Qué ver en Vitoria. 25 Lugares Imprescindibles.

Qué ver en Vitoria. 25 Lugares Imprescindibles.

Por desgracia, Vitoria es muchas veces la gran olvidada en una ruta por el País Vasco. La capital vasca tiene un valor histórico, artístico y cultural incalculable, que podrás disfrutarlo a través de sus iglesias,  parques, plazas, museos, calles y palacios. Vitoria fue también proclamada “Green Capital” de Europa en el año 2012, por ofrecer una cantidad inmensa de espacios verdes a sus ciudadanos y turistas, ofreciendo una calidad de vida exquisita.

Ni Ken Follet o Paulo Coelho pudieron resistirse a los encantos de esta pequeña ciudad, por lo que te dejamos este post con los 25 Lugares Imprescindibles que ver en Vitoria en un día, para que no te pierdas ni un sólo rincón en tu visita.

 

QUÉ VER EN VITORIA. 25 LUGARES IMPRESCINDIBLES.

1. Catedral de Santa María, Catedral Vieja.

La Catedral de Santa María o Catedral Vieja, es uno de los mejores lugares que ver en Vitoria, puesto que es el templo más emblemático de la ciudad. Situada en la parte más alta de la colina, lleva narrando la historia de la ciudad a través de sus muros desde el s. XIII. La Catedral, declarada Patrimonio de la Humanidad, fue levantada sobre las ruinas de la iglesia de la aldea de Gazteiz, que en su día también sirvió como fortaleza.

La Catedral está constituida por un conjunto de edificaciones realizadas en diferentes épocas y diversos usos, aunque podríamos afirmar que principalmente es de estilo gótico. El templo presenta planta de cruz de latina, cuenta con tres naves y está cubierta con bóvedas de crucería. La capilla de Santiago y el magnífico pórtico del s.XIV son algunos de los puntos más interesantes del templo. Tampoco podemos pasar por alto la torre del campanario con casi 60 metros de alto, que nos brinda desde las alturas una de las mejores vistas de Vitoria.

Debido a las múltiples modificaciones realizadas a lo largo de su historia y problemas estructurales que casi le cuestan el derrumbe, desde hace varios años la Catedral está en proceso de restauración. Sin embargo, eso no impide que puedas visitar su interior. Y vaya interior. La visita guiada que se ofrece en la Catedral Vieja es de lo más recomendable, puesto que comprendes la evolución que ha sufrido la Iglesia y la ciudad a lo largo de los siglos, desde sus cimientos y muros, hasta la torre. Dar un paseo por su interior es recorrer todos los detalles que inspiraron a autores como Paulo Coelho o Ken Follet en algunas de sus obras.

Puedes encontrar toda la información sobre las reservas para las visitas a la Catedral Vieja de Vitoria aquí.


2. Plaza de la Virgen Blanca.

La plaza de la Virgen Blanca, patrona de la ciudad, es también conocida como la plaza Vieja. La Plaza está situada entre el Casco Viejo y el Ensanche, es el mayor punto de encuentro de la ciudad, y por supuesto, uno de los grandes imprescindibles que ver en Vitoria. Entre coquetas casitas con miradores blancos y la Iglesia de San Miguel,  nos encontramos una de los lugares más bonitos de la ciudad presidido por el monumento de la Batalla de Vitoria de 1813, que conmemora la victoria sobre las tropas de Napoleón.

La mitad de las cosas que pasan en la ciudad de Vitoria, se desarrollan en la Plaza de la Virgen Blanca. Punto de reunión de familias y amigos, turistas y lugareños, bien como punto de encuentro, lugar de paseo o de paso, así como para tomar algo en alguno de sus múltiples bares y restaurantes, o tomarse una foto con el cartel “Vitoria Gazteiz”. Pero además, cada agosto se produce la bajada de Celedón durante las fiestas patronales de Vitoria, uno de los momentos más emocionantes para cualquier vitoriano.


3. Iglesia de San Miguel Arcángel. 

La iglesia de San Miguel Arcángel es un templo gótico-renacentista construido en el siglo XIV que podemos observar desde la Plaza de la Virgen Blanca y desde la Plaza del Machete. Se trata del templo más antiguo de la ciudad y fue declarado Bien de Interés Cultural en 1995.

