Seguridad en India. Viajar Sola a la India.

Viajar sola a la India

Seguridad en India. Viajar Sola a la India.

Mucho se habla de la inseguridad de este país, muchas son las preguntas que me han llegado sobre viajar sola a la India, por lo que este artículo está realizado bajo el punto de vista de una mujer joven occidental y más bien enfocado para el mismo público, de manera que pueda servir de guía, de ayuda o de manera orientativa. 

India es un país el cual amas o el cual odias. No hay medias tintas. Es un país complejo, dictatorial en según que aspectos y anárquico en según que otros. Muchas veces resulta caótico, estresante y agotador, mientras observas cosas increíblemente bellas, inspiradoras y encuentras gestos de calidez por parte de mucha gente. India es realmente así, son polos opuestos conviviendo, podrás sentir fascinación y frustración en la misma fracción de segundo. Sin lugar a dudas, es un país que no te dejará indiferente. 

Bajo mi punto de vista, India es un país clasista, racista y machista. Debe preocuparte esto como mujer extranjera viajando por libre? NO. La discriminación no es sinónimo de inseguridad o peligro, pero debes tenerlo muy presente en cada paso que des en tu ruta. 

Tal vez todo esto pueda ser resumido con situaciones cotidianas con las que tendréis que lidiar continuamente y algunos consejos para que se os haga llevadero. Pero recordad, es igual cuanto leáis respecto a este país, cuanto os cuenten o cuantas experiencias conocidas escuchéis. Hasta que no lleguéis y no lo sintáis, no sabréis como actuar, pero es conveniente tener toda esta información de ante mano. 

 

Consejos para Viajar sola a la India. 

 

  1. Planea de antemano tu ruta diaria. 

En grandes ciudades como Delhi, Jaipur, Agra, o en zonas turísticas del sur como Kerala, Goa… No habrá problema alguno. Es probable que hagáis alguna de estas rutas en vuestra primera visita al país, por lo que debéis saber que no hay ningún conflicto bélico y que es seguro caminar por las calles. Sin embargo, el hecho de ser mujer blanca en tierra de hombres de piel oscura, puede ser un handicap. Cada vez que salgáis de vuestro alojamiento tenéis que tener muy claro y grabado a fuego QUE SABÉIS A DONDE ESTÁIS YENDO y QUE MOSTRÁIS UNA ACTITUD DE SEGURIDAD, DECISIÓN Y CONVICCIÓN. Huelen el miedo, y si os ven dubitativas, inseguras o mirando a todas partes con cara de incertidumbre, en poco tiempo os vendrán a contar algún cuento que acabará en algún tour operador, montada en un tuc tuc o en alguna tienda regateando por alguna cajita con piedras made in China.

 

     2. Hablad lo justo. 

Os vendrán a hablar cada dos pasos. Os preguntarán de todo; si estáis casadas, si tenéis pareja, a donde vais, de donde venís, cual es vuestra próxima parada en vuestro viaje, de donde sois… No hace falta que mintáis, yo jamás lo hice, salvo en una cosa. NO ES VUESTRA PRIMERA VEZ EN LA INDIA, aunque lo sea. Será de las primeras preguntas que os hagan, y si vuestra respuesta es que si, que es vuestra primera vez en el país, de nuevo poco tardarán en contarte no se que historia para que vayas a un tour operador. Ni caso, vosotras conocéis perfectamente la ciudad, el país, la cultura y ya es vuestra quinta vez en la zona. No necesitáis nada, porque tenéis todo controlado. 

 

     3. Miradas. 

Antes de llegar, debéis concienciaros de que en cualquier calle, restaurante, tienda o templo, seréis el centro de atención más absoluto. No os quitarán ojo de encima, se acercarán a observaros más de cerca y en muchas ocasiones os hablarán. Al segundo día sabréis diferenciar quien os mira con sorpresa o alegría por recibir turismo en su pueblo o aldea, y quien os mira de forma lasciva. A estos segundos, os recomiendo que les MANTENGÁIS LA MIRADA, JAMÁS BAJEÍS LA CABEZA Y SI OS HABLAN, LOS IGNORÉIS. 

 

     4. Selfies. 

A cada paso que deis, habrá algún hombre, grupo de amigos, familias al completo que os observen durante un rato y esperen el momento perfecto para pedirte un selfie con ellos. Mi consejo es que digáis LO SIENTO PERO NO. Yo tan sólo aceptaba hacerme fotos cuando había familias al completo, niños y mujeres de por medio. De lo contrario, prefería negarme siempre de manera educada. 

 

    5. Caminar sola por la calle. 

Otro de los aspectos a tener en cuenta a la hora de viajar sola a la India, es el hecho de caminar sola por la calle. Puede que al principio su cultura y el caos te hagan sentirte desbordada y te agobie. India es un país seguro para caminar por la calle. Muchas veces pasarás por zonas donde la miseria es más que absoluta, e irás con tu cámara de fotos al aire y tu mochila con tus pertenencias. Tal vez esa miseria en otro lugar del mundo sea sinónimo de violencia, drogas, armas… en India simplemente es la normalidad. Probablemente los niños del asentamiento chabolista corran tras de ti para saludarte y cogerte de la mano. LA POBREZA NO ES SINÓNIMO DE PELIGRO. 

