Qué ver en Dresde, Alemania. 16 Lugares Imprescindibles.

Qué ver en Dresde

Durante nuestra ruta por Alemania en coche, teníamos especial interés por visitar Dresde. Al no disponer de mucho tiempo, sólo pudimos dedicarle un día a recorrer la ciudad, así que si te ocurre lo mismo, debes saber que es posible visitar Dresde en 1 día. La ciudad nos regaló espectaculares edificios, un paseo entre placitas de cuento, un magnifico ambiente, calles repletas de casitas de colores, músicos callejeros y comercios con encanto. Dresde es una ciudad que ofrece además un patrimonio artístico, cultural e histórico de un valor incalculable.

Sin embargo, el momento más oscuro de la ciudad llegaría entre el 13 y 15 de febrero de 1945, con el terrible Bombardeo de Dresde por parte de los aliados. La ciudad se redujo a cenizas, una verdadera masacre que acabó con la vida de más de 25.000 personas en escasas horas. La reconstrucción de la ciudad fue total, y en la actualidad, es posible disfrutar de una Dresde llena de color que parece haberse recuperado del capitulo más negro de su historia reciente.

En este post te contamos los 16 lugares imprescindibles que ver en Dresde en 1 día. Esperamos que esta guía te sea muy útil para organizar y visitar algunos de los lugares más espectaculares de esta ciudad francesa. Así que, anota y ¡a disfrutar de la aventura!

QUÉ VER EN DRESDE. 16 LUGARES IMPRESCINDIBLES.

1. Zwinger.

Uno de los primero lugares que ver en Dresde, es sin duda el Zwinger. Se trata de un palacio barroco del año 1711 situado en pleno corazón de la ciudad alemana. El palacio fue edificado en el lugar que ocupó una antigua fortaleza, de ahí el nombre, e inicialmente se levantó como invernáculo de naranjos.

En la actualidad, encontramos una enorme plaza central con varios jardines, fuentes y estatuas, flanqueada por majestuosas edificaciones que albergan colecciones de arte y ciencia. Dentro del complejo del palacio destacan el carillón de porcelana de Meissen, la Puerta de la Corona frente al foso de agua y el Pabellón Terraplén. Además, Zwinger ofrece una terraza desde las que se obtienen unas estupendas vistas del complejo, y encima ¡es gratis! El Palacio Zwinger es un lugar ideal en el que dar un paseo y relajarte un poco.

qué ver en Dresde


2. Frauenkirche.

Por supuesto, no te puedes perder la Iglesia de Nuestra Señora o Frauenkirche, símbolo de la ciudad y uno de los lugares más imprescindibles y sorprendentes que ver en Dresde. Esta imponente iglesia está situada en pleno corazón de la coqueta plaza de Neumarkt, flanqueada por coloridas casitas y pequeños comercios.

Frauenkirche es una iglesia luterana de estilo barroco construida entre los años 1726 y 1743. Sin embargo, en el bombardeo sufrido en 1945, la Iglesia de Nuestra Señora se convirtió en escombros. Su impresionante envergadura y altura no supusieron un reto para los genios que se decidieron por reconstruirla. En el año 2005, Dresde recuperó en su totalidad el icono de su bella ciudad, desde la que podrás subir a la torre y alucinar con las vistas que ofrece.

qué ver en Dresde


Nea Badson

3. Ópera Semper.

La Ópera Semper es otro de esos lugares imprescindibles que ver en Dresde. Su espectacular envergadura y detalle, nos dejó verdaderamente sin palabras. De hecho, está considerada como una de las joyas de la arquitectura teatral. Fue en este emblemático lugar donde Wagner y Strauss estrenaron algunas de sus mayores obras.

Sin embargo, el edificio del arquitecto Semper tuve tres fatídicos capítulos a lo largo de su historia; el primer edificio de 1838 fue pasto de las llamas, tras su reconstrucción, la ópera fue devastada tras el bombardeo de Dresde de 1945. Por lo que la Ópera Semper se corresponde con la minuciosa reconstrucción de 1986.

qué ver en Dresde


4. Residenzschloss.

Residenzschloss o el Palacio de Dresde, es uno de los edificios más antiguos de la ciudad alemana, y que por supuesto, tampoco te puedes perder en tu visita a Dresde. El palacio construido en 1200, combina varios estilos arquitectónicos, desde el Románico hasta el Barroco, y fue utilizado como residencia de los reyes de Sajonia.

Su espectular tamaño y valor artístico e histórico, lo convierten en uno de nuestros lugares favoritos que ver en Dresde. Si te animas a visitar su interior, podrás encontrar la Grünes Gewölbe, uno de los museos más antiguos del mundo. También alucinarás con la Sala de Bronce, el patio interior y la Sala de las Joyas. Si tienes algo de tiempo, te recomendamos que subas a la torre, ya que ofrece unas vistas estupendas de la ciudad.

qué ver en Dresde


 

5. Kunsthofpassage en Neustadt.

Nos alejamos del centro histórico de Dresde para visitar el barrio de Neustadt o ciudad nueva, una zona de ambiente joven en el que se respira ese ambientillo tan propio de Berlín y que tanto nos gusta. Situada en uno de los márgenes del río Elba, te adentrarás en un barrio lleno de color y creatividad, arte callejero, cafeterías, terrazas decoradas con lucecitas, pequeños jardines y algún food truck.

En este barrio no te puedes perder el Kunsthofpassage, un pasaje que conecta cinco patios interiores de lo más originales. Su mayor reclamo son sus fachadas, en las que cualquier elemento es bueno para dejar volar la imaginación. Dentro de este pequeño laberinto interior encontrarás cafeterías, terrazas, tiendecitas con productos locales… Es un sitio estupendo en el que dar un paseo y comer algo.

qué ver en Dresde


6. Fürstenzug.

Fürstenzug o Desfile de los Príncipes, es un espectacular mural situado en la calle Augustusstrasse, en pleno corazón de la ciudad, y uno de los lugares más increíbles que ver en Dresde. Con 100 metros de largo, se convierte en el mural de porcelana más grande del mundo, en el qu ese muestra un desfile de jinetes a base de 24.000 azulejos. ¡Ahí queda eso!

Como casi excepción, debes saber que el Fürstenzug quedó prácticamente intacto tras el bombardeo aliado durante la Segunda Guerra Mundial, lo que resulta todo un hito viendo el estado de la ciudad en aquel momento. Es increíble pasear a su lado contemplando cada detalle… toda una obra al aire libre de la que disfrutar gratuitamente.

qué ver en Dresde


7. Terraza de Brühl.

Otro de los lugares imprescindibles que ver en Dresde es la famosa Terraza de Brühl, un conjunto arquitéctonico que se extiende varios metros a lo largo del río Elba y colindante al casco histórico. Conocido también como el “Balcón de Europa”, desde aquí obtendrás unas estupendas vistas de algunos de los lugares más turísticos e icónicos de la ciudad, así como una estupenda panorámica de la Ciudad Nueva.

Entre museos, iglesias, esculturas, casitas de colores, pequeños jardines, puentes y el río… desde luego es uno de los paseos más bonitos y más recomendables que puedes dar por Dresde. Si tienes algo de tiempo, tómate algo en la Terraza de Brühl y disfruta del atardecer.

qué ver en Dresde


8. Hofkirche.

En pleno corazón del centro histórico encontramos la Catedral de la Santísima Trinidad o Hofkirche, otro de los lugares más emblemáticos que ver en Dresde. Se trata una auténtica obra de la arquitectura construida entre 1739 y 1755 en estilo barroco y de culto católico.

Su espectacular fachada, con cantidad de detalles y elementos ornamentales y decorativos, la convierten en uno de los edificios más espectaculares de la ciudad. Además, cuenta con una imponente torre de 83m y las tumbas de los reyes de Sajonia en su interior.

Como otras tantas edificaciones de Dresde, Hofkirche también sufrió los efectos de los bombardeos aliados durante la Segunda Guerra Mundial. En 1965 se finalizó su reconstrucción, aunque a día de hoy todavía es apreciable el resultado de este acontecimiento si te fijas en los diferentes tonos de las piedras.

qué ver en Dresde


 

9. Iglesia de Martin Luther.

Situada en el barrio de Neustadt encontramos uno de los templos más impresionantes que ver en Dresde, la Iglesia de Matin Luther. Se trata de un templo consagrado en 1887 con motivo de su 404 aniversario, que se abrió con la intención de crear un espacio de culto en este creciente distrito de Dresde.

Su ornamentación neorrománica, su espectacular envergadura, su llamativa torre del reloj de estilo gótico de 81 metros, y sus más de 1.000 asientos en el interior, son algunos de los motivos por los que esta iglesia nos impactó tanto. Si estas visitando esta zona de la ciudad, es super recomendable llegar hasta aquí y descansar en alguno de los banquitos que hay frente a la iglesia, y alucinar con su espectacular tamaño y cantidad de detalle.

qué ver en Dresde


10. Cafetería Pfunds Molkerei.

Situada próxima a la Iglesia de Martin Luther, en el barrio de Neustadt, encontrarás otro de los lugares más chulos que ver en Dresde, la cafetería Pfunds Molkerei. Nosotros entramos a echarle un vistazo a su espectacular interior, ya que habíamos leído que ¡estaba considerada como la lechería más bonita del mundo! y desde luego que sí. Su interior es tan tan exquisito, que sirvió de inspiración para la pastelería Mendl’s de la película “El Gran Hotel Budapest” de Wes Anderson.

Azulejos de porcelana, tonos pastel, lamparas de estilo art decó… ¡algo espectacular! No se pueden tomar fotos en su interior, por lo que deberás ir a verla por ti mismo o clickando aquí para verla virtualmente. En el interior puedes tomar el tradicional vaso de leche o la típica buttermilk, así como un zumo, comprar algo de queso, algún souvenir. Merece muchísimo la pena si eres fan de la estética del director de cine tejano.

qué ver en Dresde


11. Altmarkt.

Altmarkt es uno de los lugares más típicos que ver en Dresde, por el que acabarás pasando en un momento u otro. Se trata de una de la plazas más populares y extensas de la ciudad, flanqueada por coloridos edificios y la Iglesia Holy Cross. De igual manera que gran parte de la ciudad, fue casi destruída en su totalidad durante la Segunda Guerra Mundial, y posteriormente reconstruida.

En la actualidad es una de las zonas más transitadas de Dresde. Encontramos una amplísima oferta de comercios, tiendas de conocidas marcas, restaurantes, locales de comida rápida… Además, desde aquí podrás contemplar buena parte de los edificios más emblemáticos de la ciudad. Pero ¡ojo! en toda la plaza no hay ni un árbol, y puede ser un lugar poco aconsejable en el que descansar un ratito en verano.

qué ver en Dresde


12. Street Art en Dresde.

En tu visita al barrio de Neustadt, no puedes dejar de hacer una pequeña ruta para observar el arte callejero. Este distrito en Dresde atrae a miles de turistas para recorrer su Street Art, así que si te interesa el tema, este paseo puede ser una delicia para ti. Encontrarás murales de todo tipo; super coloridos, reivindicativos, soñadores… a lo largo y ancho de muchos callejones y fachadas. Así que piérdete por las calles de esta zona de Dresde y ¡descúbrelos todos!

qué ver en Dresde


13. Iglesia Holy Cross.

La Iglesia Holy Cross o  Dresden Kreuzkirche, situada en plena plaza de Altmarkt, es otro de los lugares imprescindibles que ver en Dresde. Se trata de un templo luterano construido entre los años 1764 y 1800 en estilo neoclásico y barroco tardío. Está considerada como la iglesia principal y sede de la Iglesia Evangélica-Luterana de Sajonia, así como hogar del popular coro de niños de Dresde.

Sin embargo, la iglesia que verás en la actualidad, nada tiene que ver con la original. Derrumbes, incendios, colapsos, cañonazos, bombardeos… una historia de 300 años bastante oscura, que a día de hoy tan sólo nos permite ver un trocito de la enormidad de lo que esta iglesia fue en su momento.

qué ver en Dresde


14. Yenidze.

Otro de los lugares más sorprendentes que ver en Dresde es el Edificio Yenidze. Aunque a primera vista probablemente te parezca una mezquita, debes saber que es una construcción de 1908 que alojó una fábrica de tabaco de una empresa turca. Su aspecto externo a base de elementos ornamentales propios de la zona de Oriente Próximo, lo han convertido en uno de los lugares más populares de la ciudad.

Esta edificación de estilo morisco-bizantino alberga en la actualidad oficinas y un restaurante. Desde el restaurante podrás obtener una de las mejores vistas de Dresde y el río Elba.

qué ver en Dresde


Nea Badson

15. Albertinum.

El Albertinum es el museo de la ciudad de Dresde por excelencia, así que si te gusta el arte, ¡este es tu lugar! Está ubicado en la Terraza de Brühl, frente al río Elba y sobre lo que fue una antigua armería. Fue construído entre los años 1884 y 1887, aunque el edificio que verás en la actualidad es una reconstrucción posterior a los bombardeos que destruyeron el museo durante la Segunda Guerra Mundial.

En su interior alberga la pinacoteca de varios maestros modernos alemanes, así como una colección de esculturas de las Staatliche Kunstsammlungen Dresden. Si no estás interesado en hacer una visita a su interior, te recomendamos que rodees su exterior. Dar un paseo por esta zona es una experiencia increíble y ofrece unas vistas espectaculares de la ciudad.

qué ver en Dresde


16. Palacio Japonés.

El Palacio Japones de Dresde, un edificio barroco situado junto orillas del río Elba, es otro de los lugares más chulos que visitar en Dresde. El Palacio fue construido en 1715 para almacenar una colección de porcelana japonesa de Augusto II de Polonia, Rey de Polonia, gran duque de Lituania y elector de Sajonia.

A pesar de que el palacio quedó semiderruido durante la Segunda Guerra Mundial, en la actualidad luce increíble. En su interior Alberga el Museo de Etnología de Dresde, Museo Estatal de Prehistoria y la colección de historia natural Senckenberg. En sus jardines, podrás encontrar alguna cafetería, incluso conciertos de música en directo totalmente gratuitos, así como unas vistas espectaculares del Casco Histórico de Dresde. Es un sitio estupendo en el que comer algo y disfrutar del ambiente.

qué ver en Dresde


🗺️  Cómo llegar a Dresde. 

✈️ Avión. No existe una gran oferta de vuelos directos entre España y Dresde, por lo que la opción más sencilla y económica de llegar a la ciudad alemana es tomando un vuelo a Berlín, y posteriormente otro método de transporte hasta Dresde.

🚂 Tren. La opción más rápida y sostenible de llegar a Dresde es el tren. La ciudad ofrece bastante oferta de trayectos con varias ciudades alemanas, incluso con la capital Checa. Aquí puedes consultar horarios, precios y trayectos para llegar a Dresde.

🚌 Autobús. Existen autobuses de las compañías BerlinLinenBus o Eurolines que cubren el trayecto entre Berlín y Dresde a precios bastante económicos. Puede ser una forma algo más lenta de llegar, pero también más barata.

🚗 Coche. Desde luego, la forma que más libertad nos otorga a la hora de llegar a Dresde, es la del vehículo propio o coche de alquiler. Nosotros fuimos con nuestro propio vehículo desde España, pero la mejor opción es que alquiles un coche en tu aeropuerto de destino. La red de carreteras en Alemania en general, es de lo mejorcito que hemos visto. Dresde está perfectamente conectado con otras grandes ciudades, y además, sus autopistas son gratuitas.


🛏️ Dónde dormir en Dresde. 

A pesar de no ser una ciudad muy extensa, dormir en el corazón de Dresde es súper factible. Su rico patrimonio histórico y cultural, la han convertido en una ciudad cada vez más turística de Alemania. Debido a ello, encontramos una oferta bastante extensa y variedad de precios, aunque no es un lugar especialmente barato. Te dejamos aquí nuestras recomendaciones de algunos de los mejores alojamientos de Dresde.


✈️Ahorra en tu próximo viaje

Esperamos que este artículo sobre los 16 Lugares Imprescindibles que ver en Dresde te haya sido muy útil para organizar tu próximo viaje por esta increíble ciudad de Sajonia, Alemania. Si tienes alguna recomendación o sugerencia, no dudes en contactar con nosotros para que podamos seguir mejorando nuestro contenido. ¡Buen viaje!

Si no te quieres perder mis últimos viajes, sígueme en Instagram@nereabados

Sígueme