La Iglesia alberga en su interior la capilla de la Virgen Blanca, patrona de la ciudad, con una talla policromía de mediados del s.XIX, siendo uno de los grandes atractivos de la Iglesia. Sin embargo, en la iglesia también podemos encontrar otros elementos muy interesantes como el retablo mayor, el tímpano de la portada, el Sepulcro Presbiteral de los Arriaga o la Torre campanario. Si tienes tiempo en la ciudad, te recomendamos que hagas una breve visita a esta popular iglesia.


4. Calle Herrería. 

Una de las calles más bonitas de Vitoria es la Calle Herrería, que parte desde la Plaza de la Virgen Blanca y pasa por delante de la Iglesia de San Pedro. En su camino encontramos una calle repleta de casitas de colores, antiguas casas de piedra y vigas de madera decoradas con escudos, además de alguno de los célebres murales de la ciudad.

En esta zona encontramos calles con nombres de los diferentes gremios que un día estuvieron asentados aquí; herrería, zapatería, correría… recorre estos tramos de la ciudad, puesto que son uno de los mayores reflejos de la verdadera esencia de la ciudad de Vitoria.


5. Catedral de María Inmaculada, Catedral Nueva.

La Parroquia de María Inmaculada, también conocida como la Catedral Nueva, es un templo católico de estilo neogótico situado en el barrio de Lovaina. Debido al mal estado y los múltiples fallos estructurales de la Catedral Vieja, en el s.XIX Vitoria se vio en la necesidad de edificar una nueva catedral. El templo se levantó entre 1904 y 1969, aunque la falta de financiación dejaron sin realizar algunos elementos arquitectónicos que dotaban a la iglesia de una verticalidad ahora inexistente.

Como resultado del incumplimiento de este proyecto original, en la actualidad encontramos una catedral muy horizontal, sin muchos elementos decorativos que había sido diseñados para este nuevo templos. Sin embargo, la Catedral de María Inmaculada nos ofrece un alto valor escultórico con obras de estilo modernista que decoran naves, ábside, capillas… A pesar de que a nosotros nos gustó bastante más la Catedral Vieja que la Nueva, te recomendamos que hagas una breve visita o por lo menos la veas desde el exterior.


6. Palacio de Escoriaza Esquivel.

Fernán López de Escoriaza, que fue médico del rey Enrique VIII de Inglaterra y de Carlos V, y su mujer, Victoria de Anda y Esquivel,  ordenaron construir este palacio a mediados del siglo XVI. Situado junto a la muralla medieval y próximo a la Catedral de Santa María, nos ofrece uno de los mejores ejemplos de la arquitectura renacentista del País Vasco a través de su alto valor ornamental y arquitectónico.

El palacio, construido en piedra de mampostería, se organiza alrededor de un patio de doble arquería. Este está decorado con capiteles y medallones con figuras mitológicas relacionadas con el amor; Lucrecia, Venus y Marte, Vulcano o Nerón, por lo que es conocido como el “Patio del Amor”. De su exterior cabe destacar los bustos de piedra del propietario y su esposa en la portada plateresca. Sin lugar a dudas, el palacio de Escoriaza Esquisavel es uno de los mejores lugares que ver en Vitoria.


7. Muralla medieval.

La muralla medieval de Vitoria fue un recinto levantado debido a la necesidad defensiva que requería la ciudad a finales del s.XI. Tras la rehabilitación llevada a cabo a principios del s.XXI, se ha conseguido recuperar y conservar la mitad del volumen total de esta antigua construcción.

Ya desde el momento en que fue concedido el fuero a la primitiva aldea de Gasteiz, en el año 1181 por parte del rey navarro Sancho VI El Sabio, hay constancia de la existencia de una cerca defensiva que rodeaba toda la colina en la que se asentaba la villa. Durante años protegió la ciudad de diversos conflictos bélicos, debido a su estratégica ubicación. Sin embargo, la muralla medieval cayó en desuso hasta llegar a ocultarse entre los edificios del casco antiguo.

Tras los proyectos de recuperación y conservación, ahora podemos disfrutar de esta joya a lo largo de diferentes puntos de la ciudad, por la cual también es posible realizar visitas guiadas.


8. Ruta de los Murales.

Una de las cosas que más nos gusto hacer en Vitoria, fue la de realizar una ruta por los murales. Pudimos conocer la ciudad de una manera super amena y diferente, pasando al lado de monumentos emblemáticos mientras buscábamos las diferentes obras plasmadas en las fachadas. Una explosión de color y creatividad a manos de diferentes colectivos gasteiztarras, que se ha convertido ya en todo un reclamo de la ciudad.

Te recomendamos totalmente realizar esta ruta por los murales, nos pareció una de las mejores cosas que ver en Vitoria. Te dejamos en este post toda la ruta de los murales detallada, para que conozcas la historia y significado de cada uno de ellos.


9. Estatua de Ken Follett. 

En el año 2008 el propio Ken Follet acudió a Vitoria a inaugurar esta estatua de bronce situada en la Plaza de las Burullerías, junto a la entrada de la Catedral Vieja de Vitoria, en honor al escritor. La obra de Casto Solano, representa al escritor galés en una pose reflexiva con la mano en la barbilla.

La ciudad de Vitoria le quiso rendir este homenaje a Follet puesto que situó la capital vasca en el mapa a través de su libro “Un mundo sin fin”, siendo la Catedral de Santa María parte de su inspiración a la hora de escribir la novela. Así que si eres un amante de las obras de Ken Follet, no puedes perderte este rincón en la ciudad.

que ver en Vitoria Ken Follet
Foto vía Wikipedia

10. Parque de la Florida.

El Parque de la Florida fue iniciado en 1820 con un pequeño jardín alrededor de un quiosco de música, y en la actualidad se ha convertido en uno de los espacios verdes más emblemáticos de Vitoria. El parque más antiguo de la ciudad se nos presenta con un aspecto romántico, enfatizado por colinas artificiales, puentes, fuentes, estatuas, grutas y cascadas y una diversa variedad de vegetación. De hecho, la influencia francesa que denota el parque, a nosotros nos recordó al Parc des Buttes-Chaumont que recientemente habíamos visitado en París.

El Parque de la Florida es un lugar ideal en el que dar un paseo por Vitoria entre sauces, castaños, coníferas, olmos, arces, cedros… Sin lugar a dudas es uno de los mejores lugares que ver en Vitoria. Es un espacio perfecto para pasear y disfrutar de la naturaleza en pleno centro de la ciudad.


11. Estatua el Caminante.

El caminante de Vitoria se ha convertido en todo un icono de la ciudad y otro de los grandes imprescindibles que ver en Vitoria. Esta escultura de bronce de casi 3,5 metros de alto, representa la figura de un hombre muy delgado y alto caminando por la ciudad. La obra fue realizada en 1985 por el artista Juan José Eguizábal, y está situada en la Plaza del Arca.

El caminante parece haber callejeado por Vitoria, y al haberse enamorado del lugar, su ambiente, su gente, su cultura… ha decidido quedarse aquí para siempre. Puede que esto mismo sea lo que nos pase a muchos al recorrer la capital vasca, que sentimos un profundo flechazo. A pesar de que muchas veces esta obra se encuentra fuera de los itinerarios más turísticos, no hemos querido dejar de recomendártela para que te acerques a verla en tu ruta por Vitoria, puesto que es de lo más curiosa.


12. Plaza de los Fueros.

La Plaza de los Fueros ocupa el espacio de la antigua plaza de abastos de Vitoria, que tras demoler el edificio modernista que en esta había, Peña Ganchegui y Eduardo Chillida levantaron esta obra en homenaje a los fueros.

A pesar de crear muchísima controversia en el momento de su construcción, en la actualidad nos encontramos una plaza triangular que combina con maestría diseño y funcionalidad. Un espacio público pensado para la gente local, que agrupa un frontón, unos metros para poder jugar a los bolos, y un graderío utilizado para las exhibiciones de “Herri Kirolak” (deportes rurales). Una obra de arte al aire libre de la que todos podemos disfrutar, nos pareció una idea sublime.


13. Plaza de España.

Nada más visitar esta plaza de Vitoria, no podrás dejar de pensar en otros lugares como la Plaza Mayor de Madrid o Salamanca. La Plaza de España o Plaza Nueva de Vitoria, es una construcción de estilo neoclásico, que alberga la casa consistorial y está rodeada de edificios formados por soportales con arcos de medio punto.

En 1780, el alcalde de Vitoria planteó el proyecto para construir una plaza amplia y suntuosa, que fuera el punto de partida para unir el casco antiguo con el nuevo ensanche, y situar en la misma el Ayuntamiento. La plaza debía ser ornamental, y para llevarla a cabo, tomó como referencia la Plaza Mayor de Madrid y Salamanca.

La construcción se llevó a cabo entre 1781 y 1790, y además de dar una ubicación fija al consistorio, tenía como objetivo dar cabida a mercados y festejos fuera del recinto amurallado. En la actualidad, además de celebrarse diferentes mercados artesanales o numismáticos, también podrás encontrar la Oficina de Turismo. Desde aquí podrás escuchar cada día a las doce del mediodía la melodía de “La Paloma” de Sebastián Iradier desde el reloj del ayuntamiento. Es un lugar estupendo si quieres hacer un descanso en tu ruta en alguno de los diversos bares y restaurantes que encontrarás en los soportales.


 

14. Iglesia De San Pedro. 

La Iglesia de San Pedro, situada en la maravillosa calle Herrería, es otro de los lugares que ver en Vitoria en un día. Se trata de un templo gótico del s.XIV, que está considerado como uno de los más bellos de España debido a la pureza de su arquitectura interior y su riqueza escultórica. Por ello, está considerado Bien de Interés cultural y declarado Monumento Histórico-Artístico.

Adosado a las murallas, nos ofrece un increíble pórtico neogótico y una imponente torre barroca, además de un sublime interior. Te recomendamos que hagas una breve visita a la Iglesia de San Pedro si tienes tiempo, y descubras las impresionantes vidrieras del s.XIX fabricadas en Burdeos.


 

15. Plaza de las Burullerías.

A los pies de la Catedral de Santa María, encontrarás la Plaza de las Burullerías, uno de los lugares más bonitos que ver en Vitoria. En esta pequeña plaza antiguamente se comerciaba con telas y paños, y en el Mural del “Al Hilo del Tiempo” situado en la propia plaza, podrás ver un homenaje al pasado de este lugar.

En la actualidad, podrás encontrar diversos lugares de interés. La estatua de Ken Follet se encuentra ubicada aquí, así como la Casa Maturana-Verástegui, la Torre de los “Hurtado de Anda” o la Casa Armera de los Gobeo y Landázuri-Guevara. Sin lugar a dudas, nuestro edificio favorito de esta plaza es el que alberga el restaurante “El Portalón” en su bajo. Este nos transportó inmediatamente a la Vitoria más medieval, al mismo tiempo que abrió nuestro apetito, ya que ofrece unos pintxos estupendos.


16. Torre de los Hurtado Anda. 

En plena plaza de las Burullerías y al lado de la Catedral de Santa María, nos encontramos con una de las construcciones más antiguas de Vitoria. Este edificio gótico que formaba parte del sistema defensivo de la ciudad fue erigido en el s. XV. Realizado a base de piedra de mampostería y un entramado de madera y ladrillo, en 1984 fue declarado Monumento Histórico-Artístico.

Lo que un día sirvió para proteger a los vitorianos de posibles invasores, hoy alberga viviendas públicas. ¿No te encantaría poder vivir en un lugar tan emblemático y cargado de tanta historia? Nos pareció un lugar de lo más encantador.


17. Palacio de Villasuso. 

El Palacio de Villasuso es otro de esos lugares imprescindibles que ver en Vitoria. Situado en la Plaza del Machete y a escasos pasos del palacio de Montehermoso, fue construido en el año 1538 por Marín Salinas, embajador de Carlos V.

A día de hoy conserva en su estructura parte de los muros de la antigua muralla que rodeaba Gasteiz de los invasores. Además de su preciosa balconada superior a base de piedra y madera, en su interior alberga un increíble tapiz flamenco del s.XVI de la escuela de Bruselas. En la actualidad es utilizado como sede de congresos, exposiciones… aunque ¡no nos importaría nada poder despertarnos aquí cada mañana!


18. Palacio Ajuria Enea.

Un poco más alejado del centro de Vitoria, encontramos el Palacio de Ajuria Enea. Se trata de un palacio que constituye la residencia oficial del Lehendakari del País Vasco desde 1980. Este bello palacio de estilo neovasco fue construído por la familia Ajuria en 1920.