 

    6. Vestimenta. 

Bastante foco de atención serás yendo con prendas discretas, como para ponerte en tirantes… PUES HAZLO. Yo lo hice, no tenía porque sudar del calor que hacia e ir con una sudadera tapada para no llamar más la atención. Total, me iban a mirar igual. ¿Te miran más? No. Te miran lo mismo. Las partes más profanas o tabús para las mujeres indias son el escote y los hombros, que es precisamente lo que yo estuve mostrando paseándome por media ciudad.

 Tal vez el pequeño gesto de ver un vestido, un escote, unos brazos al descubierto, les haga acostumbrarse poco a poco y sentir que es algo normal, y que no es más que un trozo de piel, jamás una ofensa. Tal vez de esta manera también, las mujeres sientan en ellas una tendencia de emulación y empiece a surgir en ellas siquiera el cuestionarse ciertos aspectos de su sociedad, cultura o religión. 

Si India es tan moderna y occidental como para plantar un McDonalds, está preparado entonces para ver a una mujer en tirantes y con escote. 

 

    7.  Cuidado con el transporte. 

Habrá cosas que nos gusten más o nos gusten menos, que desajusten algo nuestra ruta o nuestro presupuesto, pero algo que si que recomiendo al 100% es viajar en trenes de clase 2AC o 3AC. Digamos que son el equivalente a un primera clase, donde encontraréis turistas, gente con algo más de poder adquisitivo… También recomiendo evitar coger trenes nocturnos, aunque yo me vi obligada a hacerlo y sinceramente, no tuve ni un solo problema. En este caso, por VUESTRA TRANQUILIDAD Y COMODIDAD, ES PREFERIBLE PAGAR ALGO MÁS (que con el nivel de vida europeo la diferencia de billete sigue siendo ínfima). 

 

   8. Evita caminar por la noche. 

De nuevo, me tocó hacerlo en un par de ocasiones, y no tuve ni un sólo problema. Pero si en tu país te sientes más segura viendo todo con claridad, controlando la situación y a quien tienes en frente y a tu espalda, piensa que en India deberás multiplicarlo por dos. No se trata tampoco de venir aquí a jugar, se trata de tener una actitud inteligente y evitar posibles situaciones de peligro o de más inseguridad. Si en tu país te sientes más segura caminando sola de día, en INDIA HAZ LO QUE HARÍAS EN TU PAÍS. 

 

   9. El gilipollas de turno. 

Jamás podremos generalizar, salvo que en India son muy mirones. Son miradas penetrantes e incesantes, como he comentado antes. Sin embargo, entre tantos millones de personas tal vez te encuentres al mismo gilipollas integral que podrías encontrarte en tu país, que decide hablarte, seguirte a pesar de que no le entiendes, hasta que la situación se empieza a volver incómoda y empieza a generarte mucha desconfianza. Es probable que en ese caso esté intentando intimidarte para que le des algo de dinero y se vaya. Si se da ese caso, plántate y dile sin ningún miedo que O TE DEJA DE SEGUIR O LLAMARÁS A LA POLICIA. La palabra policía es universal, y créeme que la entienden a la primera. Las penas y condenas por temas como robo o temas ligados al turista, son demasiado altas como para que la recompensa que vayan a obtener les salga rentable. Por ello tal vez te ocurra que intenten hacerlo de esta manera, pero jamás te tocarán ni a ti, ni a tus cosas. 

 

Conclusión Personal sobre viajar sola a la India

 

Por tanto, ¿es seguro viajar a la India?

La respuesta es clara y concisa, SI. Si es seguro viajar sola a la India. Pero debes saber a lo que te expones, debe compensarte las maravillas que vas a ver con sentir situaciones de estrés o aguantar miradas incómodas. Si India no es un lugar peligroso, si que resulta a veces cargante o incómodo para el viajero. Tal vez cada día sea como hacer la guerra para conseguir llegar a tu destino o cumplir tus objetivos. Aun y todo, mi experiencia personal afirma que el esfuerzo merece la pena. 

Por otro lado, siempre deberás viajar y moverte por tu instinto, saber protegerte a ti misma y eso dependerá de tu habilidad para escabullirte de situaciones más incómodas, de tener una actitud inteligente y saber jugar tus cartas de manera correcta. RECUERDA QUE EN EL PAÍS QUE ESTÁS VISITANDO ESTÁS PEOR CONSIDERADA QUE UNA VACA.  

Tal vez el truco esté en alejarte de las urbes y de las grandes ciudades, donde la gente es amable, cariñosa, te invitan a tomar un té de par de mañana, te ayudan sin pedir nada a cambio o te obsequian con pequeños detalles a modo de bienvenida y de recuerdo. 

Sería una pena enorme que no consigas alcanzar tus metas por el simple hecho de que en más de tres cuartas partes del mundo ser mujer sea sinónimo de limitación.

 

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba