra Señora de la Encarnación,  o su coqueto casco histórico

Pasear por sus calles es un lujo. Sus productos artesanales como los paños y la manta, así como los gastronómicos como vinos y licores, dulces y quesos, enriquecen todavía aun más esta pequeña localidad escondida entre las montañas gaditanas.

3. Ubrique.

Es probable que lo primero que nos venga a la mente al pronunciar el nombre de Ubrique sea la producción de piel o el origen de un torero. Sin embargo, Ubrique es muchísimo más que eso. Este pequeño pueblo de casitas blancas está situado en la convergencia de los parques naturales de Grazalema y Alcornocales, arropado por las montañas, lo dota de una localización realmente preciosa. Por lo que nosotros hemos querido incluirlo en este post sobre los 10 pueblos más bonitos de Cádiz.

Su origen romano viene atestiguado por la antigua calzada romana entre Ubrique y Benaocaz y, sobre todo, por el valioso yacimiento de Ocuri. De la cultura musulmana han perdurado los restos de la Fortaleza de Cardela y el Castillo de Fátima. Su casco histórico de trazado medieval presenta calles angostas y empinadas, pintorescos rincones, bellas plazas con fuentes como la barroca Fuente Pública y la andalusí de los Nueve Caños y buenos ejemplos del barroco como las iglesias de San Antonio, San Juan de Letrán y el Convento de Capuchinos. Ubrique complementa su oferta de ocio con rutas senderistas, el avistamiento de aves o una increíble gastronomía que debe ser desgastada.

 

4. Arcos de la Frontera.

Otro de los pueblos más bonitos de Cádiz, es Arcos de la Frontera. Se trata de la puerta de entrada a la Ruta de los Pueblos Blancos, y está considerado como uno de los pueblos más bellos de toda España. A través de angostas y empinadas calles, bajo antiguos arcos y casitas blancas, nos adentramos hasta su casco antiguo, donde se conservan verdaderas joyas monumentales.

A pesar de que existen huellas de sus primeros pobladores prehistóricos y romanos, Arcos de la Frontera le debe su impronta y actual fisionomía a la cultura musulmana. Aunque callejeando por Arcos, podemos encontrar lugares de interés de diferentes épocas y periodos. El Castillo de los Duques, la Puerta de Matrera, los restos del recinto amurallado, sus palacios y casas señoriales, la Basílica de Santa María, la Iglesia de San Pedro, además de numerosos templos, capillas y conventos, son algunos de los lugares que nos ofrece esta maravillosa localidad.

Al igual que en todos los pueblos gaditanos que visitamos, te recomendamos que te pierdas por sus calles, pruebes su gastronomía y te dejes seducir por el amable carácter de su gente. La experiencia es única.

5. Sanlúcar de Barrameda.

Sanlúcar es otro de los pueblos más bonitos de Cádiz, y no nos cabe la menor duda sobre esto. Esta localidad está situada en el margen de la desembocadura del río Guadalquivir y frente a Doñana. La ciudad de aire señorial y casitas coloniales, posee una estructura urbana que se caracteriza por estar dividida en dos grandes núcleos; el Barrio Alto y el Barrio Bajo.

El Barrio Alto es el núcleo histórico y monumental, de angostas calles, blancas fachadas y aristocráticos palacios como el Palacio de Orleáns y Borbón y el renacentista Palacio Ducal de Medina Sidonia. También aquí encontrarás la Basílica de Nuestra Señora de la Caridad, el Arquillo o Puerta de Rota, restos de la muralla medieval, el Castillo de Santiago, el Convento de las Descalzas y la Iglesia de Nuestra Señora de la O. En el Barrio Bajo se sitúan el Auditorio de la Merced y las Covachasl, la Plaza de San Roque, la Iglesia de Santo Domingo, la Iglesia de San Jorge, el Convento de Regina Coeli, la Iglesia del Carmen y el Convento de Capuchinos.

Sanlúcar es un lugar ideal donde probar su famoso “pescaíto” o ir de tapeo. También desde aquí se pude realizar la travesía por el río  en el buque Real Fernando para conocer Doñana, o si lo prefieres, descansar en sus increíbles playas. Perderse unas horas y descubrir algunas de las joyas monumentales de Sanlúcar de Barrameda es un imprescindible en una visita por la provincia de Cádiz.

6. Setenil de las Bodegas.

Setenil de las Bodegas, situado en el cañon del río Trejo, es además de uno de los pueblos más bonitos de Cádiz, uno de los más singulares. Su extrema belleza y singularidad vienen debido a que sus casas están construidas bajo un saliente de roca, sobre esta o en su interior, convirtiéndolo en un pueblo de diferentes alturas.

La calle Cuevas del sol, es sin lugar a dudas la más conocida de Setenil, y en consecuencia, suele estar hasta los topes de turistas. Pero también podéis visitar otras calles con mucho encanto como la Calle Herrería, la Calle Triana, la Calle Mina, la Calle Cuevas de la Sombra o la Calle Calcetas. Tampoco puedes abandonar Setenil sin explorar bien todo su patrimonio cultural, empezando por el Castillo que domina el pueblo y su Torre del Homenaje, la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, la antigua Casa Consistorial o las ermitas de Nuestra Señora del Carmen y San Sebastián.

También te recomendamos que callejees por el maravilloso pueblo, te pierdas entres sus casitas blancas, degustes su gastronomía yendo de tapen, tomes unas fotos en la coqueta Plaza de Andalucía, y disfrutes de las mejores vistas del pueblo desde el mirador El Lizón. Ojalá el pueblo te guste tantísimo como a nosotros!

7. Conil de la Frontera.

Otro de los pueblos más bonitos de Cádiz, en nuestra opinión, es Conil de la Frontera. Conil es una localidad que hay que disfrutar tanto hacia el mar, como hacia su interior, donde algunas de las mejores playas gaditanas acaban en un coqueto entramado de calles repletas de casitas blancas.

En tu paseo por Conil, además de dar un paseo por el histórico puerto, no puedes dejar de visitar la Iglesia de Santa Catalina, la Casa Consistorial, la ermita del Espíritu Santo o la de Nuestro Padre Jesús Nazareno, el convento de Nuestra Señora de las Virtudes o los restos de fortificaciones medievales. Pasear por sus calles repletas de casitas blancas con ese sol que nos calienta, es una delicia. Ir de tapeo por sus bares, otra delicia más.

Pero no olvides, que a lo largo de sus 14kms de litoral, se extienden algunas de las mejores playas de España, de fina arena blanca y aguas transparentes. Conil te ofrece cantidad de actividades y planes, así que te animamos a que los descubras por ti mismo!

 

8. Zahara de la Sierra.

Sobre una peña de piedra coronada por una torre del s.XIII, bañada por las aguas turquesas de un embalse y en pleno parque natural, se encuentra Zahara de la Sierra, otro de los pueblos más bonitos de Cádiz. Está claro porqué.

Además de su espectacular y ubicación, Zahara de la Sierra nos ofrece un patrimonio cultural bastante amplio, desde vestigios musulmanes a medievales; su entramado urbano Andalusí, la Torre del Homenaje o los restos de la villa medieval. Además, también puedes descubrir otros lugares con algo menos de historia, pero igual de interesantes, como la Iglesia Santa María de la Mesa, la Ermita de San Juan de Letrán, la Capilla de San Juan de Letrán, Puente de los Palominos y la Torre del Reloj.

Pasear por sus calles escalonadas y sus casitas con paredes blancas, es maravilloso. Todo esto añadido a una rica y variada gastronomía donde te recomendamos que pruebes la carne de membrillo y las sopas hervías. Sin lugar a dudas, Zahara de la Sierra merece estar catalogado como uno de los 70 pueblos más bonitos de España.

9. Chipiona.

Chipiona, villa marinera próximo a la desembocadura del Guadalquivir y Doñana, tenía que estar en este post de los pueblos más bonitos de Cádiz, si o si. Además de su fantástica localización, sus estupendas playas y su deliciosa gastronomía, Chipiona tiene un legado monumental que es reflejo de su devenir histórico, que no queremos que te pierdas.

Algunos de los imprescindibles en Chipiona son el Santuario de la Regla, erigido sobre una antigua fortaleza y que hoy alberga a la patrona de Chipiona. También el Castillo, que fue mandado construir por Guzmán el Bueno y terminado por los Ponce de León. La Iglesia de Nuestra Señora de la O, la Capilla del Cristo de la Misericordia, el precioso Faro o el Sanatorio de Santa Clara, son otros lugares de interés que te recomendamos que visites en tu ruta por Chipiona.

Pero no olvides que Chipiona ofrece también algunas de las mejores playas de la costa gaditana, como la del Camaron, la ballena o las canteras, así como una de las mejores gastronomías de España. Chipiona es para degustarla a fuego lento, y merece totalmente la pena pasar un día por esta encantadora localidad.

10. Olvera.

No podemos terminar este post sobre los 10 pueblos más bonitos de Cádiz, sin incluir el precioso pueblo de Olvera. Olvera es una perla blanca erigida entre olivares, coronada por un exuberante conjunto monumental y enclavada en la zona norte de la comarca de la Sierra de Cádiz.

Se trata de una localidad de gran trascendencia histórica, donde su consolidación vino con el asentamiento poblacional a los pies del gran risco sobre el que aún a día de hoy se alza el Castillo olvereño a más de 620m de altura sobre el nivel del mar. El castillo árabe, la muralla musulmana, la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Encarnación y la iglesia de la Victori, figuran entre los muchos lugares de interés de Olvera. Te recomendamos que te pierdas por sus empinadas y angostas calles repletas de casitas blancas y te dejes enamorar por la belleza y cultura de esta increíble localidad gaditana. Olvera es un placer para todos los sentidos.


✈️Ahorra en tu próximo viaje

Esperamos que este artículo sobre los 10 pueblos más bonitos de Cádiz te haya sido muy útil para organizar tu próximo viaje por la provincia Andaluza. Si tienes alguna recomendación o sugerencia, no dudes en contactar con nosotros para que podamos seguir mejorando nuestro contenido. ¡Buen viaje!

Si no te quieres perder mis últimos viajes, sígueme en Instagram@nereabados

Sígueme