En 1976 fue adquirido por la Diputación Foral de Álava para convertirlo en el museo de arte vasco. Sin embargo, este proyecto solo duró dos años y aunque fueron miles de personas las que tuvieron la fortuna de recorrer y contemplar sus estancias, desde 1980 dejó de estar abierto al público.

Lo puedes encontrar en el Paseo Fray Francisco de Vitoria, uno de los lugares más imprescindibles que ver en Vitoria. En este paseo podrás observar algunos de los palacios y casonas más maravillosas, imponentes y majestuosas de toda la ciudad. Te recomendamos absolutamente que des un paseo por esta zona y alucines tanto como nosotros.


19. Palacio de Montehermoso. 

A pocos pasos del Palacio de Villasuso encontramos el Palacio de Montehermoso, otro de los lugares imprescindibles que ver en Vitoria. Se trata de un edificio construido en 1520 por órdenes del consejero de Carlos V, Ortuño Ibáñez de Aguirre, en la zona más elevada y antigua de la ciudad.

Este palacio de estilo renacentista fue utilizado para dar hospedaje a la monarquía cuando visitaba la ciudad de Gasteiz. De hecho, aquí vivió el hermano de Napoleón Jose Bonaparte durante 1808 y 1813, siendo los muros de este palacio testigos del amor entre la marquesa de Montehermoso y Pepe Botella. Posteriormente fue también sede episcopal, pero en la actualidad es el Centro Cultural Montehermoso Kulturunea.


20. Plaza del Machete. 

Otro de los lugares que tienes que ver  en Vitoria sí o sí, es la Plaza del Machete. Aunque este lugar también fue conocido como la “Plaza de los Bueyes”, desde el s.XVIII prevalece el nombre actual.

Era en este lugar donde el Procurador General de Vitoria, delante de todo el pueblo, renovaba el juramento que habían efectuado los miembros del Ayuntamiento. Este juramento era prestado sobre un machete con el que se amenazaba con cortar la cabeza si el juramento no era cumplido. Este machete era guardado en un nicho, y en la actualidad, puedes ver una réplica del arma expuesta en una urna en el exterior de la Iglesia de San Miguel.

En la Plaza del Machete podrás encontrar además de la Iglesia de San Miguel de Arcángel, el precioso palacio de Villasuso. Es un lugar super tranquilo para tomar algo en una de sus terrazas, y disfrutar de las coquetas casas de balconadas blancas que la rodean.


21. Palacio de Bendaña. 

El Palacio de Bendaña o Palacio de Arrieta-Maestu, es otro de esos lugares que ver en Vitoria. La familia Arrieta ordenó construir este impresionante edificio en 1525 en el solar de la antigua Torre Medieval de los Maestu en pleno casco medieval de Gasteiz. El edificio de estilo renacentista y gótico tardío, fue vendido al Marques de Bendaña en 1886, pero fue en 1994 cuando la Diputación Foral de Álava se hizo con el edifico e instaló en su interior el Museo Fournier de Naipes.

El palacio consta de tres plantas realizadas en piedra de sillería, un impresionante patio de estilo renacentista, un torreón cilíndrico y un arco apuntado de estilo gótico tardío en la fachada principal. Si algo nos llamó especialmente la atención, es que el arquitecto Patxi Mangado decidió adosar el moderno Museo de Arqueología con una construcción a base de vidrio, hormigón armado y revestimiento de bronce.  Desde el año 2009 ambos edificios conforman el complejo Bibat, que cuenta con dos museos, dos colecciones, pero un único patrimonio.


22. Casa del Cordón.

Situado también en la Calle Cuchillería, encontrarás la Casa del Cordón. Este palacio del s.XV debe su nombre al cordón franciscano de piedra que rodea su arco de entrada. El noble Juan Sanchez de Bilbao ordenó levantar este edificio gótico sobre unas viejas casas medievales y rodeando la antigua torre de linaje de los Gaona del s.XIII, la cual todavía se puede ver en su interior. Tampoco te puedes perder la impresionante bóveda estrellada que alberga el interior.

Este bello palacio fue residencia de paso de ilustres como Felipe el Hermoso y su esposa Juana la Loca, o el Papa Adriano VI. Tras rehabilitar el edificio, en la actualidad alberga numerosas exposiciones de diferente índole cultural, y la visita es totalmente gratuita.

que ver en Vitoria


 

23. Cementerio de Santa Isabel.

El Cementerio de Santa Isabel es otro de los lugares que ver en Vitoria en un día. Situado en el barrio de Zaramaga, en el reposan miles de victorianos entre tumbas y artísticos panteones. Fue fundado a principios del s.XIX para dar lugar de descanso a cientos de fallecidos por una epidemia de tifus que tuvo lugar en la ciudad.

En el podrás encontrar panteones de gran tamaño y valor artístico, como el panteón de Rossi de estilo neo egipcio. Resulta curioso y un tanto tenebroso dar un paseo por aquí, pero la creatividad artística de algunas familias a la hora de levantar estas edificaciones para dar lugar de sepultura a sus familiares más allegados, lo convierten en uno de los cementerios más bonitos de España. Algunos de los personajes más ilustres que aquí yacen son; Juan Díaz de Garayo,  la familia Ajuria, Manuel Iradier, el General Álava, Sebastián Iradier o Fournier.

que ver en Vitoria


24. Parque de Salburua.

El parque de Salburua es una zona húmeda formada por varias lagunas, espacios empadrizados y un pequeño robledal que forma parte del Anillo Verde de Gasteiz. Estos humedales habían sido casi desecados durante los años 80, debido a las labores de drenaje llevadas a cabo para reconvertirlos en suelos de cultivo y suelos urbanizables. Sin embargo, en la década de los 90, el Parque Salburua fue sometido a una restauración ecológica que consiguió recuperar el humedal.

Te recomendamos que visites este lugar en Vitoria si tienes algo de tiempo en la ciudad, puesto que está situado a las afueras. El parque es inmenso, y se puede recorrer a través de diversos itinerarios que rodean y conectan las lagunas principales. Si accedes por la entrada del centro de interpretación situado frente al pabellón Fernando Buesa Arena, puedes realizar una visita gratuita a la exposición que ofrece en su interior y comprender un poco mejor las comunidades vegetales y faunísticas propias de este impresionante ecosistema.

que ver en Vitoria

No te vamos a engañar, nosotros fuimos porque sabíamos que aquí viven ciervos en libertad. Estos ciervos fueron introducidos hace décadas en la zona para mantener controlada la vegetación herbácea del interior de las balsas. Sin embargo, esta comunidad animal aumentó y ahora campan a sus anchas en el Parque de Salburua.

Nosotros no tuvimos la suerte de avistar ninguno, y eso que estuvimos un rato asomados al mirador gratuito que ofrece el centro de interpretación. Para que asegures el avistamiento, te recomendamos que te pierdas por los caminos del parque, ya que tendrás más probabilidades de ver estos ciervos gasteiztarras. Esta zona es un lugar estupendo para pasar un día completo.


 

25. Museo de Bellas Artes de Vitoria.

El último lugar que hemos querido añadir en este post sobre los lugares imprescindibles que ver en Vitoria es el Museo de Bellas Artes de Vitoria. El matrimonio de Elvira Zulueta y Ricardo Augustín inició la construcción de esta maravillosa residencia en 1912 en el paseo de Fray Francisco de Vitoria, próximo al palacio de Ajuria-Enea.

Los mismos artistas que levantaron la Nueva Catedral de Vitoria diseñaron la casa familiar de los Augustín-Zulueta, con un estilo de lo más ecléctico, entre elementos barrocos, románicos y nevascos. En la actualidad constituye el Museo de Bellas Artes de Vitoria, que alberga en su interior arte español de los s.XVIII y s.XIX, y arte vasco del periodo 1850-1950. En su interior podrás descubrir muchas obras de los depósitos del Museo del Prado de Madrid. Si decides hacer una visita a uno de los edificios más bonitos de Vitoria, recuerda dar un paseo por sus coquetos jardines, entre esculturas, sauces y escalinatas.

Que ver en Vitoria


✈️Ahorra en tu próximo viaje

Esperamos que este artículo sobre qué ver en Vitoria, los 25 lugares imprescindibles te haya sido muy útil para organizar tu próximo viaje por la capital alavesa. Si tienes alguna recomendación o sugerencia, no dudes en contactar con nosotros para que podamos seguir mejorando nuestro contenido. ¡Buen viaje!

Si no te quieres perder mis últimos viajes, sígueme en Instagram@nereabados

Sígueme