Qué ver en Myanmar. 8 Imprescindibles.

Bagan

Qué ver en Myanmar. 8 Imprescindibles.

Visitar el país antiguamente conocido como Birmania, es un deleite para todos los sentidos. El país tiene tantísimo para ofrecer que debemos hacer una buena selección a la hora de pensar qué ver en Myanmar en nuestra visita. Sin lugar a dudas, el país es una tierra cruda en la que la contemporaneidad del s.XXI se entremezcla con una cultura muy arraigada a unas costumbres propias y a una religión presente en cada rincón.

Sin lugar a dudas, visitar Myanmar es un viaje al pasado, con pequeñas pinceladas de presente, que te enganchan, te llegan al alma, te roban el corazón y sientes querer quedarte por un tiempo indeterminado en lo que muchas veces parecen tierras inexploradas a ojos del turista. 

En una visita al país de las miles de pagodas, estupas y templos, debemos organizar una buena ruta para poder ver el máximo de cosas y poder disfrutar de ellas a fuego lento. Aquí van los 8 lugares imprescindibles que no debes perdeterte en tu próxima aventura por la antigua Birmania, además de una guía sobre como solicitar el visado para Myanmar. 

📘Visado para Myanmar. Todo lo que necesitas saber.

 

Qué ver en Myanmar. 8 imprescindibles. 

 

    1. Pagoda Shwedagon. (Yangón)

Shwedagon es un complejo religioso situado en Rangún o Yangón. Está presidido por la increíble estupa Shwedagon Paya, y esta a su vez está rodeada de decenas maravillosos templos. La estupa tiene 100 m de altura y está cubierta con un baño de oro, siendo la pagoda más sagrada para los budistas del país ya que contiene algunas reliquias de Buda, entre ellas un trozo de tela y ocho cabellos de Siddharta Gautama. Según la leyenda, la estufa tiene más de 2500 años de antigüedad, pero los arqueólogos creen que fue construida entre el s.VI y X.  

 

2. Lago Inle. 

El Inle es un lago de agua dulce situado en las montañas del Estado Shan, famoso por sus pescadores entre otras cosas, y por supuesto una de las joyas del país que debes ver en tu visita a Myanmar. Dar un paseo en barca por este lago visitando sus casitas flotantes, así como las mujeres jirafa, pasear por sus aldeas y mercados flotantes, visitar sus templos, avistar vacas y una innumerable variedad de aves, así como la forma tan curiosa que tienen los locales de pescar interrumpiendo la línea del horizonte, es una degustación de la Birmania más auténtica. 

 

Myanmar

 

3. Bagán.

Otro de los imprescindibles que debes ver en Myanmar es Bagán, la antigua capital de varios reinos en Birmania. Está localizada en la árida meseta del país a orillas del río Ayeyarwady, rodeada por zonas de cultivos donde los campesinos labran sus tierras con arados de bueyes, exactamente igual que hace milenios. 

El rey de Bagán prodigó su fervor en la construcción de templos, al tiempo que embellecía la ciudad y Bagán se convertía de esta manera en uno de los mayores centros espirituales de todo Asia. Hasta 4.000 templos de ladrillo rojo y estuco embellecían estas áridas tierras hasta que la invasión de los mongoles en 1287 d.c sufrió desde entonces y durante siglos las consecuencias del abandono, el saqueo y la erosión, por lo que muchas de estas llegaron a desaparecer.

En la actualidad, Bagán es una enorme llanura con más de 2.000 pagodas repartidas entre la vegetación y cientos de caminos, por los cuales los locales pasean a pie, en moto y sobre carretas tiradas por bueyes levantando un polvo que jamás había sido tan increíble, abrumador y agradable a los ojos de un turista. Sin lugar a dudas, uno de sus momentos más bellos son sus inconfundibles amaneceres, mientras el sol comienza a elevarse por la línea del horizonte, cientos de sombras de diferentes templos comienzan a interrumpir esa línea y los globos comienzan su ascenso. 

 

 

4.  Mingun Pahtodawgyi. (Mingun)

En la zona arqueológica de Mingun se encuentra esta impresionante estupa fracturada por diversos seísmos y el paso del tiempo. Su construcción fue iniciada en 1790 por el rey Bodawpaya, sin embargo, jamás se finalizó ya que un astrólogo afirmó que el rey moriría de ser así. El proyecto no era muy popular debido al uso de mano de obra esclava, lo que provocaba la falta de ella en otras áreas. Finalmente, el proyecto se vio cancelado en 1819 con la muerte de Bodawpaya. 

De haberse completado, la estupa hubiese sido la más grande del mundo, con sus 150 metros de alto y 210 metros de ancho. Si este ambicioso proyecto hubiese llegado a su fin, rivalizaría con las pirámides de Egipto. Sin embargo, la imponente estupa que nosotros encontraremos a nuestra llegada es de 50 metros de alto por 72 metros de ancho, y a pesar de haberse quedado en una tercera parte de lo proyectado inicialmente, comprobaréis la increíble magnitud de esta y podréis imaginar como debiera haber sido. Es realmente imponente. 

 

 

 

5. Monte Popa. (Próximo a Bagán)

El monte Popa es un volcán a 1518 metros sobre el nivel del mar, situado a unos 50 km al sureste de Bagan, en la cordillera de Pegu. Se trata de un cuello volcánico, a pesar de que podría parecernos un peñón, famoso por tener en lo alto el monasterio Popa Tangkalat. La mezcla entre la ubicación del monte Popa y su imponente santuario en lo alto, hacen de este lugar un imprescindible. 

 

6.  Pagoda Hsinbyume. (Mingun)

La pagoda Hsinbyume es desde luego famosa por su impoluto color blanco y sus siete terrazas en forma curva simulando el monte Meru. Esta se encuentra en la zona arqueológica de Mingun y fue construida bajo el reinado de Bagyidaw, el sucesor de Bodawpaya. Su construcción inició en 1816 en memoria de la princesa Hsinbyume, que murió dando a luz a su hijo muy cerca del lugar donde se alza la pagoda. Tras el enorme seísmo de 1839, la pagoda sufrió serios daños por lo que posteriormente tuvo que ser restaurada, que es exactamente como la encontramos en la actualidad.

 

Myanmar

 

 

 

7. Cerro de Mandalay. 

El cerro Mandalay es una colina de 240 metros de altura que se eleva en la ciudad de Mandalay. El cerro es un lugar de peregrinaje habitual para los budistas birmanos desde hace dos siglos, ya que en la cima del cerro se encuentra la pagoda Sutaungpyei, donde encontramos una representación gigante de un Buda Shweyattaw (buda de pie). 

La vista panorámica de la ciudad de Mandalay desde la cima del cerro justifica sobradamente que los visitantes hagan la subida por unas escaleras que en ocasiones parecen interminables y presididas por dos chinthe (figura mitad león). 

 

Myanmar

 

 

8. Sagaing Hill. (Mandalay)

Otro de los imprescindibles en esta lista de qué ver en Myanmar, sin duda alguna es Sagaing Hill, ubicado en la orilla suroeste de Mandalay, y por el cual pasaréis en vuestra visita a Mingun. La colina es visible desde varios puntos de la zona y resulta inconfundible debido a las innumerables estupas y pagodas blanca y doradas que albergan a lo largo y ancho de todo Sagaing Hill.

Este lugar fue capital de un reino independiente en 1315. Sin embargo, su verdadero auge vino con la llegada de los británicos, que cobró una notable importancia, y hasta personajes como el escritor George Orwell pasearon por estas tierras. A pesar de la industrialización y mecanización, Sagaing sigue manteniendo la misma esencia. 

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba