DOSMOCHILASYMEDIA

📍​QUÉ VER EN MARRAKECH. 10 Lugares Imprescindibles y GUÍA COMPLETA.

Qué ver en Marrakech

Marrakech, que cuenta con más de 1 millón y medio de habitantes,  es una de las ciudades más importantes, bellas e icónicas de Marruecos. Junto a Mequinez, Fez y Rabat, es una de las cuatro ciudades imperiales del país. La ciudad fue fundada por los almorávides en 1062, y fue durante un largo periodo la capital del Imperio islámico.

En la actualidad, Marrakech y el característico color de todas sus callejuelas, constituyen una de las joyas del país. Una ciudad con una esencia muy particular, repleta de mercados tradicionales y arraigada a costumbres milenarias. Marrakech es uno de esos lugares que hay que ver por lo menos, una vez en la vida.

En este post te contamos cuales son los 10 mejores lugares que ver en Marrakech. Esperamos que esta guía te sea muy útil para organizar y visitar algunos de los lugares más bonitos de este sorprendente ciudad marroquí. Así que, anota y ¡a disfrutar de la aventura!

 

📍QUÉ VER EN MARRAKECH. 10 LUGARES IMPRESCINDIBLES.

1. Plaza de Yamaa el Fna, el corazón de la ciudad.

La Plaza de Jamaa el Fna es la plaza central de Marrakech y el corazón y alma de la medina. En esta plaza se desarrolla la vida de los locales tanto de día como de noche. Pero si algo tiene de especial este lugar, es la transformación que va sufriendo con el paso de las horas del día.

Se trata de una plaza rectangular rodeada de pequeños puestos y restaurantes. Sobretodo restaurantes que ofrecen servicio de terraza en su azotea para que los turistas puedan observar desde las alturas el ritmo y vida de la plaza cada anochecer. Es muy recomendable y económico ir a ver el atardecer a uno de sus múltiples locales y enamorarse del trajín de Yamma Fna mientras el muecín llama al rezo desde la mezquita de Kutubía.

Durante el día la vida parece transcurrir de manera más lenta. La plaza se encuentra prácticamente limpia de comercio. Aun y todo, podremos encontrar algunos puestos de zumos, especias, caracoles… Así como mujeres que quieren hacerte henna, dentistas exponiendo sus últimas piezas extraídas, puestecitos de lamparas y souvenirs… Pero si algo llamó nuestra atención fueron los domadores de monos (los cuales tenían encadenados para uso y disfrute del turista ) y los encantadores de serpientes.

A la hora de viajar debemos dar ejemplo y hacer un TURISMO RESPONSABLE. Los animales no deben estar a nuestra disposición. Evitad cualquier tipo de actividad que implique el uso de animales.

Conforme las horas pasan y la tarde comienza a caer, la plaza muta de piel completamente. Todos esos puestecitos que habíamos visto por la mañana desaparecen y dejan paso a grandes puestos de comida, músicos improvisados y espectáculos de toda clase. Cualquier hora es buena para descubrir esta encantadora plaza, pero desde luego que la noche la convierte en un lugar único e irrepetible.

📝 Otros Artículos sobre Marruecos.

MARRAKECH


2. Jardín Majorelle, un lugar especial.

El Jardín Majorelle es un jardín botánico diseñado por el artista expatriado francés Jacques Majorelle en 1924, durante el periodo colonial en el cual Marruecos estuvo administrado por Francia. El exquisito jardín se encuentra a las afueras de la ciudad de Marrakech.

El pintor francés se instaló en Marrakech, y al caer prendido por la cultura del país, decide comprar una finca de palmeras al borde del palmeral de la ciudad en 1931. Es entonces cuando decide construir su casita de estilo Art Déco inspirada en Le Corbusier y el Palacio de la Bahía de Marrakech.

* Los FREE TOUR no tienen un precio fijo, sino que al finalizar, cada persona entrega al guía el importe que considere en función de su satisfacción.

Además de su pasión por la arquitectura y el arte, Majorelle tenía un especial apego por la botánica, por lo que decidió crear su particular jardín botánico en torno a su chalet. Este jardín es una obra de arte viva en movimiento, compuesta de plantas exóticas y raras especies vegetales traídas de diferentes partes del mundo.

Todo ello fue decorado con fuentes, cuencas, alamedas, pérgolas, jarras de cerámica… Es 6 años más tarde cuando decide pintar su casa de un color azul ultramar, intenso y claro al mismo tiempo. Un color muy particular. Un color azul Majorelle.

Debido a un accidente de coche, Majorelle se repatría a París, y se pierde su rastro en la década de los 60. El jardín cae en el abandono hasta que en 1980 Yves Saint-Laurent y Pierre Bergé fundan la “Association pour la Sauvegarde et le Rayonnement du Jardin Majorelle”.

De esta manera, adquieren el chalet taller y el jardín, que hacer restaurar y desarrollar en el espíritu del artista. Además, deciden transformar el taller en el Museo de Arte Islámico de Marrakech. Debido a todo esto, el jardín de Majorelle es uno de los lugares de interés más turísticos de Marrakech, y por ello, uno de nuestro 10 lugares imprescindibles en una visita a la ciudad.

3. Palacio de la Bahía, el palacio más bello.

El Palacio Bahia fue construido a finales del s.XIX con el objetivo de ser el palacio más impresionante de todos los tiempos. Y aunque consideramos que se queda lejos de este propósito, es una de las obras arquitectónicas más importantes de la ciudad. Por ello, es otro de nuestros imprescindibles que ver en Marrakech.

Con sus 150 habitaciones que dan a diversos patios y jardines, sus mosaicos, su característico estilo arquitectónico y su especial colorido, hacen del Palacio de la Bahía un sueño para el visitante. Si todavía hay algo que vuelve más interesante este lugar, es el harén de las 4 esposas y las 24 concubinas del visir.

Pero si debemos sacar puntos negativos sobre esta visita, es que las habitaciones están completamente vacías. Con la muerte del visir, sus esposas, locales y el sultán, decidieron desvalijar el palacio. A pesar de ello, consideramos que es una visita imprescindible en Marrakech, ya que la ciudad no goza de muchos edificios de estas características.


 

4. Mezquita Kutubía, el icono de la ciudad.

Sin lugar a dudas, otro de los lugares imprescindibles qué ver en Marrakech, es la Mezquita Kutubía. Se trata de la mezquita más importante de Marrakech, y fue una de las más relevantes a lo largo de mundo islámico cuando finalizó su construcción en 1158.

Su nombre, que significa mezquita de los libreros, se lo debe a los numerosos puestos de libros que rodeaban el complejo en sus primeros años de vida. La mezquita destaca además por su alto minarete, que a nosotros no paró de recordarnos a la Giralda, así como por su color de arenisca rosada, muy icónico en la ciudad de Marrakech.

* Los FREE TOUR no tienen un precio fijo, sino que al finalizar, cada persona entrega al guía el importe que considere en función de su satisfacción.

Tanto la mezquita como sus alrededores, constituyen una de las zonas más bonitas de la ciudad. Podrás observar una gran plaza repleta de palomas frente a esta, llena de vida y donde los locales pasan gran parte de su tiempo. También podrás pasear por los jardines de la trasera de la Kutubía, que resultan encantadores y mucho más tranquilos.

En su contra, también encontrarás en los alrededores decenas de calesas en las que te ofrecerán dar un paseo, pero recuerda lo del TURISMO RESPONSABLE. Al igual que en el resto de mezquitas de las ciudad, la entrada está prohibida a los no musulmanes.

MARRAKECH


5. Palacio el Badi, las ruinas de alto valor histórico.

Otro de los lugares más bonitos que ver en Marrakech es el palacio el Badi. Este fue construido a finales del s.XVI para conmemorar la derrota de los portugueses en la Batalla de los Tres Reyes.

Aunque también es conocido como “el incomparable”, en la actualidad, el Badii se encuentra totalmente en ruinas. Debemos fiarnos del tamaño de su patio, de su complejo y de los cronistas de la época para llegar a hacernos una idea de como fue entonces; un palacio con más de 300 habitaciones decoradas con los mejores materiales de la época.

Su ruina comenzó cuando a finales del s.XVII se decidió trasladar la capital de Marrakech a Meknes, y el palacio el Badi fue saqueado por completo.A pesar de que el palacio no tiene un gran interés debido a su estado, salvo que te gusten mucho las ruinas, hemos de confesar que para nosotros es uno de nuestros imprescindibles.

Aunque han decidido exhibir el minbar de la Kutubía para que el palacio tenga algo más de interés, lo mejor de este lugar se encuentra en otro lado. Si eres aficionado a la fotografía, existen dos rincones en esta localización de lo más fotogénicos y a los que podrás sacar mucho partido.


 

6. Tumbas Saadíes, un lugar histórico.

Las Tumbas Saadíes son otro de los lugares más bonitos que ver en Marrakech. Aunque datan de finales del s.XVI, no fueron descubiertas y abiertas al público hasta el año 1917.

Se encuentran en un jardín cerrado al que se accede a través de un angosto pasillo. En este mismo jardín se pueden ver más de 100 tumbas decoradas con mosaicos al más puro estilo marroquí. En ellas están enterrados los cuerpos de los sirvientes y guerreros de la dinastía Saadí.

Dentro del complejo, el mausoleo principal acapara todas las miradas. Es en esta edificación donde descansan los restos del sultán Ahmad al-Mansur y su familia. El mausoleo consta de 3 habitaciones, siendo la más conocida la de las 12 columnas, la que contiene los cuerpos de sus hijos.

Debido a la falta de complejos y edificaciones de este tipo en la ciudad de Marrakech, consideramos que es un imprescindible. Hemos visto cementerios más bonitos, bajo nuestra humilde opinión, pero puedes dedicarle la media hora que merece la visita para poder visitar el lugar y comprender mejor su historia.


7. Madraza Ben Youssef.

La madraza de Ben Youssef es la más relevante que ver en Marrakech. Se trata de una escuela musulmana de estudios superiores, especializada en estudios religiosos. La madraza Ben Youssef se construyó para dar servicio a los estudiantes de la mezquita cercana con el mismo nombre.

Además de ser la más importante y bonita de la ciudad, es la madraza más grande del país. Su construcción data de 1565, y se planificó para albergar a más de 900 estudiantes. Sin lugar a dudas, no puedes dejar de visitar el austero aspecto de las celdas, así como el patio interior, que es una delicia arquitectónica.


 

8. Museo Yves Saint Laurent, oda al buen gusto.

El museo de Yves Saint Laurent es un museo dedicado al diseñador, ubicado a las afueras de la ciudad de Marrakech. El diseñador cuenta con dos museos para exhibir sus obras y colecciones, uno en Marrakech y otro en París. En el museo podrás contemplar el trabajo de Yves y conocer de manera más cercana su relación e inspiración natal mediante colores y formas empleados en sus prendas.

Además de la increíble colección expuesta del diseñador argelino y otra de Majorelle, impresiona la arquitectura del complejo. El diseño del edificio ha obtenido grandes premios y elogios, y es que es una oda al buen gusto y una delicia para todos los sentidos. El museo lleva abierto desde 2017, por lo que si eres amante del diseño y el arte, no pierdas la oportunidad de visitarlo en tu estancia por Marrakech.


9. Jardines de la Menara, un remanso de paz.

Creados en 1870 sobre un antiguo estanque almohade, constituyen los jardines más famosos de la ciudad. En estos jardines podréis ver un gran estanque presidido por un edificio muy llamativo y miles de olivos que se riegan gracias a él. El edificio central que preside el lago fue encargado por el sultán Sidi Mohammed y se dice que antiguamente fue el lugar de los encuentros amorosos de los sultanes de la ciudad.

* Los FREE TOUR no tienen un precio fijo, sino que al finalizar, cada persona entrega al guía el importe que considere en función de su satisfacción.

A pesar de que nos gustó más el Jardín Majorelle, hemos querido insertar este lugar en nuestra lista de los 10 lugares imprescindibles para ver en Marrakech. Los jardines o lugares más tranquilos no abundan en la ciudad, por lo que si tienes algo de tiempo, podrías incluirlo entu itinerario para huir un ratito del alboroto de la ciudad.


 

10. Zoco, una experiencia única.

Por último, otro de los mejores lugares que ver en Marrakech es el Zoco. El zoco es uno de los mejores lugares en los que perderse horas en la Marrakech. Se trata de un laberinto que se extiende desde el norte de la Plaza de Yamma el Fna y ocupa decenas de calles y callejuelas. Es aquí donde pondréis en práctica vuestra habilidad a la hora de regatear.

El zoco está repleto de puestos y tenderetes de todo tipo. Aquí podrás comprar ropa, especias, comida, productos típicos, souvenirs, artesanía, objetos de decoración, productos de belleza… y todo lo que se te pueda llegar a ocurrir. El zoco de Marrakech, al igual que otros zocos repartidos por el mundo, tiene la singularidad de estar agrupado por gremios. Es curioso ver una calle repleta de cesteros, otra de tintoreros, ferreteros

La vida en el zoco es intensa. Es el corazón de la ciudad y de los locales. El zoco parece no descansar nunca, por lo que si quieres realizar una visita algo más tranquila, lo mejor es hacerlo por la mañana. Perderse por el zoco es una experiencia única, donde poder sentir su cultura, comprender sus costumbres y su forma de vivir.


AHORRA EN TU PRÓXIMO VIAJE.
Encuentra las MEJORES OFERTAS DE ALOJAMIENTOS en Marrakech.
Consigue 25€ DE DESCUENTO en tu 1ª reserva en AIRBNB (cuenta nueva)
Contrata tu SEGURO DE VIAJE con un %5 de DESCUENTO.
Encuentra los MEJORES VUELOS a Marruecos.
Adquiere tu TARJETA SIM CON ACCESO A INTERNET con un %5 de DESCUENTO.
Descubre TOURS Y EXCURSIONES en Marrakech aquí.
Tramita tu VISADO aquí.

Esperamos que este artículo sobre los 10 lugares imprescindibles que ver en Marrakech te haya sido muy útil para organizar tu próximo viaje por Marruecos. Si tienes alguna recomendación o sugerencia, no dudes en contactar con nosotros para que podamos seguir mejorando nuestro contenido. ¡Buen viaje!

Si no te quieres perder mis últimos viajes, sígueme en Instagram: @nereabados

Sígueme
0