9 Imprescindibles en Java.

Qué ver en Java

9 Imprescindibles en Java.

 

Java es una de las islas más grandes de Indonesia y la más poblada del mundo. La isla concentra las ciudades más grandes e importantes de dicho país, incluyendo a Yakarta, su capital. Durante aproximadamente dos siglos la isla de Java fue ocupada por holandeses y administrada por la Compañía de las Indias Orientales Holandesas junto a un grupo de islas denominadas “Insulindia”. En la actualidad, la mayoría de sus habitantes son musulmanes, por lo que será muy típico que los muecines nos despierten de madrugada. 

Java es rica culturalmente y naturalmente hablando. Goza de unos paisajes dignos de ensueño, cubiertos de vegetación, ríos, volcanes, playas paradisiacas, cascadas y lagos. De igual manera, en ella se encuentran algunos de los templos más sagrados y espectaculares del mundo. Los destinos turísticos más populares incluyen la ciudad de Yogyakarta, un gran monumento budista en forma de pirámide conocido como Borobudur y el templo hindú más grande de Java, el Prambanan, así como el imponente volcán Merapi, la escalofriante cascada de Tupak Sewu, la colorida ciudad de Malang, la playa paradisiaca de Pulau Merah, el maravillo parque nacional del Bromo o el infernal volcán del Kawa Ijen. 

 

Qué Ver en Java. 9 Imprescindibles. 

 

    1. Yogyakarta. 

Yogyakarta es la única ciudad real de Indonesia todavía gobernada por una monarquía, donde todavía reina un Sultán. Yogyakarta es considerada como un centro importante para las bellas artes y la cultura javanesa clásica, como el ballet, los textiles de batik, el teatro, la literatura, la música, la poesía, la platería, las artes visuales y los títeres wayang. Además, la ciudad goza de un ambiente joven, con infinidad de propuestas gastronómicas, haciendo de esta un lugar muy dinámico. 

Pasar por sus calles y sus canales, repletas de pequeñas casitas, edificios coloniales y palmeras, hacen de esta ciudad un destino muy agradable, a pesar de su caótico tráfico. Además de tener la función de ciudad de paso para acceder a monumentos como Borobudur o Prambanan, Yogyakarta goza con algunos monumentos interesantes como el Taman Sari o el Palacio del Sultán. Además es muy recomendable dar una vuelta por el barrio de Prawirotaman y la calle Malioboro, repleta de comercio y restaurantes para el turista. 

 

    2. Prambanan. 

Prambanan es un conjunto de más de 200 templos hindúes que están dedicados a la Trímurti, la expresión de Dios como el Creador (Brahma), el Preservador (Visnú) y el Destructor (Shivá). El conjunto está ubicado a unos 18 km al este de Yogyakarta y es el templo hinduísta más grande de Indonesia. 

Los templos fueron construidos durante el siglo IX bajo la dinastía Sanjaya del primer Reino de Mataram, pero una inscripción fechada en el año 856 marca lo que es posiblemente su piedra fundacional. A partir del año 1991, el conjunto de Prambanan fue clasificado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Sin lugar a dudas, perderse por sus ruinas y templos es una sensación única, tal vez extrasensorial, que nos hará sentir como cualquier explorador en épocas pasadas. 

 

  3. Borobudur. 

Borobudur es una estupa budista con silueta piramidiforme relacionada con la tradición Mahāyāna, que está ubicada en la provincia de Java Central de Indonesia, 40 km al noroeste de Yogyakarta. Fue construido entre los años 750 y 850 por los soberanos de la dinastía Sailendra. El monumento es un santuario y lugar de peregrinaje budista, donde anualmente los locales celebran el Vesak. 

Se trata del monumento budista más grande del mundo y uno de los lugares con más reclamo de todo Indonesia. El monumento consta de seis plataformas cuadradas coronadas por tres plataformas circulares, y está decorado por 2672 paneles de relieve y 504 estatuas de Buda.

Se cree que el increíble monumento de Borobudur fue abandonado tras el s. XIV con el ocaso de los reinos budistas e hindúes en Java, y la conversión de los isleños al Islam, así como por las erupciones de algunos volcanes cercanos como el Merapi, uno de los más activos y peligrosos del país. Fue redescubierto en 1814 por Thomas Stamford Raffles, gobernador británico de Java. Desde entonces, Borobudur ha sido conservado mediante numerosas restauraciones. El proyecto de restauración más largo fue llevado a cabo entre 1975 y 1982 por el Gobierno de Indonesia y la Unesco, tras lo cual el monumento fue nombrado Patrimonio de la Humanidad.

Su gran reclamo no sólo viene desde el enfoque religioso, sino también desde el arquitectónico así como desde su localización. Borobudur es una construcción imponente situada en medio de la selva y arrozales, a 250 metros sobre el nivel del mar y con vistas al deslumbrante volcán Merapi. Son estos motivos lo que lo convierten en el lugar más visitado anualmente de todo Indonesia. Y por ello, su oferta ha sido ampliada. 

 

   4. Malang. 

Malang resultó ser una ciudad agradable para el descanso de los plantadores europeos de la época colonial. Por ello, todavía a día de hoy podemos observar buena parte de la arquitectura de estilo colonial, mezclando el estilo indonesio y el holandés, repartida por diferentes avenidas de la ciudad. 

Jodipan es uno de los mayores reclamos de la ciudad. Hace apenas unos años, esta aldea situada a orillas del río era una zona totalmente degradada que vivía al borde del desalojo. El gobierno local apostó por una reubicación del total de sus residentes. Sin embargo, un grupo de estudiantes de la Universidad de la ciudad tuvo la gran idea de resolver estos problemas con color e intentar evitar el desalojo. Jodipan entonces se vio envuelta en un increíble estallido de color que atrae a decenas de turistas diariamente. La imaginación lo es todo, así que hicieron una colabaración con más de treinta pintores que crearon murales, decoración con objetos reciclados colgados por las calles, y dieron color a todas y cada una de las casas.  

 

     5. Volcán Merapi. 

Monte Merapi o Marapi traducido como Montaña de fuego, es un volcán con forma cónica situado a escasos kilometros de la ciudad de Yogyakarta. Con sus 2.911 metros de altitud, es el volcán más activo de Indonesia, entrando en erupción cada 10 o 15 años. Desde 1548, ha entrado en erupción 69 veces, siendo las últimas los años 2006 y 2010. En las faldas de este enclave paradisíaco repleto de una frondosa vegetación, viven miles de personas, invadidos por carteles de evacuación, y con la incertidumbre de cuando entrará en erupción la próxima vez. En 1930 se dio una de las erupciones más intensas, dejando a su paso 140.000 personas fallecidas. 

En 2004 un área alrededor del monte Merapi fue declarada Parque Nacional. La decisión del Ministerio de Silvicultura de declarar el parque ha sido recurrida en los tribunales por habitantes de la zona. Durante la erupción del volcán en 2006 se detectó que muchos residentes se resistían a abandonar porque temían que sus viviendas serían confiscadas para ampliar el parque nacional. 

 

    6. Parque nacional del Bromo. 

El Parque Nacional de Bromo Tengger Semeru se encuentra en el este de Java, a escasos kilómetros de Malang. Es el único área protegida en Indonesia que tiene un mar de arena, el Mar de Arena de Tengger, de la que han surgido cuatro nuevos conos volcánicos. El macizo también contiene la montaña más alta de Java, el Monte Semeru con 3.676 metros, cuatro lagos y 50 ríos. El Mar de Arena de Tengger ha sido protegido desde 1919 y la zona fue declarada parque nacional a partir de 1982. 

El contraste entre la vegetación de un verde tan intenso y los surcos de los ríos de lava, así como el mar de cenizas es único. Sus locales a caballo mientras se protegen de tormentas de ceniza con pañuelos en los Warung, ver el amanecer, así como caminar por el límite del cráter en activo del Bromo, resultan de las experiencias más maravillosas de la isla. 

 

     7. Tumpak Sewu. 

Otro de los imprescindibles sobre lo qué ver en Java, sin ninguna duda es Tumpak Sewu, también conocida como Coban Sewu. Se trata de una cascada escalonada con más de 100 metros de altura que la convierte en una de las más espectaculares y peligrosas de Indonesia. La cascada es eclipsada por Semeru, un volcán activo y la montaña más alta de Java, que luce a espaldas de esta. El río Glidik es una fuente de agua de deshielo alimentada desde la montaña, y este es el flujo principal de la cascada. 

Tumpak Sewu se traduce en términos generales como “mil cascadas” en el idioma javanés. El nombre probablemente se originó debido a su aparición de muchas cascadas diferentes en una sola área semicircular.  El turismo a este lugar es proporcional a la peligrosidad de acceder al circo de la cascada, el cual debería calificarse como deporte de riesgo y es apto para muy pocas personas. 

 

    8. Pulau Merah. 

Pulau Merah es una playa y atracción turística en el distrito de Pesanggaran, al sur de Banyuwangi. Esta playa es conocida por una pequeña colina verde de 200 metros con suelo rojo ubicada cerca de la playa, la cual se puede visitar a pie cuando la marea está baja. A su vez, este suelo rojo hace que también sea conocida como Red Island (Isla Roja).

Su extensa playa de arena fina y blanca se extiende por más de tres kilómetros, justo a los pies de un frondoso bosque y palmeral que contrasta con los colores de la arena y del mar. Su agua es tibia y cristalina, un autentico placer.

Esta playa a unos 70 km de Banyuwangi es una de las más famosas de la zona, debido a su extensión y las peculiaridades de la zona. Esto ha hecho que con el paso de los años se haya convertido en un punto de interés para locales como para extranjeros. 

Contrasta ver en la playa barcas locales que salen a faenar al mar mientras los turistas se recuestan en sus hamacas cubiertos por enormes sombrillas y tomando alguna fruta de dragón o algún coco. El oleaje producido debido a su localización, atrae a decenas de surferos diariamente. 

Puede que no sea la mejor playa que verás en tu vida, pero sin embargo, resulta un buen lugar de desconexión si pretendes pasar un par de días en Banyuwangi. En las inmediaciones de la playa podéis encontrar puestos de fruta, de comida, algún que otro souvenir, baños y parking. La zona está preparada para el turismo pero no llega a estar masificado y se puede respirar una paz absoluta, lo cual es de agradecer. 

 

    9. Kawah Ijen. 

El complejo volcánico Ijen es un grupo de volcanes compuestos en la regencia de Banyuwangi.  El complejo volcánico se encuentra dentro de la caldera Ijen, que tiene un díametro de aproximadamente 20 kilómetros. El estratovolcán Gunung Merapi es la cumbre más alta del complejo.

Al oeste de la cumbre del Gunung Merapi se encuentra el volcán Ijen, que tiene un lago de cráter de color turquesa con un diámetro de un kilómetro y también resulta famoso por su peculiar e icónico “Blue fire”.  Muchos otros conos y cráteres post-caldera se encuentran dentro de la caldera o a lo largo del borde de la misma. Dentro del cráter es famosa su mina de sulfuro, a la que se hace un tour nocturno para contemplar cosas como sus amaneceres o el trabajo de los “mineros”  en esta.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba