Visita a Santuario de Aranzazu. 

Santuario de Aranzazu

Visita a Santuario de Aranzazu. 

A 750 metros de altura sobre el nivel del mar y  rodeado de montañas y vegetación se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de Aránzazu también conocido como Santuario de Aranzazu, un santuario católico mariano situado en el municipio de Oñate, en Guipúzcoa, donde se venera a la Virgen de Aranzazu, patrona de esta provincia. 

Qué ver en Oñate.

Desde 1514 está servido por la Orden de los Franciscanos. Su basílica, construida en la década de 1950, es una obra arquitectónica, escultórica y artística de gran relevancia. En ella han trabajado eminentes artistas de renombre internacional.

Santuario. 

El Santuario de Aranzazu,  con sus torres de piedra labrada en punta de diamante, imagen de espino, es obra de los arquitectos Sainz de Oiza y Laorga. En la fachada principal, encontramos la Piedad de Oteiza. En el ancho muro vacío de esta, el hijo De Dios muerto a los pies de María, además de los catorce apóstoles vaciados de carne mortal, anunciando la vida nueva del resucitado. La puertas de la basílica son obra de Chillida. 

En el interior de la nave, encontramos un amplio espacio de luz y paz, ideándola como una enorme ermita de montaña recubierta de piedra y madera. Su techo es como quilla invertida, y el juego de maderas presta belleza a los dos amplios coros.Decorado por Lucio Muñoz, el ábside de la basílica de Aránzazu ha sido llamado por algunos la Capilla Sixtina del siglo XX. En lo alto del crucero encontramos unas maravillosas vidrieras en tonos azules firmadas por el franciscano Xavier Alvarez de Eulate, y cuadros de la historia de la salvación en cuadros de Xabier Egaña en el corredor del camarín. En medio la basílica está la imagen de Santa María hecha en piedra labrada y policromía. 

 

Santuario de Aranzazu

 

Si bajamos a la cripta, podemos observar el Cristo Resucitado de Nestor Barrenetxea y los relatos de la creación e historia del hombre en el interior del Santuario de Aranzazu 

Desde luego, entrar a esta basílica es toda una experiencia artística y cultura, además de una experiencia religiosa si así se desea. Este nuevo Santuario de Aranzazu realizado en los años 50 es una muestra de la escuela de arte vasca en todo su esplendor. 

Ubicación. 

La ubicación del santuario es excepcional. Se sitúa a escasos 10 km de la villa de Oñate, a los pies de las campas de Urbia, en medio de una sucesión de barrancos y oquedades, montes rocosos y pequeños ríos que se pierden en el fondo del valle bajo el edificio del santuario. Son varias las sierras que convergen en el lugar y la carretera que desde la villa sube al santuario va adentrándose en las montañas calizas bordeando el acantilado sobre el río. 

La larga historia del Santuario de Aranzazu no ha dejado muchas reliquias ni documentos. Ello se debe a varios hechos que produjeron la pérdida de buena parte del patrimonio, obligándolo a comenzar prácticamente desde cero, en el siglo XIX. Entre estos hechos destacan tres incendios o diferentes guerras que enfrentaban a diferentes pueblos de la zona y que arrastraron a la ruina dicho material.

 

Santuario de Aranzazu

 

Desde sus inicios, la influencia del convento y de la Virgen se ha dejado sentir en el territorio de alrededor. La fama milagrera de la Virgen extendió su culto por buena parte del norte de la península ibérica y por los territorios del País Vasco Francés. Las peregrinaciones siempre fueron numerosas y la respuesta de los fieles a los llamamientos de ayuda, tras los diferentes desastres que se han dado en la historia del santuario, muy positivas. Era muy corriente durante los siglos XVII y XVIII que los testamentos tuvieran cláusulas en las que se donaba parte de las riquezas al monasterio.

Las especiales circunstancias que han caracterizado al pueblo vasco, una gran fe y devoción con un alto grado de vocaciones para entrar a diferentes órdenes religiosas o para servir a la iglesia y la emigración a las tierras americanas y de otras partes, tanto de religiosos con el objetivo de la obra misional como de soldados y marinos, así como de trabajadores, llevaron la devoción a la Virgen de Aránzazu a tierras lejanas. Por esta causa es común encontrar iglesias y conventos destinados al culto de esta Virgen guipuzcoana en los países latinoamericanos.

 

Santuario de Aranzazu

 

El convento de Aránzazu se ha convertido en uno de los focos culturales del País Vasco. En él se desarrollan diferentes estudios, aparte de su seminario, y en 1968 fue donde se celebró la reunión y el llamamiento a la potenciación del euskera batua.

Además, el santuario de Aránzazu sirvió como escenario para algunas secuencias de la película El día de la Bestia, del cineasta Álex de la Iglesia. 

 

Datos de Interés
✈️ Cómo llegar. 

Existe un autobús desde el pueblo de Oñate hasta el Santuario de Arantzazu.

También se puede llegar en coche de manera gratuita.

💰Precio.

Entrada Gratuita.

Visita guíada 2,5€.

🕙 Horario. 

De 09.00h a 20.00h durante todos los días del año.

Horario visita guiada.  Del 1 de junio al 30 de septiembre y Semana Santa, todos los días en horario de 10.30h, 12.30h y 17.00h en castellano y 11.30h y 16.00h en euskera.  El resto del año está disponible solamente los fines de semana y festivos en horario de 10.30h y 12.30h en castellano y 11.30h en euskera. 

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba